Una de restauración: endurecer la madera

Una de restauración: endurecer la madera

0

Hoy voy a dedicar el post a un campo apasionante: la restauración. Puede ser de muebles, de estructuras… ¡O incluso de casas! Pero restaurar algo significa siempre devolverle la vida, tal y como estaba o con un nuevo aspecto, y por eso esta actividad resulta tan fascinante. La madera es un material que puede resistir largo tiempo, incluso siglos, y por esta razón y muchas otras se ha empleado siempre para realizar muebles, carpinterías, estructuras, cubiertas y un largo etcétera. Pero muchas veces, las fibras de la madera se ven atacadas por la humedad, los elementos naturales o los insectos xilófagos (sobre todo, carcoma y termitas), y termina por debilitarse y quedarse acorchada.

Desinsectar la madera a fondo es fundamental en estos casos. Si se trata de un mueble u objeto de tamaño mediano, lo podemos hacer nosotros mismos inyectando en los agujeros un líquido matacarcomas y envolviendo el artículo en plástico durante un mes, bien precintado. Si lo hacemos en la primavera, cuando los insectos entran en fase reproductiva, tendremos más probabilidades de éxito. Las estructuras de los edificios son otro cantar; lo mejor en estos casos es llamar a una empresa para que desinsecte todos los elementos.

Una vez eliminada la causa del debilitamiento de la madera, es el momento de endurecerla. Ahí va un truco de restauradora: lo mejor es comprar una resina llamada Paraloid B-72 (se vende en tiendas y almacenes de productos de restauración), que se vende en forma de bolitas transparentes. Las bolitas se cubren con acetona, y al día siguiente el líquido resultante se rebaja con disolvente nitro, en una proporción de 7 partes de resina por 3 de disolvente. La mezcla se inyecta en la madera; cuando se seque, quedará perfectamente endurecida. ¡Garantizado!

Imagen / Seudexativa.org.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario