Categorías
decoración

Mesas de centro de urgencia

chair-14010_640¡Horror! Me acabo de mudar de casa y en el traslado se ha roto en mil pedazos mi mesa de centro. No tengo nada sobre lo que poner un mísero vaso de agua. No me quiero precipitar comprando la primera baratija que me encuentre en el centro comercial para luego tener que gastarme más dinero comprando otra más acorde con mis gustos y la decoración de mi salón.

Pongamos la maquinaria en marcha, a ver qué se nos ocurre. Miro y remiro los objetos repartidos por toda la casa en un desorden total y, tras una hora, ya lo tengo. He encontrado tres cachibaches que me servirán para sacar una mesa de la chistera. Sólo tengo que encargar un tablero de madera o cristal de dimensiones medias. Otra decisión que se avecina es la forma del tablero. Cuadrado o circular, con esos sé que no fallo, pero me apetece algo diferente. Tal vez me atreva con una mesa triangular o hexagonal.

Si no tienes, hazte con una pistola de silicona caliente para pegar el tablero a la base. Acabará siendo un utensilio imprescindible en casa.

El presupuesto no es nada elevado, así que antes de comprar, revisa lo que tienes por casa para poder reciclarlo de algún modo interesante.

Revistero

Me he acordado del revistero de madera en forma de tijera que llevo siglos sin usar, pero tampoco me he decidido a tirarlo. Lo pintaré de algún tono verde y le pegaré encima el tablero con la ayuda de mi pistola de silicona. Estoy deseando verlo.

Banqueta

Usaré una de las banquetas bajitas de la mesa de la cocina somo soporte del tablero. Me quedará un poco más alta pero igual de práctica. Si tengo tiempo, aprovecharé para pintarla o para darle otro aire pegando trozos de las revistas utilizando la técnica del découpage. Qué gran idea.

Libros

Antes de que mi enciclopedia por fascículos pase a mejor vida, hará su última tarea. Pegaré unos a otros con un pegote de silicona apretando con fuerza y adheriré encima el tablero. Jamás había pensado en la posibilidad de disfrutar de una mesa cultural.

Categorías
decoración

Libros que se mantienen solos

Muchas veces queremos decorar nuestros estantes con libros, pero ¡ah! tremendo error, no los hemos puesto pegados junto alibros una pared. Esto nos obliga a tener que comprar apoya libros, así poder mantenerlos en vertical. O a utilizar otros libros en horizontal. Esto es buena idea, pero hoy te traigo una mejor, para que tus libros luzcan de una forma muy diferente. Parecerán que se mantienen solos, lo que afirma un ambiente ordenado y libre de objetos excesivos. Además del truco visual que crea.

La idea es muy sencilla, los pasos todavía más. No pierdas ojo, porque te encantará.

 

 

Elementos necesarios:

  • 2 libros que puedas estropear, ya que más bien necesitaremos sus tapas
  • Pegamento
  • Tablilla de madera
  • Tablilla metálica en ángulo
  • Cúter

Paso a paso:

En primer lugar coge los libros que has elegido, ábrelos y usa el cúter para cortar las paginas. Lo que pretendemos es dejar el libro sin hojas, sólo queremos las tapas. El libro tiene que quedarse intacto, la manera de hacerlo, es ir cortando con el cúter la zona donde nacen las paginas. Con un buen corte, incisivo y delicado, lo lograrás sin problemas.

Ahora coge la tablilla de madera, y córtala para que tenga el mismo tamaño que una de las páginas del libro. Lo que queremos hacer ahora, es darle el volumen que le hemos quitado al libro. Por ello, abre las tapas y pega la madera resultante. ¡Ojo! Pégala solo a una de las tapas. Ahora vuelve a semejar un libro, aunque sin su utilidad principal, claro.

Toca el remate final, coge la tablilla metálica e introduce una de sus partes en el libro. Tienes que pegarlo en la tapa que antes no usaste, es decir, entre la tablilla de madera y una de las tapas. Justo ahí introduce el ángulo metálico, y pégalo. Recuerda no utilizar demasiado, o se te saldrá por los bordes.

Déjalo reposar, antes de usarlo. Si puedes, ponle unas buenas gomas elásticas a todo el conjunto para que se adhiera mejor.

Finalmente, tienes un reposa libros de lo más original y que pasa completamente desapercibido.

Categorías
decoración

Los libros no son (sólo) para leer

books-441866_1280Cuántos libros acumulados a lo largo de una vida… Los tenemos por todas partes en casa, pero algunos no volverán a ser abiertos. Otros, en cambio, nos encantan y los hojeamos de vez en cuando. Por no hablar de aquel libro que compraste sólo porque la portada te enamoró o aquel otro cuya encuadernación te pareció una obra de arte.

Aquí llegan las buenas noticias. Todos, absolutamente todos, servirán para algo más que para hacerte viajar y vivir experiencias increíbles con su lectura. Es cierto, tienes el poder de evitar que tus libros se cubran de polvo en las estanterías. Enseguida, te explicamos cómo.

Mesilla de noche

Escoge los libros de mayor tamaño, pero de diferentes grosores, apílalos de manera que la torre creada sea lo más estable posible. La altura de la torre no deberá sobrepasar la altura de la cama para que no nos resulte incómoda. Coloca encima del último libro un trapito con la tela que más te guste, pon una lámpara pequeña y a disfrutar de un mobiliario culto.

Soporte de una mesa

Realiza el mismo procedimiento que el explicado en la primera idea. Cuando tu mesa haya cogido la altura adecuada a tu diseño, sitúa un tablón de madera o de cristal rectangular que hayas encargado a medida. Sin necesidad de desembolsar un disparate, ya tienes una mesa auxiliar para colocar donde más te convenga. Una variante sería colocar dos montones de libros y un tablón rectangular encima en caso de que necesitaras una mesa más amplia donde colocar tus fotos favoritas y unas flores.

Mesa auxiliar

¿Dónde poner unos preciosos vasos de cristal con velas para tu fiesta de este sábado? Repártelos por las esquinas de tu casa situados encima de una pila de libros colocados de manera aleatoria. En un santiamén, habrás conseguido un ambiente acogedor y distinguido.

La gran ventaja de este apaño es la fácil manipulación y la diversidad de formas que puedes crear. Vale ponerlos todos con los lomos hacia afuera o, al contrario, que sólo se vean los bordes frontales. ¿Qué te parece si los mezclas como si se hubieran dispuesto así por arte de magia?

 

 

 

 

Categorías
decoración

Estanterías en el hogar

estanterías en el hogar

Si eres un amante de los libros seguramente tengas un problema bastante grande en tu casa: la falta de espacio. Guardar todos tus libros pueden convertirse en auténtica odisea con el paso del tiempo. A medida que acumulas más y más libros te encontrarás con que cada vez tienes menos sitio para guardarlos. Esto resulta algo bastante obvio y la mayor parte de tus amigos seguramente te recomendarán que te deshagas de tus libros pero como todos los amantes de los libros sabemos eso no es tan fácil. Centrándonos en el tema que nos ocupa en este artículo vamos a enfocar todos nuestros esfuerzos a analizar las posibilidades que las estanterías nos permiten alcanzar en nuestros hogares. Como seguramente sabrás las estanterías son tus mejores aliadas a la hora de almacenar tus tesoros literarios y a continuación te ofrecemos unas cuantas ideas que pueden ayudarte a ganar espacio.

Estanterías dobles: esta es una idea que te permitirá ahorra mucho espacio. Existen algunos modelos más elaborados en los que encontramos dos estanterías superpuestas. La primera de ellas es móvil de forma que puede ser desplazada de un lado a otro para acceder a los libros almacenados en la segunda.

Estanterías bajo las escaleras: el espacio que hay bajo las escaleras suele estar totalmente desaprovechado. La buena noticia es que este espacio es perfecto para colocar estanterías y emplearlas como biblioteca. Según el tipo de casa en el que vivas tendrás que hacer algo de obra para poder acceder al espacio pero créeme: ¡valdrá la pena!

Estanterías en huecos: esta es la solución perfecta para todos aquellos que tenemos un auténtico problema con el almacenaje de libros. Cuando ya hemos probado todas las soluciones anteriores y seguimos con el mismo problema aún existe algo que podemos hacer. La solución consiste en buscar todos los huevos desaprovechados que encontremos en nuestro hogar. Una de las soluciones más bonitas e interesantes es la de utilizar los huecos de las chimeneas para colocar en su interior las estanterías. También puedes emplear otros huecos como los que se generan bajo las mesitas auxiliares o algunas butacas.

Categorías
decoración TuManitas

¿Qué hacer con nuestros libros?

book-520626_640

Todos sabemos que la acumulación de objetos de cualquier tipo es uno de los mayores problemas a los que debemos enfrentarnos a la hora de decorar nuestros hogares. Nuestras colecciones pueden ser una afición entretenida e interesante pero siempre vamos a encontrarnos con problemas a la hora de insertarlas en el diseño decorativo general de toda nuestra casa. Los libros constituyen otro de los problemas habituales. Resulta bastante complicado insertar nuestros libros, sobre todo si tenemos demasiados, en el plan de decoración de nuestros hogares.

En el caso de contar con muchos libros una de las mejores maneras de insertarlas en los diversos espacios de nuestras casas es utilizando estanterías. No hace falta gastarse mucho dinero en adquirir este tipo de muebles. Las opciones más simples suelen ser las más elegantes. Además los libros bien colocados puedes ser lo suficientemente decorativos por sí mismos de manera que no hay que invertir demasiado dinero en comprar estanterías muy recargadas. Incluso puedes plantearte la opción de construir tus propias estanterías utilizando materiales reciclados como palés o cajas de frutas: el resultado será muy original y personalizado. Sin embargo existen otras formas de incluir los libros en tu decoración. Una de las propuestas de diseño más interesantes en la actualidad es la de aprovechar los huecos de las chimeneas decorativas para almacenar libros. También puedes aprovechar los espacios no utilizados en las escaleras para colocar tus libros en ellos, una tendencia muy a la moda en los últimos tiempos.

Por último puedes tratar de incluir los libros como motivos artísticos y de diseño. Algunos diseñadores han presentado propuestas muy originales y fáciles de llevar a la práctica por cualquiera. Algunas de estas ideas consisten en transformar viejos libros en lámparas o estanterías o fabricar algún tipo de instalación artística utilizándolos como el material principal. En todo este tipo de proyectos el único límite es el de tu propia imaginación. Se trata de una idea magnífica y muy barata de conseguir objetos artísticos muy llamativos que se convertirán en tema de conversación d todos tus invitados. Además son unos proyectos muy divertidos y entretenidos que puedes realizar en compañía de toda la familia: ¡a los más pequeños les encantarán!

Categorías
construccion prensa

«La mentira del amianto: fortunas y delitos»


El nombre de nuestro artículo de hoy es el de un libro que promete ser muy interesante. Su presentación será este viernes 18 de febrero en Madrid, en la Libreria Muga, a las 19:30 horas, con una conferencia que lleva el título de «El amianto en España: una epidemia de cáncer silenciosa», y es obra de la escritora María Roselli. Tanto la conferencia como la presentación estarán a cargo de Ángel Carcoba, autor del prólogo, y Francisco Puche.

El tema del amianto (o asbestos) viene ya de lejos, tanto en nuestro país como en el resto del mundo. La presencia de este componente en los materiales de construcción no ha sido prohibida hasta hace relativamente poco, y ha causado la degradación de muchos edificios, constituyendo un auténtico peligro para sus ocupantes y usuarios. Pero no todo termina ahí, sino que además el amianto se ha demostrado como generador de cáncer entre aquéllos que respiran sus fibras de manera continuada.

El libro constata que de aquí al año 2030, varios cientos de miles de personas pueden llegar a morir por causa del amianto, y denuncia también a las empresas que se niegan a asumir sentencias retroactivas y a pagar indemnizaciones justas. Además, en países como Canadá, Ucrania o Rusia el amianto sigue estando permitido en la construcción, ya que los gobiernos se niegan a admitir dentro de sus fronteras la prohibición de este material de efectos mortales.

En definitiva, un libro tan comprometido como interesante. «La mentira del amianto: fortunas y delitos», de María Roselli. Ediciones del Genal, Noviembre de 2010.

Imagen: martiriográficoeditorial.blogspot.com.