Reparar desperfectos en muebles de la madera

Reparar desperfectos en muebles de la madera

La madera es la reina del mobiliario del hogar, pero lo cierto es que es un material sensible a los golpes. Cualquier pequeño desperfecto en la madera puede afear el aspesto general del mueble: un golpe en una puerta, una ralladura en el suelo….o cualquier arañazo que nos haya hecho nuestro gato al afilarse las uñas.

Reparar estos desperfectos es fácil. En el mercado existe un amplio stock de masillas para rellenar los huecos de la madera, disponibles en varios colores: claro (adecuado para la madera de haya, por ejemplo) y otros tonos más intensos (idóneos para madera de cerezo, roble o nogal). Si no encuentras el tono exacto, siempre puedes teñir una masilla neutra, aunque esto sólo lo recomendamos a los manitas especialmente duchos en el arte del color.

Bien, si finalmente te animas a arreglar ese desperfecto en la puerta, previamente deberás limpiar la superficie que deseas tratar y rellenar los huecos con la masilla seleccionada. Para ello, ayúdate de una espátula o de un pincel de pelo duro. Asegúrate que los huecos están perfectamente cubiertos, especialmente aquellos que son profundos, como las marcas delatoras de la presencia de termitas. Es recomendable que la masilla rebase un poco y distribuirla en abundancia, ya que la acción posterior va a ser lijar la superficie para igualar el acabado al resto del mueble.

Para finalizar, puedes barnizar o encerar la superficie, así reforzarás la pasta extendida. Eso sí, respeta los tiempos de secado recomendados por el fabricante antes de volver a manipular la zona, y tu mueble quedará perfecto.

Imagen: Notigatos.es

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario