Categorías
decoración

Pros y Contras de vivir en un loft

loft¿Vivir en un loft? Muchos se sienten muy atraídos por este concepto. Es una vivienda con un diseño diferente y sinónimo de vanguardia. A pesar de los muchos años que tienen, allá por los 50 comenzaron a hacerse famosos en EEUU, el adjetivo que lo representa sigue siendo moderno. Si eres un indeciso, y te estás replanteando mudarte a un loft…te aportamos una lista con los pros y contras de vivir en uno.

Pros

Amplitud, sin duda este es su gran fuerte. No importa que los metros cuadrados sean escasos, su diseño abierto crea una falsa sensación de grandeza. Nuestros cuerpos no se sienten encerrados entre cuatro paredes, hay una verdadera sensación de libertad.

Luminosidad, desde luego este es otro de sus pros. Los loft eran antiguas fábricas cuando se abrieron al público general, tenían ventanas altas y estaban poco ventilados. Sin embargo hoy rezan otro cántico, las ventanas cubren gran parte del espacio. Esto suma amplitud, ya que se entremezcla el ambiente exterior con el interior.

Contras

Suben las facturas. Esta es una realidad que pocos dicen, pero tan cierta como que el cielo es azul. Los techos de los loft suelen ser elevados, no tienen la medida estándar de un piso común…por lo que, calentar tu casa te costará un poquito más. Añadido a esto, los grandes ventanales juegan un papel a dos bandas. Son un doble filo porque dan más luz, pero también trasmiten más calor en verano. A mayores ventanas, más luz solar entrará y por tanto, en verano tendrás más calor. Sin embargo, si el loft está bien aislado y tiene buenos cristales, este contra no tendrá que preocuparte.

La decoración. Si no eres un buen decorador, no te metas en camisas de once varas. Decorar un loft no es complicado, pero sí resulta algo más tedioso. Hay que saber delimitar los espacios pero sin perder la armonía. Es decir, debemos separar y crear ambientes diferenciados, pero que se equilibren en conjunto.

Categorías
decoración

Cómo decorar un loft y no morir en el intento.

Los lofts surgieron allá por la década de los 50, en New York, cuando debido al abandono de algunas fábricas y a los altos alquileres, artistas y estudiantes comenzaron a instalarse en ellos. Aunque sería bastante más tarde, cuando empezaría a normalizarse su uso como apartamentos.

loft

Muchos son los que se han sentido seducidos por su estética, jóvenes-adultos que quieren un hogar diferente y moderno. Sin embargo, en muchas ocasiones no saben donde se meten; decorar un loft no es en absoluto una tarea sencilla. La planta es completamente abierta, sus techos altos y los grandes ventanales pueden dejar a uno amilanado. Pero, para eso estamos nosotros, unos pequeños consejos resolverán esos dilemas que perturban tu mente.

Primeramente antes de achicarte con la amplitud que ves, y en donde cada paso que das, es un resonar de ecos; has de organizar tu espacio. Acota las zonas, crea fronteras entre lo que sería cada habitáculo pero sin entorpecer las vistas. Una buena forma de delimitar los espacios es el uso de alfombras para cada zona.

La pintura también será tu aliada en esta materia. Elige un buen fondo de color para la pared, mejor que sea neutro y ahora añádele diversidad en cada una de las estancias. Por ejemplo, pinta una pared diferente, coloca en otra algo de mampostería… este truco es infalible, ya que consigue crear fronteras visualmente.

Además, tus muebles han de actuar como paredes, colócalos de manera que cierren los espacios. Pero siempre utilizando el mismo estilo decorativo, no queremos que tu casa parezca que está dividida en diferentes parcelas. Aúnalo todo.

El mejor diseño que puedes usar es el oriundo, es decir, mantén la esencia de los loft aproximándote al estilo industrial. Conserva las columnas de hormigón, los techos de obra y aporta tu mismo una decoración moderna. Puedes hacer originales lámparas con tan solo un cable y una bombilla, dale un toque informal. No confundir con chapucero, ya que todo tiene que estar bien pensado.

Otro diseño muy recurrido en este tipo de apartamentos, es el minimalismo con su triunfal contraste blanco-negro. Y si prefieres crear un nidito de amor, también pega a la perfección el estilo nórdico.

Categorías
Pisos Pequeños

No hay por qué quejarse, el tamaño es lo de menos.

Así es queridos lectores, el tamaño no importa en absoluto a la hora de crear un hogar bonito y acogedor. Hay que saber sacar provecho de lo que uno tiene, y los protagonistas de hoy son unos eruditos en esta materia. Han conseguido crear, de un piso imposible de amueblar una obra magna de ingeniaría milimétrica. Como si de un lego se tratase, los dueños han ido encajando cada estancia mediante agudos artificios. Para tan ardua tarea han tenido que tirar de ingenio, logrando construir un apartamento con encanto, de lo más curioso.

piso curioso

Al observar la panorámica de pisito lo primero que salta a la vista es el gran espacio que hay. Y ¿cómo es posible que con un tamaño de veinticuatro metros cuadrados este loft parezca tan amplio? Pues con mucha perspicacia y una gran idea. Los dueños del habitáculo se han inspirado en la funcionalidad de los barcos, aprovechando cada espacio han llenando las paredes de muebles interiores y puertas correderas.

La cocina está completamente oculta en el interior de la pared de hormigón, mediante una pequeña presión, todos los electrodomésticos aparecen como por arte de magia. La mesa del comedor es una pulida tabla de madera colocada verticalmente en el hueco de una ventana, al bajarla, los comensales disfrutan de unas «espectaculares vistas». Todo está pensado al dedillo, el pequeño zulo se transforma ante tus ojos en una maravillosa estancia

La cama está bajo un banco de madera que hace las veces de sofá. Justo detrás, una cristalera consigue que visualmente el interior se funda con el espacio exterior, simulando mucha más amplitud de la que puede presumir. Al atravesar la ventana, unas escaleras dirigen a la azotea. Aquí, el colofón final, una magnifica terraza chill out con Barcelona como telón de fondo.

Por tanto, ¿quién dijo miedo? Yo alzaría la mano de primera si me viese ante la situación de hacer habitable este trozo de hormigón. Cualquiera se amilanaría, sin embargo es de admirar lo que han conseguido estos inquilinos. No sólo han realizado lo que parecía inviable, sino que lo han sobrepasado, dando lugar a un sitio de los más chic y elegante.