Categorías
Casa y jardín

Piscinas prefabricadas: resistentes y rápidas de instalar


Con vistas a los días de verano (y en muchas comunidades autónomas bendecidas por una climatología de excepción, también a los de primavera), seguimos dedicando alguno de nuestros artículos a las piscinas. Si en un post anterior hablábamos de la posibilidad de instalar una piscina de obra, en este caso vamos a dar un repaso general a una de las opciones más populares: las piscinas prefabricadas.

Las piscinas prefabricadas pueden ser de dos tipos: monoblock o de acero inoxidable. Las más conocidas son las monoblock; ya sabéis, esos grandes vasos azules de material plástico que podemos ver en grandes extensiones de empresas dedicadas a su construcción. Están realizadas en poliéster y su instalación no puede ser más sencilla: tras realizar la excavación del terreno, se vierte un lecho de grava y sobre él se coloca el vaso.

Las piscinas de acero son más complejas de instalar, aunque la obra también se hace de forma rápida (en ambos casos, hay empresas que se comprometen a instalarlas en sólo una semana). En este caso, el vaso se realiza colocando varias chapas de acero inoxidable de forma que «forren» el terreno, y que van soldadas unas a otras hasta conseguir una estanqueidad total. La diferencia entre éstas y las monoblocks es que las de acero son mucho más resistentes y duraderas, lo que se nota en el precio; puede llegar a ser hasta cinco veces mayor en el caso de las piscinas de acero inoxidable.

Imagen: Royal Dolphin Group.

Una respuesta a «Piscinas prefabricadas: resistentes y rápidas de instalar»

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Con vistas a los días de verano (y en muchas comunidades autónomas bendecidas por una climatología de excepción, también a los de primavera), seguimos dedicando alguno de nuestros artículos a las piscinas. Si en un post……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.