Siliconas, espumas y sellantes (I)

Siliconas, espumas y sellantes (I)

Los productos sellantes cumplen dos funciones básicas: unir piezas entre sí y establecer barreras de estanqueidad donde antes había huecos. Esto sirve fundamentalmente para evitar fugas de aire, entrada de frío o escapes de calor, pero también para evitar que escape agua de depósitos, para rellenar uniones en metal, etc.

Cuando se aplica en una junta, el producto sellador también sirve para formar una barrera que impida que se filtren determinadas sustancias o materiales, como el agua, el polvo o la suciedad. Y por último, también se sellan las juntas para aislar o soportar los movimientos de contracción y dilatación de cualquier material.

Lo normal a la hora de ir a comprar un producto para sellar alguna junta es tirar directamente de siliconas, pero a veces no es lo más adecuado. Las juntas más grandes pueden precisar de una espuma autoexpandible, y las ventanas, de un producto especial para juntas con movimiento.

A la hora de escoger un producto, lo primero es tener bien presente qué superficie o zona queremos sellar. La elección del producto depende en gran medida de los dos materiales. Existen selladores específicos para garantizar las óptimas cualidades del producto sobre los más diversos materiales: hormigón, vidrio, madera, mármol, aluminio, etc. Si sabemos escoger el más indicado, nos aseguraremos la adherencia y compatibilidad del producto con el soporte.

También hay que tener presente cuáles son las condiciones atmosféricas. Esto es muy importante para determinar el tipo de producto; el clima y la temperatura a los que se vea expuesta la junta serán determinantes, y, de la misma manera, es crucial saber si se va a aplicar en interiores o exteriores. Por último, no hay que olvidarse de comprobar en qué condiciones trabajará la junta; es decir, si estará muy expuesta a la humedad, si deberá soportar movimientos de contracción o dilatación, etc.

Imagen: Sikabond, de Sika.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario