Remedios para pisos en los que no hay espacio

Remedios para pisos en los que no hay espacio

0

cajas maderaUno de los grandes problemas cuando vives en un piso pequeño no es su dificultad para ser amueblado, sino la necesidad imperiosa de espacio. Te falta sitio para todo, sobre todo para guardar las cosas. La cocina, si muy bonita y moderna, pero después de meter todas las cazuelas, platos y vasos; ya no hay sitio para la comida que vendrá…

Lo mismo suele pasar en el salón o en la habitación. De repente te das cuenta de lo necesarios que son los cajones, darías tu fianza por tener un par más. Sin embargo existen varios métodos para que, a la vez que decoras, guardar las cosas que no tienen cabida en los armarios.

Y, ¿cuál es ese revolucionario utensilio?

Son las cajas. Quizás os riais, ¡ah incrédulos de vosotros! Pero nada como empezar a hacer uso de ellas, sentirás que has descubierto América. Pero no hablamos de las típicas de embalar, nada de eso. Deshazte de ellas nada más terminar la mudanza. No, existen muchísimas cajas, con múltiples formas y decorados. Opta, primero, por unas de tamaño medio. Puedes colocarlas debajo del mueble de la entrada. Quedarán muy vistosas.

También puedes usarlas introduciéndolas en el mueble del salón. Toma las medidas de cada estante, y compra tres, dependiendo del tamaño de tu mueble, claro. Lo mejor es ponerlas en los estantes más bajos, aunque en los del medio también te valdrán. En este caso, la mejor opción es elegir cajas de tela, cada una de un color.

La cosa no acaba ahí, busca las típicas que son en mimbre. Estas quedarán a la perfección en una esquinita de tu salón o habitación. En ellas puedes introducir, por ejemplo, las mantas de sofá.

Para el baño

Uno de los sitios donde más uso les darás será en este cuarto. Puedes optar por las de mimbre o los típicos saquitos. El papel higiénico, los cosméticos, los cepillos…todo lo que quieras vale; además, ahorrarás muchísimo espacio.

Otra idea que nos gusta mucho y ahorra espacio, es utilizar cajas en madera antigua. Haz una hilera irregular con ellas, de manera que puedas guardar cosas sin tener que moverlas. Por un lado la madera aportará calidez al húmedo baño y por otro adquiere un aire vintage.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario