Suelos de vinilo

Suelos de vinilo

Suelo Vinilo Altro
Suelos de Vinilo Altro

Los suelos de vinilo están fabricados a partir de un polímero denominado
cloruro de polivinilo y conocido comúnmente como PVC. Las características
que aporta este material a los suelos tienen que ver con su impermeabilidad, su
carácter antideslizante y la facilidad de limpieza. Pero, además, en el proceso
de elaboración del PVC, se pueden añadir algunos componentes químicos que
permiten modificar las propiedades, añadir pigmentos o agentes bactericidas, entre
otros. Este hecho es muy importante a la hora de buscar aplicaciones específicas
para este tipo de suelos que, gracias a la innovación y el desarrollo tecnológico,
están aumentando su implantación en el sector industrial, como suelos de
seguridad; en el sector de la restauración; en el sector sanitario y en instalaciones
deportivas y de ocio.

Los principales fabricantes de suelos de PVC desarrollan productos específicos que
dependen del uso al que estén destinados. Las características técnicas que reflejan
la calidad y que determinan el uso que puede tener cada tipo de suelo vienen
dadas por algunos parámetros como los siguientes: resistencia al deslizamiento,
resistencia a la abrasión, resistencia a los materiales químicos, resistencia a la
luz, aislamiento acústico o espesor, entre otros. Estos parámetros toman valores
determinados en cada tipo de suelo y son los que determinan su uso.

En el caso de suelos que se usen en zonas húmedas, como baños o suelos de
piscinas, la resistencia al deslizamiento es un factor importante; mientras que en
suelos que se usan en zonas sanitarias, la resistencia a los productos químicos y a
productos bacteriostáticos, es una característica esencial. A los parámetros técnicos
se une también el aspecto de diseño, en el que el color es un factor fundamental.
La posibilidad de añadir pigmentos al PVC ha permitido crear toda una gama
de colores muy vivos y atractivos que han generalizado el uso de este tipo de
pavimentos en zonas de juegos de niños y en zonas de ocio y colegios.

Además de las características técnicas del suelo, la colocación del mismo es
muy importante para garantizar el máximo rendimiento de las propiedades que
aporta este tipo de pavimento. De esta forma, se deben utilizar los adhesivos
destinados a este uso y elegir, de forma adecuada, el zócalo y los acabados. Otros
materiales como los productos de limpieza, cintas adhesivas, sellantes o capas
underlay, para potenciar el aislamiento acústico, han de ser elegidos siguiendo las
recomendaciones de los fabricantes del suelo.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario