Colocar suelos de baldosas sin quitar los originales

Colocar suelos de baldosas sin quitar los originales

Entre las muchas reformas que se suelen hacer en una vivienda, los cambios de los suelos cerámicos están entre las más habituales. En casi todas las casas de nuestro país hay un pavimento cerámico de algún tipo, y lo normal que es se localicen sobre todo en las zonas húmedas (cocina y baño) por ser los que mejor resisten la humedad y los fregados habituales. Colocar un suelo cerámico suele implicar una obra importante, ya que lo normal es tener que quitar las baldosas que ya existen y poner después las nuevas. Esto supone picar el suelo, desescombrar (alquilando un contenedor para desalojar los escombros), nivelar y rasear el pavimento y poner encima las piezas nuevas con cemento-cola.

Una obra importante, ¿verdad? Y vamos a de lo que se trata: si se puede o no colocar un suelo cerámico sobre otro. Hombre, poderse sí se puede, siempre que no haya piezas rotas o flojas y se nivelen las llagas; pero el problema es que el nivel del pavimento subirá debido al grosor de las piezas. Para evitar esto, actualmente hay soluciones por parte de algunas empresas que ponen a disposición de particulares y profesionales baldosas cerámicas especialmente diseñadas para ser instaladas sobre pavimentos similares. Un buen ejemplo es la baldosa Minimax, de gres porcelánico y que comercializa la firma Appiani; sus 3,5 milímetros de espesor permiten revestir cualquier suelo de exterior o interior sin tener que quitar el pavimento original.

Otra opción es escoger un suelo de microcemento, una solución actual y vanguardista que cada vez tiene más adeptos, y que además cualquier manitas especializado en este tipo de trabajos (como los de nuestra web TuManitas.com) sabe instalar de manera rápida y eficaz. Para no extenderme, os remito al post que publiqué en su día sobre suelos de microcemento.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

Deja un comentario