Reparar el cuero, ¿cómo se hace?

Reparar el cuero, ¿cómo se hace?

 

Es un material cálido, resistente y elegante. El cuero ha formado parte del mobiliario de muchos de nuestros hogares: sillones, sillas, tapicerías…Pese a ser un material que resiste muy bien los frotes, con el paso del tiempo es necesario restaurarlo y darle un plus de hidratación para que luzca tan espléndido como el primer día. Desde nuestro blog queremos hacer una primera aproximación de cómo se puede hacer un tratamiento del cuero, ahora bien, si realmente quieres un acabado profesional, nada mejor que poner tu tapicería en manos de profesionales.

Si la superficie a tratar cuenta con desperfectos como pequeños agujeros o fisuras, nada mejor que el cuero líquido para tratarlo. Este producto se puede adquirir en cualquier tienda de bricolaje y te servirá para renovarlo notablemente. Lo único que deberás hacer es desengrasar y limpiar bien el cuero a tratar y, posteriormente, aplicar el líquido. El procedimiento no es complicado. No obstante, la operación que más dificultades te pueda acarrear es encontrar un color idéntido al del cuero. Si tienes dudas, opta por el color más oscuro.

Otro de los productos que tratan el cuero a nivel superficial son las ceras. Estas hidratan el cuero y reducen la posibilidad de que acaben cuarteándose. Utilízalas para dar el último retoque una vez el cuero líquido ya esté seco, y el resultado será perfecto.

 

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario