Suelos de piedra en seco para exterior

Suelos de piedra en seco para exterior

Si estáis pensando en colocar un suelo de piedra en el exterior de vuestra casa, o tal vez algún camino o sendero, habéis de saber que no sólo se pueden hacer con solera de hormigón y pegando las losas o baldosas con cemento (que también). Los suelos que se instalan en seco son una buena opción, más limpia, rápida y sencilla de realizar. Aunque los puede llegar a colocar un manitas aficionado, con experiencia y habilidad, yo os recomiendo que contratéis los servicios de buenos profesionales como los de TuManitas. El trabajo quedará perfecto, a un precio muy ajustado y no os tendréis que preocupar por nada.

Este tipo de suelos son aconsejables para pisos y caminos por los que no vayan a transitar vehículos, solamente personas. En caso contrario, deberán llevar solera de hormigón. Para colocar un suelo de piedra en seco, primero hay que vaciar el terreno donde se vaya a establecer. Cavar un hueco de unos 20 cm de profundidad será suficiente. El suelo de tierra hay que compactarlo con una apisonadora, manual o hidráulica (ya sabéis que estas herramientas se pueden alquilar), y conviene verter una capa de 10 cm de grava antes de nada para favorecer el drenaje del agua. Además, la excavación debe hacerse dejando un desnivel del 1% para evacuar también el agua.

Sobre la grava se extiende una lámina geotextil,
y ya después se vierte la arena, formando un lecho de unos 5-10 cm de grosor. Esta capa también se compacta, y sobre ella se espolvorea mortero de cal, para luego colocar los adoquines (lo más habitual) o lajas de piedra. Las juntas se rellenan con mortero de cal cepillado, y después se riega todo el suelo para que el mortero frague. Otra opción para las juntas es rellenarlas con mantillo (tierra vegetal) y semillas de césped, para obtener una superficie muy natural.

Imagen: Maipue.org.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario