Restauración de molduras de madera

Restauración de molduras de madera

2

Una vez más, aunque hoy vaya a comentaros cosas acerca de una técnica para hacer vosotros mismos, no olvidéis que los trabajos con objetos valiosos (por su valor económico o sentimental) es mejor dejárselos a los profesionales; ellos os garantizan siempre un buen resultado, y al final, sale rentable encargarles los trabajos con total tranquilidad (¡buscadlos en TuManitas!). Dicho esto, hoy vamos a ver cómo podemos restaurar molduras de madera (de espejos, muebles, esculturas…) de forma rápida y económica.

Para recuperar una moldura que falta en un objeto, hay varias posibilidades. Puede hacerse adquiriendo un trozo de madera similar a la original y tallando la forma con gubias, formones, limas, lijas… Éste es un trabajo complicado, casi un arte, que no está al alcance de cualquiera. Una vez tallada la pieza hay que volverla a ajustar en su sitio, pegándola con cola blanca o adhesivo de montaje e introduciendo una espiga entre la pieza nueva y el original para asegurarnos de que no se desprenderá.

Otra opción es emplear masilla epoxi para madera. Esta masilla se vende por kilos (un kilo de masilla y otro de endurecedor) en almacenes de productos de restauración. Para manejarla sólo hay que mezclar ambos componentes al 50% y modelar la pieza deseada, que luego se fijará al original con una espiga y cola. Una vez seca, se puede tallar, lijar y teñir o policromar como si se tratase de madera. ¿Desventajas? Es muy cara y difícil de encontrar.

La tercera posibilidad es la más asequible, y también la que está más al alcance de la mano. Se trata de emplear masillas de celulosa para modelar, de las que se venden en tiendas de manualidades, bazares y centros comerciales para los trabajos de los niños. Son unas pastillas de masilla de color blanco o marrón rojizo (imitando a la arcilla), que se modelan con facilidad. Una vez reproducida la pieza, se debe pegar al original con una espiga y cola blanca. Cuando se seque, se puede tallar con cúter o bisturí, y también pintar, teñir, barnizar, dorar… ¡Una excelente opción!

Imagen: Gold Leaf Desgins.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

Deja un comentario