Categorías
Casa y jardín muebles

Mobiliario de jardín, escogerlo y mantenerlo

Seguimos nuestro camino imparable hacia los días veraniegos, a pesar de que el tiempo en algunos lugares no termina de darnos un respiro. Pero lo cierto es que muchos están ya poniendo a punto sus terrazas, jardines y patios en espera de poder pasar mucho más tiempo disfrutando de ellos. En el blog hemos hablado ya de cómo escoger una barbacoa, de los suelos para exterior, de acondicionar piscinas… Pero hoy vamos a aligerar un poco el tema y a hablar de los muebles de exterior.

Lo más importante es escoger muebles de materiales que aguanten bien la intemperie. En este sentido, me refiero tanto a las estucturas como a los tapizados. El rattán, el mimbre, las fibras plásticas, los metales y las maderas tropicales son los materiales más empleados e indicados para exterior. Eso sí, también requieren mantenimiento; es recomendable secarlos cuando se mojen (a excepción del plástico, que aguanta mucho más) y si es posible, guardarlos a cubierto. Las maderas necesitan un repaso con aceite especial para protegerlas y nutrirlas de vez en cuando, y el metal pintado suele requerir de vez en cuando una mano de pintura, previo lijado (las pinturas de tipo DTM, directas al metal, son las más cómodas y prácticas).

Las tapicerías, como la del sofá que aparece al principio del post, también deben ser especiales para resistir la acción del agua y evitar en lo posible las manchas y la suciedad. Las más adecuadas son las de fibras sintéticas como el poliéster, el polipropileno o el nailon; si están estampadas, el proceso de coloración debe ser también específico. De todas formas, también os recomiendo que este tipo de muebles los coloquéis en zonas cubiertas o por lo menos semicubiertas: pérgolas, porches o similares, para evitar que terminen deteriorándose.

Imagen:
Sofá Chaise Longue de BigMat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.