Un barnizado (casi) de profesional

Un barnizado (casi) de profesional

comoda-antigua

A veces, alguno de nuestros muebles, puertas, encimeras, etc. necesita un buen barnizado, que sea resistente y quede bien pulido. Hace poco, un amigo que tiene un bar me preguntaba cómo podría barnizar la barra de manera que quedase resistente y duradera, para que le aguantara unos cuantos años más en buen estado. Por supuesto, mi primera respuesta es siempre la misma: merece la pena gastar un poco más en contratar a un buen profesional (¡y tampoco será tanto si se hace a través de TuManitas…!) que haga el trabajo con todas las garantías. Pero si lo que queremos barnizar no es algo tan expuesto a las malas condiciones como la barra de mi amigo, sino simplemente un mueble para el baño, unas sillas o una mesa de comedor, siempre podemos hacerlo nosotros mismos. Ahora bien: para que salga perfecto, prestad atención a estos consejos.

Cuando queráis hacer un acabado sobre madera y que os quede pulido, suave y liso, tendréis que sellar bien el poro de las tablas (y esto vale también para los tableros de DM, aglomerados…). Para ello hay varias opciones: se puede aplicar sobre la tabla dos manos de tapaporos rebajado con disolvente nitro al 50%, y pulir bien cada mano con lanilla de acero nº 000 una vez seca; se quita después el polvo y se empieza a trabajar. Otra opción es aplicar goma-laca, algo que también sirve para escayola; podeis usar goma-laca ya preparada, que se vende como tal, o en escamas, diluida con alcohol.

Rebajad un barniz incoloro brillante o satinado con un chorrito de disolvente, removed y filtradlo con una media. Aplicad tres manos sobre la tabla decorada, cruzando las pasadas y con una brocha de pelo natural. Lijad con lija nº 600 entre manos, y quitad el polvo. Después, seguid barnizando con una muñequilla de algodón de camiseta rellena de borra de lana, aplicando muy poco barniz y mojándola de vez en cuando en aguarrás. Podeis terminar lijando y dando cera incolora.

Barnizar una superficie de manera que quede perfecta es mucho más complicado de lo que pueda parecer. Lo normal es que se nos llene de pelos que suelta la brocha, y de polvo y partículas que flotan en el aire. Evitadlo de la siguiente manera: utilizando brochas de pelo natural y óptima calidad; filtrando el barniz con una media cada vez que lo vayas a usar (rebájalo un poco con disolvente); cerrando todas las ventanas para evitar corrientes; y colocando la superficie a barnizar (si no es grande y se puede hacer)

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario