Categorías
bricolaje

Hazte una bandeja para el portátil

bandeja portatilTodos sabemos lo incomodo que resulta para tus piernas el uso del ordenador portátil. Estar unas horas sosteniéndolo sobre tu regazo se puede convertir en la peor de las torturas. El calor que desprende, es inhumano, sobre todo en estos tórridos días. Por ello si tu economía no te permite comprarte unas de esas bandejas, que se venden en las tiendas de tecnología, nosotros te proponemos que la crees tú de una manera muy económica. Además, de este modo podrás personalizarla, ya que las que suele haber en el mercado son muy grises y serias. Tu circulación y tus piernas te lo agradecerán, así que allá vamos:

Materiales necesarios:

Tabla de madera, grosor aproximado 1 cm.

Almohadilla o espuma de relleno de cojines.

Tela al gusto

Pegamento

Grapadora

Tijeras

Pintura (Opcional)

Paso a paso:

Coge la tablilla de madera y dibuja el contorno para recortarlo, ten en cuenta el tamaño de tu ordenador. Prueba a ponértelo encima de las piernas para ver qué medidas te son más cómodas. No olvides dibujar un asa en la parte superior central, así podrás llevarlo contigo más fácilmente. Ahora corta la madera según la silueta marcada. Antes, puedes pintarlo del color que elijas o dejarlo como está.

Ahora recorta la espuma de cojín con unas tijeras, recuerda hacerla un poco más pequeña que la tabla. Es el momento de recortar la tela, deja que sea más grande que el cojín, aunque tampoco en exceso porque te quedará floja.

Posteriormente tenemos que unir la tela con la espuma, para crear el cojín. Envuélvelo y usa la grapadora para fijarlo bien, solo debes grapar por una zona. Para hacer un buen remate y si eres muy manitas, puedes coserlo, el acabado será mejor. Pero de nuestra forma, es sencillo y puede hacerlo cualquiera con algo de maña. Además la parte grapada no se verá.

Finalmente solo queda pegar el cojín a la tabla, con un fuerte pegamento será suficiente. Para más seguridad, ponle unas fijaciones y déjalo que repose toda la noche. Al amanecer, tendrás tu tan querida bandeja, para dejar de sentir el sofocante ventilador en tus piernas.

 

Categorías
decoración

El futuro ha llegado

El futuro ha llegado, no ese en el que los coches volarían ni en el que tendríamos monopatines aéreos…no, el futuro ha tirado por otros derroteros que no imaginábamos. Las casas ambientadas en cualquiera de las películas de ciencia- ficción, hoy son una realidad. La domótica está a nuestro servicio y se ha instalado en casas corrientes. Aun no se ha extendido su uso, pero todos sabemos que es cuestión de tiempo y de que se normalicen los precios. Porque, ¿a quién no le gustaría tener una casa inteligente y moderna?

moderna

Luces que se encienden solas, y se aclimatan según tus gustos. Persianas automáticas que detectan los cambios climáticos para cerrarse, en caso de granizada o tormenta. Sensores que conocen tus preferencias y habitúan la temperatura deseada. Miles de opciones, todas personalizables, para tener una casa única. En donde poder olvidarse de pequeños chismes y rutinas. La casa los hace por ti, y a ti solo te queda el confort de la tranquilidad.

Además de la seguridad que otorgan: vigilancia de intrusos mediante sensores, detectores de humos y de desperfectos, clave automática para quien se olvida la llaves dentro, corte de electricidad y otras energías para periodos prolongados…Ya no tienes que ser tú, el que se encargue de nimiedades. Todo, para que tus prioridades en la vida no sean acordarse de cerrar la llave del gas.

Por si esto fuera poco, el ahorro económico y ecológico es brutal. La domótica se encarga de reducir los gastos energéticos, prolongando la vida de las bombillas, lo que se traduce en una reducción de las facturas a la mitad.

Para la decoración puedes usar la que más te guste, pero que mejor que crear un diseño innovador, que vaya a la par con la tecnología. Para conseguirlo, sólo has de seguir las pautas del minimalismo. Crear la casa de tus sueños, no es tan difícil. Nosotros te ayudamos. Además, la domótica es cada vez más asequible para el ciudadano corriente, y la calidad de vida que ofrece es maravillosa. Con tan sólo decirte que programa la lavadora para que se ponga ella solita…dentro de poco, quizás también nos tienda la ropa.