Un nuevo material “antihuracanes”

Un nuevo material “antihuracanes”

huracán-katrina

Las novedades relativas a materiales de construcción son siempre interesantes para nuestro blog, pero en este caso os voy a hablar, más que de un material en concreto que podamos emplear en nuestras obras, de la investigación que están desarrollando en la Universidad de Alabama en Birmingham para conseguir un nuevo material cuya resistencia y flexibilidad lo haga apto para soportar la embestida de los huracanes. Aunque en nuestro país esta investigación no parezca de mucha aplicación, es interesante conocer las ingeniosas soluciones que en otros lugares se buscan para conseguir contrarrestar los efectos de determinadas condiciones de vida; además, dichas investigaciones suelen servir más adelante para desarrollar otros productos que sí pueden ser aplicados en nuestras casas.

La investigación se está desarrollando en Bangladesh, por ser un país especialmente castigado por estos fenómenos meteorológicos. El material que se busca debe tener varias características: ha de ser muy flexible, superresistente, poder ser fabricado en el propio país, debe ser barato y, si es ecológicamente viable, mucho mejor. Todo apunta que el yute, una fibra vegetal muy abundante en esa zona del mundo, va a ser la base para su creación. ¿Casas construidas con yute? Parece un imposible, como la de los tres cerditos frente al lobo… Pues lo cierto que es el material que mejor está respondiendo a las pruebas. Las viviendas tradicionales se derrumban como castillos de naipes frente a los embates del viento, mientras que la flexibilidad de este material hace que las estructuras levantadas con productos desarrollados a partir de él todavía permanezcan en pie, sin causar destrozos en el consiguiente derribo.

El producto que se busca es un material de yute combinado con plásticos, con vistas a lograr una máxima fuerza y flexibilidad. El investigador que lleva el proyecto, Nassim Uddin, centra su trabajo en ir más allá de los materiales de construcción que conocemos, buscando soluciones más “inteligentes”. Antes de investigar con la fibra vegetal, Uddin y su equipo crearon un material a partir de polímeros con materiales procedentes de la industrias aeroespacial y automovilísitica. “La idea es encontrar la manera de diseñar un material más ecológico, que esté disponible localmente y a un precio sustancialmente menor. Además, debe permitir construir casas y estructuras más fuertes que las actualmente levantadas en la línea costera”, comenta Uddin.
El trabajo se centra ahora en ver si una casa hecha a partir de fibra de yute es lo suficientemente fiable. Además, los investigadores están intentando resolver los retos que presenta un material con estas características, para después poder implantarlo cuanto antes en situaciones reales.

Foto: au_tiger01.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario