Y la inversión en construcción seguirá cayendo…

Y la inversión en construcción seguirá cayendo…


No me gusta nada ser mensajera de malas noticias, pero lo cierto es que en los tiempos que corren casi no me queda otro remedio; menos mal que sólo lo hago de vez en cuando… En fin, en este caso la reflexión nos llega por parte del presidente de Seopan, David Taguas, y el caso es que durante este año 2010 estiman que la inversión en construcción descenderá entre un 8 y un 10 por ciento. Vamos, que va a caer como los trabajadores de la foto: sin arnés, sin protección y sin red.

Malas noticias, en efecto, para el sector de la construcción. Los distintos planes que los Ministerios de Fomento (infraestructuras) y Vivienda (rehabilitación) han puesto en marcha no parece que vayan a tener un efecto muy intenso en la recuperación de dicho sector, y en palabras de Taguas, este efecto “tardará tiempo en observarse”.

Al parecer, la construcción de viviendas será la que se lleve el “palo” más gordo, ya que experimentará una bajada en la inversión de alrededor del 13%. Y aquí es donde os dejo mi reflexión: ¿de verdad es esto tan malo? ¿No es lógico, cuando menos, que se deje de construir sin medida cuando hay tantos inmuebles para rehabilitar o renovar? ¿Hasta cuándo pensábamos que iba a durar esto de construir y construir pisos… que después no se podrán vender?

Y una buena noticia (dentro de lo malo…): la rehabilitación y el mantenimiento de edificios serán las actividades que experimenten un menor descenso en cuanto a inversión, quedándose en tan sólo un 3-6%. Ahí es donde entramos nosotros, desde TuManitas, poniendo en contacto a los profesionales y las empresas con los particulares que necesitan sus servicios. Ahí es donde entran los mejores profesionales, aportando presupuestos ajustado y profesionalidad. Ahí es donde entran los particulares, que prefieren renovar y recuperar sus viviendas en lugar de plantearse cambiar de casa.

En fin, que ahí es donde está el futuro del sector, cosa que a estas alturas yo creo que está bastante clara: en la rehabilitación y la renovación, y también en la innovación y la formación. Y si no, me lo contáis dentro de unos años…

Vía / Urbanoticias Construcción.

Imagen / NIOSH.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

  1. Parece la conclusión lógica a tantos años de burbuja inmobiliaria.
    En estos momentos con cerca de 5 millones de parados, una actividad como la construcción que ha parado el país, junto a un bloqueo crediticio de bancos y cajas, hacen que la pequeña y mediana empresa, alma y pulmón de la economía, no puedan casi subsistir.
    En este marco, la demanda de pisos nuevos ha caído en picado. El que necesita ampliar o mejorar su vivienda ya no piensa en vender la suya y comprar otra. No es viable porque su oferta se incrementaría a la de cientos de miles de otras viviendas de segunda mano que no tienen salida.
    Mientras el mercado laboral no se estabilice y repunte la actividad económica, mucho me temo que estamos muy lejos de recuperar la inversión inmobiliaria, que pese a que a muchos le cueste admitir, es absolutamente necesaria en nuestra economía.

Deja un comentario