Trasdosar paredes exteriores: mejora el aislamiento

Trasdosar paredes exteriores: mejora el aislamiento

Preciosa buhardilla, ¿verdad? Tener una vivienda en el campo, la costa o la montaña es un auténtico lujo. Pero luego, la verdad, no todo son alegrías; muchos propietarios de este tipo de inmuebles suelen quejarse del frío intenso, la humedad o el gasto en calefacción que les supone habitar sus casas. El problema, a mi parecer, está clarísimo: un mal aislamiento puede hacer que la casa más bonita, situada en el lugar más paradisíaco, se transforme una pesadilla.

Antes de instalar el mejor sistema de calefacción hay que asegurarse de que las viviendas cuentan con un nivel óptimo de aislamiento. Si bien el tipo de cubierta y los acristalamientos son fundamentales en este caso, no lo es menos el tema de las paredes. A traves de la fachada de muchas viviendas se filtran el frío y la lluvia (que aparece en forma de manchas de humedad), y se escapa el valioso calor del hogar. Pero existe una buena forma de evitarlo: trasdosar la parte interior de la fachada.

El mayor inconveniente que se le puede encontrar al trasdosado es que se pierde espacio interior; unos diez centímetros perimetrales como mínimo, que se suman al grosor de las paredes. Trasdosar no es más que levantar un tabique interior, paralelo a la pared de la fachada, con placas de yeso laminado (tipo Pladur) y estructura de montantes metálicos. Entre estas placas y la pared exterior queda establecida una cámara de aire, que para mejorar el nivel de aislamiento puede rellenarse con materiales especiales (lana de roca o vidrio, celulosa, granulados…). También puede colocarse una barrera de vapor para evitar la entrada de humedad. ¡Y no olvidéis que nuestros manitas son los más indicados para realizar este tipo de trabajos, a lo largo y ancho de nuestra geografía!

Una pared exterior trasdosada aumenta considerablemente el calor del interior en invierno, y refresca las estancias en verano. Además, las manchas de humedad desaparecerán y nos ahorraremos un buen dinero en calefacción y/o aire acondicionado. Merece la pena, quizás, perder unos centímetros de espacio a cambio de confortabilidad y calidad de vida, ¿verdad?

Imagen / Toprural.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario