Categorías
ayudas construccion Energías renovables Ministerio de Vivienda reformas rehabilitación TuManitas

Reformas y rehabilitación: el camino a seguir

El piso de un propietario al que le negaron el crédito, después de la reforma
El piso de un propietario al que le negaron el crédito, después de la reforma

Hace muy pocos días nos llegó una noticia que puede resultar estremecedora, relacionada con el mercado de la vivienda, la construcción y la venta de inmuebles. Según Europa Press, los jóvenes españoles de nuestros días deberían cobrar como media unos 3.500 euros más para poder acceder a una vivienda libre y en condiciones. Esto significa que las cosas han cambiado mucho desde que los componentes de nuestra generación (afortunada donde las haya, tal y como estás las cosas) se podían permitir el lujo de comprarse pisos, incluso sin tener pareja; estoy hablando de hace unos 13-15 años. ¿Cuál es el problema? Pues no es uno solo, sino que es una conjunción de variables: los sueldos apenas han subido en 10 años (el IPC, y gracias); la vivienda ha experimentado una subida escandalosa durante los años de bonanza económica, y ahora parece ser que está cayendo en picado; y las entidades bancarias se niegan a dar créditos, vista la precariedad laboral. Con este panorama, es muy complicado que la gente que quiere independizarse esté dispuesta a irse de casa de sus padres, por lo que el sector de la construcción ya puede seguir temblando. No merece la pena construir inmuebles que nadie va a poder comprar; esa es la realidad. Así que, de nuevo, hay que enfocar las miras de este sector hacia aquellos campos donde puedan aprovecharse sus conocimientos, experiencia y habilidad. Por supuesto, me estoy refiriendo a las reformas y rehabilitaciones. Hace unos años, mucha gente optaba por vender su vivienda y comprarse una más grande y mejor; ahora mismo, lo que los propietarios están haciendo es pedir créditos por menos dinero (más fáciles de conseguir) para reformar sus casas, y dejarlas «a todo lujo» sin hipotecarse de por vida. Para ello, los servicios de iniciativas como nuestra página web, www.tumanitas.com, son bienvenidos tanto por profesionales como por propietarios; para los primeros es una opción rápida, gratuita y con garantías para acceder a trabajos, mientras que para los segundos supone un abaratamiento considerable de los costes.

La inyección monetaria que ha supuesto el Plan E del Ministerio de Vivienda (más de 8.000 millones de euros para rehabilitar inmuebles y obras públicas), y las nuevas políticas enfocadas a la construcción sostenible, son otros de los factores que están impulsando la rehabilitación y las reformas de viviendas. Y sin olvidarnos de las iniciativas de las Comunidades Autónomas que ha apostado por mejorar incluso la oferta gubernamental. Así que es posible que estos momentos de crisis en la construcción puedan ser aprovechados por empresas y profesionales para orientar su camino hacia nuevas posibilidades, mediante la formación específica y la especialización. Esperemos que así sea; nosotros, desde TuManitas, hacemos esta apuesta hacia el futuro.

Categorías
construccion Ministerio de Vivienda prensa rehabilitación TuManitas

El Gobierno atribuye la crisis a la construcción

El Debate sobre el Estado de la Nación, una vez más, ha levantado ampollas. El lamentable estado en el que se encuentra la economía mundial, y muy especialmente la de nuestro país (con un número de parados que se acerca peligrosamente a los cinco millones y expedientes de regulación de empleo a la orden del día), ha sido el centro de unas jornadas que no han dejado a nadie indiferente. Y una vez más, el sector de la construcción ha protagonizado el epicentro de la discusión, siendo identificado como protagonista de todos los males en los que nos vemos atrapados. Sin ánimo de discutir de política, hemos de reconocer que la bonanza económica en la que nos vimos inmersos hace unos años tuvo como repercusión el crecimiento de la construcción y el alza de los precios de la vivenda hasta límites insospechados; era cuestión de tiempo que la famosa «burbuja» estallara y nos viéramos sumergidos en una situación hasta entonces impensable. La construcción, como consecuencia, ralentizó su ritmo hasta el extremo que muchas empresas desparecieron, dejando una enorme cantidad de parados. Actualmente la solución es complicada, pero las iniciativas están siguiendo el camino de la rehabilitación, como en muchas ocasiones hemos comentado en este blog. Tanto en la Feria Construmat 2.009 como desde diferentes departamentos de los ministerios se insiste en incentivar la rehabilitación como medio para reinsertar en el mundo laboral a todos los profesionales que han perdido su trabajo. Las subvenciones para rehabilitación de viviendas y la formación son las claves para que estas iniciativas salgan adelante; desde TuManitas las apoyamos y fomentamos, intentando servir como un medio más para que tanto los profesionales como los particulares se pongan en contacto y se lleven a cabo el mayor número de acuerdos laborales posibles.

Por otra parte, el presidente del Gobierno anunció una medida que está causando una auténtica polémica: para dar salida al stock de viviendas sin vender, reactivar el alquiler y fomentar la compra en el sector, anunció que en el año 2.011 se suprimirá en parte la deducción en el IRPF para la compra de nuevas viviendas; sólo las rentas inferiores a 17.000 euros mantendrán esta deducción, que se irá reduciendo hasta desaparecer con las rentas superiores a 24.000 euros. De esta forma, dijo, «el mercado se podrá reactivar durante los próximos meses para liberar el parque inmobiliario de pisos vacíos y sin vender o alquilar». Otra medida de gran calado, en este caso muy positiva y enfocada a evitar que continúe la pérdida de empleo, será la rebaja de 5 puntos en el impuesto de sociedades para las PYMES que incrementen sus puestos de trabajo.

Evidentemente, la situación es muy complicada y son necesarias medidas drásticas para atajarlas; ahora habrá que ver si estas medidas son realmente eficaces o, por el contrario, no consiguen arreglar las cosas, sino empeorarlas una vez más para la deteriorada clase media de este país.

Las nuevas medidas pretenden incentivar la compra para dar salida al stock de viviendas acumulado
Las nuevas medidas pretenden incentivar la compra para dar salida al stock de viviendas acumulado
Categorías
ayudas construccion Ministerio de Vivienda reformas rehabilitación subvenciones TuManitas vivienda sostenible VPO

Rehabilitación de viviendas: hacia un nuevo concepto en construcción

El boom de la construcción en España, ligado directamente a la bonanza económica que se vivió en la CCE durante unos cuantos años, nos llevó a una serie de tendencias y políticas encaminadas a construir cuantos más inmuebles nuevos posibles, con el objeto de ampliar el parque de viviendas en España. Una de las consecuencias directas de estas actuaciones fue el abandono de la rehabilitación de las viviendas más antiguas, excepto en casos de necesidad. En resumen: la buena situación financiera hacía que la gente, en lugar de reformar o arreglar sus pisos, directamente los vendiera para comprarse otros nuevos. La situación alcanzó tal magnitud que durante el año 2.006 llegaron a construirse la friolera de casi un millón de viviendas nuevas, frente a la cifra de 150.000 que está en las previsiones para este año 2.009. Esta tendencia se ha revelado fatalmente errónea por parte de nuestro país, frente a las actuaciones mucho más lógicas de otros pertenecientes a la Comunidad Económica Europea. Por ejemplo, el caso de Alemania, en donde las obras destinadas a arreglar edificios ya existentes rondan el 62% frente al 37% de la nueva construcción. En España, el porcentaje que supone la rehabilitación en el sector de la construcción es de un triste 24%, frente al 41% del resto de la Unión Europea. Estas cifras nos dan una idea de la situación en que se encuentra el sector en nuestro país, y de la oportunidad que supone para inyectarle una buena dosis de optimismo y oportunidades laborales. En este sentido, parece ser que los poderes políticos se han puesto las pilas (o tienen la intención de ponérselas), estableciendo para los próximos años políticas encaminadas a financiar o subvencionar la rehabilitación de edificios. A través del Ministerio de Vivienda, nos encontramos dos líneas generales de actuación: los 110 millones de euros que destinará el Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo a financiar la rehabilitación en viviendas y espacios urbanos, y el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2013, con ayudas para la rehabilitación aislada de edificios y viviendas, y la rehabilitación en barrios degradados, centros históricos, centros urbanos y municipios rurales. Aparte de los 2.000 millones de euros que se aportarán en forma de subvenciones directas, hay que contar también con la financiación establecida a través del ICO (acerca de ambos temas hablamos en anteriores entradas de TuManitas.com). La producción efectiva de capital se espera que alcance los 4.200 millones de euros, eso sin contar con los cerca de 100.000 puestos de trabajo que generará esta nueva política, que pueden llegar a los 300.000 si se cuenta con la movilización de los capitales privados. Para TuManitas.com la noticia no puede ser más bienvenida, ya que desde el principio apostamos por la rehabilitación y las reformas como medio para incentivar el desarrollo de las empresas de construcción en nuestro país, y como la mejor manera de recuperar el parque inmobiliario actual. Esperemos que todas las medidas tengan efecto y podamos ver cómo el sector de la construcción en España se adecua al del resto de la Unión Europea, estableciendo una gestión del suelo mucho más coherente, lógica, rentable y sostenible para todos.

Categorías
ayudas Ministerio de Vivienda presupuestos Reformar Piso reformas Reformas baño Reformas cocina rehabilitación seguridad subvenciones

Ayudas y subvenciones para la rehabilitación de edificios y viviendas

Hacer mejoras necesarias en las viviendas o el inmueble en el que se encuentran no tiene por qué suponer la “ruina” de los sufridos propietarios. Existen subvenciones que el Ministerio de Vivienda financia para poder llevar a cabo dichos trabajos de rehabilitación, siempre que se cuente con unas condiciones mínimas para poder solicitarlas. Las condiciones pasan en estos casos por que las fincas tengan una determinada antigüedad (un mínimo de 15 años), y también suelen estar sujetas a los ingresos con que cuenten las familias propietarias o arrendatarias, y a las propiedades que tengan en su haber. Las subvenciones para rehabilitación de los edificios deben estar solicitadas por las comunidades de propietarios y los vecinos deberán presentar una serie de documentos, como el Certificado de Empadronamiento, el Impuesto sobre la Renta del año anterior y las escrituras de propiedad; los trabajos estarán encaminados a la adecuación estructural (para garantizar que el edificio es seguro) y funcional (para proporcionar condiciones de acceso, aislamiento, redes generales…) de los inmuebles. En cuanto a las viviendas, se subvencionará su adecuación a las condiciones de habitabilidad en cuanto a superficie útil, distribución, instalaciones, aislamiento, seguridad… Incluso se contempla la ampliación del espacio, dependiendo del planteamiento urbanísitico, de hasta 120 m2 útiles. Los requisitos para solicitar las subvenciones varían según los casos. Tanto los edificios como las viviendas deben tener un mínimo de 15 años de antigüedad (excepto si es para suprimir barreras arquitectónicas) y ser adecuados estructural y funcionalmente para la rehabilitación a realizar. En cuanto a los destinatarios, pueden recibir ayudas todos los usuarios de las viviendas, sean propietarios o arrendatarios, así como las comunidades de vecinos. Para los edificios, al menos el 60% de los usuarios debe contar con unos ingresos familiares inferiores al SMI (Salario Mínimo Interprofesional) multiplicado por 5,5; y para las viviendas, no deben superar el SMI multiplicado por 3,5. Las ayudas pueden obtenerse en forma de préstamos cualificados que cubran el total del presupuesto (para la rehabilitación de edificios se puede acceder a los préstamos cualificados aunque el 60% de los vecinos no cumpla los requisitos de ingresos familiares), o como subvenciones. En el caso de los edificios, se puede optar por una subvención máxima por vivienda de entre 1.240 y 3.720 €, y para las viviendas, por una ayuda de entre el 25% y el 35% del presupuesto, con un máximo de entre 2.480 € y 3.720 €. La tramitación y aceptación de solicitudes son competencia de las Comunidades o Ciudades Autónomas donde estén ubicados los inmuebles, a quienes hay que dirigirse para solicitar las ayudas o los préstamos. Toda la información sobre el tema se puede encontrar en la página web de ayuda de TuManitas: Subvenciones y Ayudas para la Rehabilitación de Viviendas

Categorías
Internet

Economiadomestica

EnconomiadomesticaEl sector de la construcción también está afectado con los problemas económicos que se están dando y cuando se requieren algunas reparaciones en casa, tenemos la tentación de olvidar hacerlas por los altos precios del mercado y solo queda esperar hasta ahorrar unos cuantos euros.
Afortunadamente hoy el mercado se ha innovado gracias a TuManitas, que es la alternativa ideal para la construcción y trae una serie de beneficios para los que buscan la mejor combinación entre servicio y precio y para aquellos que desean encontrar un trabajo y ganar clientes.
Así que si piensas en realizar algún tipo de arreglo en casa y ahorrar para otros gastos, TuManitas.com te ayudará a conseguir los mejores precios del mercado desde la comodidad del hogar con un solo Click!
Es muy simple de usar, sólo se necesita registrarse e ingresar a la web de TuManitas y publicar el trabajo que se desea con la mayor cantidad de detalles posibles para poder recibir el presupuesto más exacto. Luego se recibirán las ofertas de los profesionales que revisaron la publicación y como todos pueden verlas, más manitas querrán el trabajo y los precios bajarán.
Y si se desean ofrecer servicios es igual de sencillo, se buscan las ofertas por especialidad, se ofrece el presupuesto y a trabajar. Para lograr mayor confianza y ganar clientes se pueden subir fotos de proyectos anteriores y las recomendaciones de otros usuarios.
Las categorías son amplias, hay trabajos de reformas, albañilería, electricidad, pintura, carpintería metálica, carpintería de madera, fontanería, gas y calefacción, limpieza, mudanzas, transporte, entre muchos más.
Sin duda es una gran opción y vale la pena probarla.

Ver articulo

Categorías
Carpinteria de Madera construccion Madera Materiales

Casas de madera: ¿una alternativa?

Todo aquél que dispone de un terreno y tiene intención de construirse una casa (bien sea una pequeña cabaña, un chalet o una mansión) conoce lo complicado que es el mundo de los permisos y la calificación del suelo urbano. En muchas ocasiones, los terrenos tienen la calificación de rústicos, y por lo tanto en ellos no puede construirse inmueble alguno (salvo que, por ejemplo, se trate de una explotación ganadera con un mínimo de cabezas de ganado). En algunas comunidades autónomas, la opción de construir o no depende de la extensión del terreno. Por estos motivos, en ocasiones los propietarios buscan opciones para poder levantar un inmueble en sus terrenos sin que se trate de una construcción ilegal. Una de las opciones que surgió hace varios años es la de las casas prefabricadas, sobre todo en madera. El concepto “prefabricada” suele ir asociado a “móvil”, por lo que mucha gente piensa que realmente puede construirse una casa prefabricada en cualquier terreno. Nada más lejos de la realidad; la mayor parte de estas viviendas se levantan sobre cimientos de hormigón, con lo que automáticamente se transforman en inmuebles (no-móviles). Sin embargo, estas construcciones cuentan con muchas ventajas: se levantan con gran rapidez, son mucho más económicas y, al tratarse el nuestro de un país templado sin grandes cambios de temperatura (si exceptuamos climas extremos, por supuesto, como la alta montaña), están realizadas de manera que resultan totalmente aislantes y confortables. La gran mayoría son de madera, aunque actualmente hay muchos modelos combinados con tabiques ligeros, yeso, ladrillo, cemento, etc.; aparte de los modelos estándar de que disponen todas las empresas, muchas de ellas ofrecen la posibilidad de construir diseños personalizados para cada cliente. Algunas de estas casas pueden llegar a resultar incluso más caras que una casa convencional, dependiendo de la empresa constructor, el tamaño y el diseño; sin embargo, la gran mayoría son mucho más asequibles. Se pueden encontrar casas de madera en diseños estándar desde 700 €/m2 e incluso menos. Esto supone que, en tiempos de crisis, muchos propietarios de terrenos en los que tienen intención de construirse una vivienda no tendrían por qué renunciar a ella; sólo hay que cambiar un poco el chip para aceptar que hay otras alternativas diferentes al ladrillo. A los profesionales de las reformas también les puede resultar un campo interesante hacia el que dirigir sus pasos; no hay que olvidar que estas viviendas llevan también sus sistemas de fontanería, electricidad, calefacción, etc. Para más información, conviene acudir a las páginas web y catálogos de los constructores; aquí facilitaremos algunos, pero la oferta es mucho más amplia. www.casasricci.comwww.confortpanelhouse.comwww.hausfinland.comwww.abs.es