Revestimientos para cubiertas: porches, pérgolas y marquesinas

Revestimientos para cubiertas: porches, pérgolas y marquesinas

1

Disponer de un jardín con espacio suficiente para instalar un romántico porche o una práctica pérgola o cenador (para poder disfrutarla esos días en los que todavía no hace frío, pero corremos el riesgo de mojarnos con un chaparrón imprevisto) es un lujo y una suerte. Aunque existen muchas soluciones en kit y hay particulares que contratan a manitas competentes para que les instalen las suyas (por ejemplo, a los de nuestro gran equipo de TuManitas), hay otras personas que se lían la manta a la cabeza y deciden construir por sí mismos su propia pérgola o porche.

Si es vuestro caso, me imagino que ya sabréis que la madera que se utiliza para estos fines ha de estar convenientemente tratada para resistir la estancia a la intemperie y la humedad. Y tan importante como la estructura de madera es la cubierta, que será la zona que proteja al resto de los elementos de la lluvia. Las cubiertas se construyen por lo general con vigas y tableros de aglomerado hidrófugo, y después hay que revestirlas adecuadamente.

Colocar tejas cerámicas o de pizarra, además de complicado, sale caro y la cubierta puede ser excesivamente pesada. Mucho mejor es optar por revestimientos a base de placas asfálticas, gránulos y resinas coloreadas, que aportan resistencia, protección y un acabado muy estético. Soluciones como la clásica Tegola Americana (podéis verla en la foto comienzo del artículo) o el revestimiento Onduvilla, de Onduline (sobre estas líneas) son perfectas para nuestras cubiertas. Hay ciertas placasdifíciles de instalar, que van pegada con lanza de soldar; pero las placas de Tegola y el sistema Onduvilla se colocan clavándolos sencillamente con clavos especiales. ¡Busca los materiales en tu almacén de construcción o centro de bricolaje!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

  1. Muy buena explicación. Cuando nos decidimos a hacer el trabajo por nosotros mismos, debemos tener alguna experiencia de lo que hacemos para que el trabajo final es perfecto, o que podamos contactar con los profesionales capacitados en estas áreas. Así que el trabajo es perfecto. Y a veces, tal vez incluso un costo menor que si vamos a hacer nosotros mismos.

Deja un comentario