Tornillos para madera

Tornillos para madera

tipos de tornilllos

Existen muchos tipos de tornillos, tal como ocurría con los clavos. A lo largo de este artículo te proponemos la clasificación más habitual en los tornillos tirafondos para los trabajos con madera. Los tornillos de madera suelen recibir el nombre de tirafondos para madera. De esta forma si acudes a comprar a alguna ferretería o tienda especializada es mucho mejor que emplees el nombre de tirafondos ya que de esta forma sabrán exactamente qué es lo que necesitas. En cuanto a los materiales en los que estos tornillos están fabricados son muy diversos. Encontramos los más habituales fabricados en acero y aluminio junto con otros menos comunes, pero ampliamente utilizados en la construcción en madera, como los de cobre o bronce. Los tornillos o tirafondos de madera se caracterizan por contar con su extremo contrario a la cabeza en forma de punta. Esta punta resulta de gran importancia ya que es la que permite que el tornillo se vaya abriendo paso en la madera facilitándose, de esta manera, su fijación en el material. Sin embargo a pesar del extremo en forma de punta conviene aclarar que para fijar este tipo de tornillos es necesario haber realizado, de forma previa, un agujero en la madera

Tornillos de madera de cabeza plana

Son los más empleados en los trabajos de carpintería. Este tipo de cabeza permite que el tornillo pase desapercibido.

Tornillos de madera de cabeza oval

Estos tornillos se caracteriza porque se hunden en la superficie de madera mientras que la parte más redondeada sobresale ligeramente. De esta forma son mucho más fáciles de extraer que los que hemos mencionado con anterioridad. El acabado que ofrecen también es más bonito que el de los tornillos de cabeza plana.

Tornillos de cabeza redondeada

Es el más empleado en los trabajos con piezas muy finas o delgadas. En estos no resulta deseable que el tornillos de hunda y es por esta razón por la que se usan este tipo de tornillos. En algunos casos cuando se trabaja con piezas muy finas resulta necesario emplear arandelas que aseguren que el tornillo no se hundirá. Seguramente se trate de uno de los tornillos más fácilmente removibles.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario