Silla aquí, silla allí

Silla aquí, silla allí

0

dining-table-728730_1280Indispensables en cualquier hogar, reúnen a toda la familia alrededor de la mesa para comer. Son de uso diario y sufren maltrato constante: para limpiar el suelo debajo de ellas, no subimos a ellas para alcanzar algo de la estantería o actúan como reposapiés o mesa auxiliar. En efecto, nos referimos a las sillas de comedor.

No siempre acertamos en su elección, y suelen ser motivo de quejas por incómodas, pesadas, demasiado altas, bajas, etc. Por eso, hemos decidido ofrecer algunas pautas básicas para elegir sillas funcionales y acordes a nuestras necesidades y sopesando las mejores alternativas que nos faciliten la limpieza.

Líneas sencillas

Recomendamos decantarnos por líneas sencillas en el diseño. Cogerán menos polvo y quedarán bien con cualquier estilo decorativo que elijas.  En general, cuanto menos  rococó sean, más agradecidas serán. Si quieres darles un toque diferente, prueba a pintar cada una de un color distinto.

Livianas

De toda la vida se consideran buenas sillas aquellas fabricadas en madera maciza, que pesen mucho. Y es cierto, pero en la actualidad contamos con materiales mucho más ligeros e igual de resistentes que facilitan su traslado y manipulación. Ésto es especialmente ventajoso en hogar con niños donde la mesa y las sillas de comedor son empleados tanto para la comida como para hacer deberes, manualidades, etc.

Asientos

Procura elegir sillas con asientos lo bastante anchos para que sean confortables. Su tapizado no debe ser ni demasiado blando ni demasiado duro. Sé práctica con las telas de tapizado: los blancos son muy monos pero se ensucian con mirarlos, las telas de pana o lana harán que te ases en verano así que opta por telas de algodón. Anímate a revestir los asientos con esa tela que te cautivó pero que no sabías donde poner por su carácter osado.

En cuanto al número de sillas adecuado, siempre dependerá de cuántos miembros componen el grupo que las usará, de las medidas del salón y de la mesa. En general, se considera adecuado un mínimo de cuatro y un máximo de seis. Pero no hay una regla estricta en este sentido.

Ahora, siéntate y estudia si tus sillas necesitan una reforma. Ya tienes tarea…

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario