Sustituciones en la cocina

Sustituciones en la cocina

0

tableware-707892_1280Apunta en tu lista de tareas fijas frecuentes “cambiar el menaje de cocina” . Cuánta pereza nos da la cocina siempre. Y es que estamos todo el día cocinando, limpiando, fregando, secando, desinfectando y un largo “ando”. Así que, normalmente, lo único que queremos es desparecer de allí lo antes posible.

Nos olvidamos , entonces, de fijarnos en lo deshilachados que tenemos los trapos, en la grasa incrustada en la base de algunas sartenes y cacerolas, en la suciedad del paño de limpiar la encmiera, en los desperfectos de las tazas del desayuno, y paro aquí por no extenderme demasiado y desmotivaros antes de tiempo.

Te invitamos a que empieces el curso con menaje nueovo, como si de material escolar se tratara. A todos ns animaba mucho empezar las clases con lápices, bolis, carpetas y cuadernos nuevos, pues la misma sensación notarás tras seguir los siguientes consejos:

Renueva tus trapos de cocina

Tira a la basura todos los trapos que no tengan un aspecto decente, ésto es, que estén grisáceos o ennegrecidos en caso de ser blancos, que  tengan agujeros o que estén deshilachados. Saca los nuevos del cajón o compra unos nuevos sin pensarlo.

Cambia cacerolas y sartenes

LLeva a un punto verde las viejas y compra unas nuevas. Aprovecha la temporada de rebajas que llega ahora y hazte con esas sartenes de cerámica de distintos colores tan monas. Adquiere también un juego de cacerolas de diseño distinto. Han innovado mucho en este campo, arriesga.

Repón vajilla

Repasa platos, vasos, tazas y cubiertos. Prepara los dañados o deteriorados en una bolsa para entregarlos en el punto verde más cercano. Conserva los que estén en buen estado. Sólo tendrás que comprar lo que consideres necesario. Experimenta teniendo platos desiguales en la platera y vasos de diferentes modelos para las necesidades diarias. Escoge el que prefieras según el estado de ánimo del día, así la rutina pesará menos.

Hemos esbozado solo unas ideas a través de las cuales puedes iniciar pequeños cambios que poco a poco irán dando paso a otros de más envergadura. Ánimo con ellos, no cuestan nada y disfrutarás de esta estancia tanto como lo haces en las demás. También es parte de tu hogar.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario