Vive en tu balcón

Vive en tu balcón

0

balconies-322926_1280Nuestras ciudades están repletas de edificios de hormigón o ladrillo. Bloques de pisos en los que viven personas, como tú y como yo. Si encima tienes la suerte de gozar de un hermoso balcón, no dudes en hacer algo de vida en él porque es una estancia más de tu casa.

Ya, normalmente, los balcones enrejados guardan poca intimidad y siempre hay miradas dispuestas a curiosear desde abajo. Para solucionar este inconveniente, te avanzamos tres maneras de camuflarte para no ser pasto de los mirones. Existen en el mercado diversas alternativas para tapar tus rejas del balcón y conseguir ese espacio que anhelas para poder disfrutar de una copa de vino al aire libre.

Malla de sombreo

Denominadas mallas de ocultación, dispones de varios colores, materiales y tamaños. Son bastante ligeras y resistentes. Aguantan bien a la intemperie. Estéticamente es la menos vistosa, pero sobre gustos, todo es posible.

Celosía 

Aunque el cometido de la celosía es decorar o separar espacios, también puedes usarla para tapar un poco tu balcón. Normalmente están hechas de PVC, polipropeno o madera tratada para aguantar bien las inclemencias del tiempo. El único requisito es que tu balcón sea completamente recto, ya que no es un material flexible. Deberán también tomar bien las medidas para que quede ajustado. El efecto visual resultante te parecerá muy bonito y original.

Cañizo

Lo encontrarás de PVC o natural (bambú, caña). La diversidad de colores posibilita que tu elección concuerde con el estilo que le quieras dar al balcón. Este sistema es el que más aísla visualmente del exterior. Puedes pintarlo de otro color si es que no te convencieran las opciones de fábrica. Incluso, podrías utilizarlo como mural donde plasmar tu arte creando alguna composición. Como ves, todo depende de ti.

Todas son fáciles de instalar y no te llevará más de 10 minutos en el peor de los casos. Puedes adquirir las diferentes opciones en tu centro de bricolaje preferido. De este verano no pasa que pases tiempo relajándote en tu balcón escuchando los ruidos tan familiares de tu calle o disfrutando de un bonito paisaje si tienes la suerte de que esté bien ubicado. ¡Feliz cambio!

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario