Revestimiento de chimeneas, una cuestión importante

Revestimiento de chimeneas, una cuestión importante

Aunque ya estamos en verano y parece que los calores envolventes de la chimenea no son cuestión estival, tal vez no hayas caído en la cuenta de que las reformas y arreglos propios del invierno son ahora sensiblemente más económicos. Por ello mismo, desde el Blog de TuManitas queremos echar un vistazo a todos aquellos elementos presentes en nuestro hogar y a los que les damos un especial uso en las estaciones frías. En concreto, vamos a centrarnos en el caso de las chimeneas y, puntualizando más aún, en su revestimiento.

Un buen revestiminento de chimeneas no sólo es una cuestión funcional, si no más bien, una necesidad. Estos elementos cuentan con un canal de barro, metal o cemento que debe estar revisado para ganar seguridad, utilidad, eficiencia, y, sobre todo, evitarnos problemas mayores.

Las ventajas de colocar un revestimiento son múltiples:

Reducción del riesgo de incendios

Fundamental. El revistimiento actúa como aislante que, en gran medida, impedirá que el fuego afecte al resto de la chimenea y los elementos aledaños.

Eliminación de la propagación de los gases tóxicos

Al producirse una combustión del fuego más el material, se liberan gases tóxicos tales como el monóxido de carbono. En este caso, resulta indispensable un revestimiento que canalice la salida de estos gases. En el caso contrario, el monóxido se filtrará  a trevés de las paredes de la chimenea, pudiendo llegar a nuestro hogar y generándonos graves problemas de salud.

Evita el sobrecalentamiento

Y , como tal, prolonga la vida útil de la chimenea.

Optimización de la energía

Hay una menor pérdida de calor y se reduce el uso de combustible. ¿Qué más se puede pedir?

Facilita el mantenimiento de la chimenea

Con un revestimiento adecuado, ahorrarás en productos de limpieza. Verás como hay menos hollín y creosota.

 

 

 

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario