Viste tu casa con ropa de verano

Viste tu casa con ropa de verano

0

Llega el verano, los vestidos frescos, los pantalones cortes y los hombros al aire pueblan nuestras ciudades. Necesitamos airearnos y sentir comodidad en nuestras propias carnes. Por eso, es muy importante que ese frescor se transpire también en el hogar. Nuestras casas, al igual que nosotros, varían de ropa con la llegada de una nueva estación. En invierno los sofás se llenan de mantas y se adorna todo con arbolitos y motivos navideños. Por tanto el verano, la deseada estación no podía ser menos. Renueva tan sólo un poco la decoración de tu casa, y verás que bien le sienta al cuerpo. La mejor manera es vistiéndola con tejidos refrescantes y nada pegajosos. No hay nada peor que llegar a casa, con el sofocante calor exterior sudando por nuestros poros y encontrar un invernadero soporífero. Sentarse en el sofá se convierte en una tortura para tu mojada espalda, una manta cerca puede hacer estragos en cualquiera…verano

Utiliza tejidos ligeros

Este es el mandamiento principal, los tejidos livianos y ligeros en verano producen una grata sensación. Ver las cortinas ondearse por la ligera brisa que entra es maravilloso, deshazte rápidamente de esos cortinones invernales que convierten a tu casa en la sauna del gimnasio. No es un gasto elevado, unas cortinas sencillas, coloridas y de materiales frescos ayudarán mucho a cambiar el clima interior.

Otro punto a tener muy en cuenta es el sofá, si puedes cambiarlo durante el verano mejor. Si no entra dentro de tu presupuesto cúbrelo con fundas a medida de algodón, es un tejido que traspira y muy cómodo al contacto. Recuerda que la piel sufre mucho en esta época, se seca y estropea. Para contrarrestarlo, rodéate de algodón, será tu gran aliado.

Por otro lado deja que el aire fluya en tu casa, para ello, abre el salón. Vacíalo de elementos que ahora sobran, aparta sillones o pufs y déjalos en el trastero. También puedes quitar algunos cojines, te incomodarán a la hora de sentarte y pasarás menos calor si no te rodean. Los que dejes, enfúndalos en nuevos tejidos.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario