Categorías
decoración

La ropa de cama en verano

En verano sufrimos un verdadero calvario a la hora de dormir. Las sábanas se pegan, tu pareja tira de ella porque ahora le viene el frío. Tú sudas pero luego quieres un poquito de manta, no vaya a ser que te coja un resfriado de verano. Al final nos pasamos la noche batallando con las sábanas. La quiero, no la quiero…como cuando deshojabas margaritas.cama

Os damos unos cuantos consejos para vestir la cama en verano. Siempre aunando comodidad y estilo. Toma buena nota para que dormir, vuelva a ser un gran placer.

El eterno material, el algodón

Durante el verano, lo mejor es cubrir la cama de algodones. Ya sabéis a lo que nos referimos, utiliza este material tanto como puedas. Es perfecto porque no te hace sudar y es muy fresco. Por otra parte, ten bien a mano unas cuantas mudas, recuerda que en verano sudamos mucho más y necesitarás cambiar las sábanas dos veces por semana. Así mejoraras la ventilación de tu cama, la limpieza y barrerás la incomodidad.

Por su parte, la colcha también es mejor comprarla de algodón. Seguramente le des poco uso, pero cuando la necesites será la textura que tu cuerpo busca.

Estampados y colorines

Es fundamental en verano rodearse de colores alegres. No solo por la sensación de bienestar que aportan a los días soleados, sino también, porque son más refrescantes. La vista es fundamental para engañar al cerebro. Y es que muchas veces, la psicología vence al ventilador. Engalana tu habitación con colores azulados y verdes, crearán una falsa sensación de frescor. Además no recargues el ambiente demasiado.

Por otro lado presta atención a los estampados, ellos también nos crearán falsas sensaciones. Por ejemplo, los recuerdos que afloran cuando ves un estampado marino, no son los mimos que si es uno inspirado en el desierto. Recuérdalo, te será de gran ayuda para acicalar tu casa en verano. No olvides los estampados floridos, están muy de moda. Verdes y rosas claros serán la mejor elección.

Categorías
Casa y jardín

Evita encontrarte un cementerio de plantas después de las vacaciones

El calor hace estragos en las plantas, lo sabemos bien…has estado todo el año viendo crecer, regando con esmero y observando cómo florecen tus flores. Has trabajado y puesto dedicación en ello, sin embargo ahora llega el verano, y tus plantas se están poniendo cada vez con peor pinta. ¡Temes que en cualquier momento, tu casa se convierta en el cementerio de muchas de ellas! Pero no te preocupes, hay solución para todo.plantas

Vigila el termostato

El gran problema de tus plantas es la temperatura, una vez que sube, la tierra comienza a secarse y con ello las hojas caen. No es que le eches poco agua, es el calor ambiental lo que las está matando. Por ello vigila el termostato de tu casa, una vez que la temperatura ambiente sobrepasa los 25 grados, las plantas comienzan a resentirse.

Mucha sed

Debido al calor, los nutrientes de tu planta caen bajo mínimos y se resecan. Para evitar los efectos y contrarrestarlos, riega tus plantas con más frecuencia. Lo mejor es que les des de beber cuando la temperatura todavía esté baja. A primera hora de la mañana y a última de la tarde. ¡Ojo!, de la tarde, por la noche no es nada recomendable ya que debe realizar diferentes procesos que con un exceso de humedad les es más complicado. A mayores, debemos pulverizarlas. Es una parte muy importante pero pocos la llevan a cabo.

Nada de sol

Es verdad que las plantas viven gracias al sol, pero en verano su fuerza es demasiado desgarradora para su delicada naturaleza. Si la luz del sol les da directamente, ya puedes ir despidiéndote de ellas porque las quemará por completo. Observa como incide el sol en tu casa y muévelas a lugares, en donde tengan luz pero no estén en contacto con él.

Vacaciones

Este es el gran problema, sabes que cuando vuelvas de vacaciones tus plantas ya no seguirán vivitas y coleando. Parece que la mejor solución es llenarlas a rebosar para que tengan agua, pero sabes de sobra que no. Con ello, solo lograrás encharcarlas y que mueran. Existen unos geles para depositar encima de la tierra, este se va deshaciendo progresivamente e hidratando a la planta

Categorías
decoración

Viste tu casa con ropa de verano

Llega el verano, los vestidos frescos, los pantalones cortes y los hombros al aire pueblan nuestras ciudades. Necesitamos airearnos y sentir comodidad en nuestras propias carnes. Por eso, es muy importante que ese frescor se transpire también en el hogar. Nuestras casas, al igual que nosotros, varían de ropa con la llegada de una nueva estación. En invierno los sofás se llenan de mantas y se adorna todo con arbolitos y motivos navideños. Por tanto el verano, la deseada estación no podía ser menos. Renueva tan sólo un poco la decoración de tu casa, y verás que bien le sienta al cuerpo. La mejor manera es vistiéndola con tejidos refrescantes y nada pegajosos. No hay nada peor que llegar a casa, con el sofocante calor exterior sudando por nuestros poros y encontrar un invernadero soporífero. Sentarse en el sofá se convierte en una tortura para tu mojada espalda, una manta cerca puede hacer estragos en cualquiera…verano

Utiliza tejidos ligeros

Este es el mandamiento principal, los tejidos livianos y ligeros en verano producen una grata sensación. Ver las cortinas ondearse por la ligera brisa que entra es maravilloso, deshazte rápidamente de esos cortinones invernales que convierten a tu casa en la sauna del gimnasio. No es un gasto elevado, unas cortinas sencillas, coloridas y de materiales frescos ayudarán mucho a cambiar el clima interior.

Otro punto a tener muy en cuenta es el sofá, si puedes cambiarlo durante el verano mejor. Si no entra dentro de tu presupuesto cúbrelo con fundas a medida de algodón, es un tejido que traspira y muy cómodo al contacto. Recuerda que la piel sufre mucho en esta época, se seca y estropea. Para contrarrestarlo, rodéate de algodón, será tu gran aliado.

Por otro lado deja que el aire fluya en tu casa, para ello, abre el salón. Vacíalo de elementos que ahora sobran, aparta sillones o pufs y déjalos en el trastero. También puedes quitar algunos cojines, te incomodarán a la hora de sentarte y pasarás menos calor si no te rodean. Los que dejes, enfúndalos en nuevos tejidos.

Categorías
decoración

¿Cómo sobrevivir a la vuelta de vacaciones?

El verano ha llegado, y con él, las tan deseadas vacaciones. Ahora es tu momento, aprovecha para descansar, relajarte, tomar el sol y disfrutar al máximo. Mientras tanto nosotros te acercamos alguna idea para que no dejes pasar la oportunidad de llenar tu casa con adornos vitales y llenos de energía. ¿Por qué no plasmar parte de las vivencias y de estos días tan fabulosos en la decoración de tu hogar? Claro que sí, estamos en la época idónea para hacerlo y no requiere mucho esfuerzo. Tan sólo, colocar algún objeto sencillo y original que te lleve a los lugares visitados cuando ya no estés disfrutándolos.

botella arena

Te proponemos unas cuantas ideas para aquellos que aman el mar, aunque no tengan la suerte de vivir junto a él. Si sólo lo puedes ver unas pocas veces al año, con esta decoración lo plasmarás y recordarás todos los días. Evocar recuerdos en las estancias, es lo que hace de una casa un hogar.

Centro de mesa

El material que necesitaremos serán unas pocas conchas, caracolas marinas y arena. Esta última la venden en casi todas las tiendas de decoración, las hay de muchísimos colores. El mejor sin duda, el amarillo intenso o el azul, que contrasta y acompaña los objetos marinos. Aunque, qué mejor manera de recordar, que traerla tu mismo de la playa.

Lavabo y Bañera.

Utiliza los mismos elementos pero ahora en tu baño, disfrutar de una vista marina, relaja la mente. Coloca las conchas junto a la bañera, o en sus bordes. Puedes introducir unas cuantas estrellas de mar en un recipiente profundo y transparente; añade arena y unas cuantas velitas. El resultado será perfecto.

Recibidor.

Es lo primero que vemos al entrar en casa, por lo que no sólo para ti será un disfrute. Tus invitados se empaparan de tus vivencias y viajes, al imprimir tu carácter en los objetos decorativos. Utiliza caracolas grandes y vistosas, una bandeja natural será el perfecto recipiente.

 

Categorías
decoración

Los imprescindibles del verano

electric-fan-414575_1280

Acaba de llegar el verano y, con él, el calor. Normalmente, todo el mundo está deseando que llegue porque llevamos menos ropa, los días son más largos, vamos a la playa, a la montaña… Sí, es genial, sin duda. Pero seamos realistas, no todo son ventajas. Todos los veranos acabamos quejándonos de las inclemencias de esta estación. Por eso, queremos compartir con vosotros, tres imprescindibles para que nada pueda malograr tus deseadas vacaciones o tus ratos de ocio en la terraza de casa.

Mosquiteras

El mosquito y otros insectos o bichos nos pueden amargar la existencia estival. Planea tu defensa llamando a un carpintero metálico para que te fabrique e instale unas mosquiteras a medida. Será una inversión más que rentable. Podrás tener las ventanas y puertas de terrazas y patios abiertas creando corrientes de aire sin temer el ataque de cualquier bicho volador. No podrás pasar ni un verano más sin ellas.

Si, además, las complementas con cualquier planta antimosquitos (albahaca, citronela), el efecto será demoledor.

Ventiladores

En caso de que, cuando llevas cerca de veinte días sufriendo bajo altas temperaturas, te sigas ngando a instalar un aire acondicionado porque aún recuerdas el catarro que cogiste por dormir la siesta con el aire enchufado años atrás, no padezcas más. Coloca un ventilador de pie a una distancia prudente y deja que su suave brisa mitigue tu calor. Están en boga los ventiladores de techo que cuentan con la ventaja de que su radio de influencia abarca toda la estancia en mayor o menor medida. Por tanto, mantienen el ambiente fresco pero no enfría.

Materiales

No te importe gastar algo más de lo estimado en tu presupuesto en sábanas de algodón 100%. Su tacto es más agradable y al ser transpirable aleja la humedad más que las que incluyen poliéster en su composición. El mismo consejo te cedemos para los textiles relacionado con cojines, fundas de sofá, protectores de sillas de exterior, etc.

Apuesta por los materiales plásticos o de PVC para tu mobiliario exterior. No sacrificarás el diseño porque hay en el mercado una gran variedad de estilos, en cambio, agradecerás que sea fácilmente lavable ya que la suciedad fluye como de la nada en verano.

Ahora ya puede disfrutar del verano hermoso.