Tipos de defectos en la instalación de la calefacción

Tipos de defectos en la instalación de la calefacción

Aunque las buenas temperaturas ya estén llegando, la calefacción continúa siendo una de las grandes protagonistas en el panorama doméstico: Desde el pasado 1 de marzo, el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) establece la necesidad de realizar revisiones periódicas. Estas tienen por finalidad identificar posibles defectos en el sistema de calefacción. Hagamos un repaso por los posibles defectos y clasificaciones del estado de la instalación.

Los defectos  en las instalaciones se agrupan en muy graves, graves o leves.

Muy graves: Suponen un peligro inmediato para la seguridad de las personas y la vivienda.

Graves: No suponen un peligro inmediato  pero pueden reducir la eficiencia energética de la instalación.

Leves: Anomalías que no afectan al funcionamiento de la instalación.

De acuerdo a estos defectos, la instalación puede considerarse aceptable, condicionada o negativa.

Aceptable: Se detectan defectos leves que deben solventarse, como máximo en un plazo de tres meses.

Condicionada: Presenta, al menos, un defecto grave. Una instalación nueva no podrá recibir suministro hasta que este defecto se haya solventado

Negativa: Si se ha detectado un defecto muy grave. Si la instalación se encuentra en activo, se suspendería de inmediato el servicio de esta.

 

Imagen: Fontaneriagil.es/

Fuente: Eroski Consumer

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario