subvenciones

guia-reev-213x300

El departamento encargado de dicha publicación ha sido la Consejería de Economía y Consumo de la Comunidad de Madrid, y se trata de un documento técnico de gran interés para los profesionales de todo el país. El último capítulo está dedicado íntegramente a las ayudas y subvenciones que se otorgan en dicha comunidad para rehabilitación de edificios, por lo que lógicamente, su interés se circunscribe a los ciudadanos residentes en ella; pero el resto de la guía, que consta de 328 páginas en total, puede resultar muy útil para todos los profesionales del ramo de las reformas y la construcción, ya que las nuevas normativas sobre construcción y rehabilitación de edificios son muy exigentes en materia de sostenibilidad energética.

Los primeros capítulos de la guía se refieren a la rehabilitación de fachadas y cubiertas con aislamiento térmico, y a los cerramientos de huecos (vidrios y marcos). La impermeabilización de cubiertas también tiene su espacio, y la aplicación de sistemas de control solar en ventanas mediante la colocación de láminas solares (acerca de las cuales hablamos recientemente en este blog).

Una de las secciones más interesantes, a la cual se le dedican dos capítulos, se refiere a la captación de energía solar mediante paneles térmicos y fotovoltaicos, para luego emplearla en la generación de energía destinada a calefacción, agua caliente, electricidad e iluminación. Las tecnologías de calefacción de alta eficiencia energética, así como los sistemas de iluminación más eficaces en cuanto a ahorro energético o los modelos de ascensores de última generación son los protagonistas del resto de las secciones.

Para la redacción de esta Guía se ha recurrido a empresas conocidas por su solvencia y compromiso con el medio ambiente, como Sika o Saint-Gobain Glass, y a instituciones como ANDIMA (Asociación Nacional de Industriales de Materiales Aislantes). En el texto encontramos gráficos, explicaciones claras y detalladas, instrucciones y fotografías de montaje de los distintos sistemas y ejemplos prácticos de ahorro energético.

Para aquéllos que confiamos y creemos en un futuro sostenible y un mayor grado de desarrollo de la concienciación medioambiental, esta publicación se suma a las iniciativas más interesantes que han partido desde el ámbito público o el privado. La Guía es gratuita y puede descargarse de Internet, o bien solicitar un ejemplar impreso.

Para descargar la Guía en pdf:

 www.madrid.com

(Consejería de Economía y Consumo, organización Dirección General de Industria, Energía y Minas)

www.fenercom.com

(Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid)

Para solicitar ejemplares impresos:

 [email protected]

[email protected]

paroEsta mañana nos hemos levantado con lo que parece, en principio, una buena noticia: las cifras del paro han descendido por primera vez en trece meses, tras una continua escalada que ha llevado a España a tener al 17% de su población activa en situación de desempleo, doblando el porcentaje de la zona euro. En las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal  (SPEE), el paro registrado bajó en un total de 24.471 personas durante el mes de mayo (en relación con el mes anterior, abril), lo que equivale a un porcentaje del 0,68%. El descenso más acusado (15.905 personas en total) lo ha experimentado el sector de la construcción; es más que posible que el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (el famoso Plan E, del cual hemos hablado en este blog en más ocasiones) tenga mucho que ver con estas circunstancias. Parece ser que, gracias a los 8.000 millones de euros destinados a inversión local, el plan ha generado 144.000 nuevos empleos en construcción.

En este caso, la disminución de las cifras de desempleados ha favorecido más al sector masculino; frente a 22.199 empleos para hombres, sólo 2.544 mujeres obtuvieron un puesto de trabajo. Y los más jóvenes fueron también los más beneficiados, sobre todo los menores de 25 años.

Frente al optimismo de los poderes públicos, cabe destacar un interesante artículo del diario The Economist en el que hace una seria advertencia a nuestro país. El periódico indica que el objetivo del Plan E, mantener a los ciudadanos en sus puestos de trabajo, no se ha logrado de manera suficiente, ya que el plan sólo ha funcionado de forma parcial: la mayoría de los empleos creados no son permanentes. También se cita a Pablo Vázquez, de la Fundación para Estudios de Economía Aplicada, quien afirma que este efecto de descenso es sólo temporal, y hace un triste pronóstico de la situación: en agosto o septiembre, el desempleo podría volver a subir”.

Por ultimo, cabe señalar las declaraciones del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien se mostró convencido de que el Plan E ha tenido “algo que ver” en el descenso del paro. Preguntado acerca de si hay prevista alguna medida más cuando concluya el Plan, señaló que se considerará en su momento si son necesarias nuevas iniciativas o ya no. Y con relación al descenso del paro en la construcción, atribuyó de nuevo la evolución positiva al Plan de Inversión Local, pero también dijo (de manera muy optimista), que probablemente dicho sector se empiece a encontrar en el final de su ajuste.

20090430bigmat

Las jornadas llevadas a cabo por la empresa BigMat España en L´Hospitalet, con el motivo de reunir a los profesionales del sector de los materiales de construcción y analizar la actual situación, continuaron durante los dos días con más actividades. La alcaldesa de L´Hospitalet, Nuria Martín, resaltó los “momentos complicados que también han golpeado a otros sectores”, y definió la situación actual como “una crisis global con efecto local”. Por otra parte, y al igual que muchos otros de los asistentes al evento, hizo hincapié en la necesidad de incentivar la rehabilitación de edificios como forma de crear trabajo para los profesionales de la construcción. En la localidad, concretamente, se ha realizado un esfuerzo en este sentido, ya que el 75% de las viviendas se levantó antes de los años 70 y es necesario apostar por su rehabilitación; sobre todo, colocando e instalando ascensores. Nuria Marín aplaudió también la iniciativa de BigMat, llamando a la reflexión a los profesionales que acudieron e instándoles a ser “más imaginativos”.

Una de las actividades más interesantes del evento fueron las conferencias impartidas por distintos expertos. Antonio Bolaño, periodista especializado, impartió la conferencia “La comunicación empresarial: si no comunicas, no existes”. En esta charla, el ponente resaltó la necesidad de difundir las actividades de las empresas con una estrategia acertada, como por ejemplo la realización de ferias como BigMat Day. Por otra parte, los ponentes de la segunda jornada de conferencias señalaron tres puntos clave para plantar cara a la coyuntura actual: innovación, internacionalización y cooperación.

El grupo BigMat señaló también en la feria que el, durante el mes de enero de 2009, el sector de la construcción español mostró síntomas de mejoría, siguiendo los datos de la oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat. Así, dicho sector habría logrado una subida del 7,8% en el volumen de construcción realizado, y se colocaría como el segundo país de Europa en lo que respecta al crecimiento de la tasa de producción del sector inmobiliario. Este respiro también ha sido extensivo al conjunto de la Unión Europea, que subió un 1,8% como media, frente al descenso del mismo porcentaje experimentado en diciembre de 2.008.

Hablábamos en nuestra última entrada sobre el Plan de Rehabilitación que ha impulsado la Comunidad de Madrid para aumentar las ayudas que el Ministerio de Vivienda había promocionado por su parte. Las subvenciones para arreglos estéticos en edificios, así como para mejorar su eficiencia energética o la adaptación de los accesos, se sumaban a las ya anteriormente ofrecidas para instalación de ascensores o rehabilitación de barrios o centros urbanos (en este caso, dirigidas a los ayuntamientos). Para agilizar los trámites y facilitar el acceso a estas ayudas a todas las comunidades de vecinos, el Gobierno regional ha creado una nueva figura bajo el nombre de Gestor Personal de Rehabilitación, que servirá como elemento de apoyo, asesoramiento e información para los ciudadanos y comunidades de propietarios. Los gestores se verán integrados en las Oficinas de Rehabilitación; ahora mismo hay seis entidades bajo este nombre, y cada una de ellas contará por lo menos con un gestor. Esta figura servirá como enlace entre la Administración y las comunidades, y una de sus funciones será la de informar acerca de cómo van los trámites de solicitud de las ayudas, desde el momento de la solicitud hasta su concesión.

Otra de las iniciativas que la Comunidad pretende llevar a cabo será la de potenciar una serie de campañas de información encaminadas a que los ciudadanos tengan acceso a las políticas de rehabilitación de la región; además, se pretende implantar poco a poco la gestión electrónica, una de las asignaturas pendientes en estos procesos.

Tras comprobar que la rehabilitación constituye ahora mismo el 35% del mercado madrileñdineroo de la construcción (nueve puntos por encima de la media nacional), el Gobierno regional ha decidido impulsar este nuevo Plan; una apuesta interesante si tenemos en cuenta que el 20% de las viviendas de la capital supera los 50 años de antigüedad. Ahora habrá que comprobar si realmente funciona y las comunidades de vecinos tienen acceso a las ayudas, pudiendo cobrarlas en plazos razonables (actualmente hay que esperar más de dos años para recuperar una inversión o parte de ella…). La idea es buena; la aplicación… Esperemos que también.

Más información: www.madrid.org

66008914_3470fcfda8_m1El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha acordado remitir al CES el Plan de Rehabilitación 2.009-2.012 para mejorar la eficiencia energética, la accesibilidad, la seguridad y la estética de las edificaciones. Este Plan multiplica por seis los objetivos del que ahora mismo está vigente y pretende beneficiar a más de 180.000 familias con el presupuesto de 350 millones de euros que se le ha concedido. Este Plan, por vez primera tiene entidad propia con respecto al Plan nacional de Vivienda y supone un gran impulso a la rehabilitación en Madrid. Sus objetivos son, además, incentivar la actividad del sector y la creación de empleo. Las ayudas en concepto de eficiencia energética pueden llegar hasta los 27.000 euros por piso, y se pretende llegar a la creación de 29.000 empleos por año. Unas cifras realmente optimistas…

Este texto tiene la intención de fomentar la cultura de la rehabilitación mediante la aportación de información y ayudas económicas. Dichas ayudas son acumulables en función de los objetivos, con un tope por vivienda de los 27.000 euros antes mencionados. Dentro de esta cantidad, se obtendrán 12.000 euros cuando las obras fomenten la sostenibilidad y la eficiencia energética; hasta 9.000 en mejoras de accesibilidad, y otros 6.000 para reformas que impliquen la estética exterior de los inmuebles. Cabe destacar que el Estado, en su nuevo plan, pone un tope de 6.000 euros en ayudas, y siempre en casos excepcionales.

El Gobierno de la Comunidad dice que va a mantener en este nuevo plan la subvención del 70% en las obras de instalación de ascensores para viviendas de más de 15 años de antigüedad; en este caso, el máximo sería de 50.000 euros por inmueble. La rehabilitación de barrios y centros urbanos también es parte del plan, que pretende aporta un porcentaje de cualquier nueva infraestructura que se ponga en marcha en los espacios públicos, subvencionando como máximo el 25% de las obras.

Desde TuManitas damos la bienvenida a cualquier iniciativa encaminada a reactivar el sector de las reformas y crear empleo y oportunidades para los profesionales. Además, nosotros apostamos por la sostenibilidad y el ahorro energético como base fundamental para la construcción del futuro y la formación de nuevos profesionales, por lo que nos parece perfecta la aportación de fondos del Plan. Ahora habrá que ver si realmente estas subvenciones empiezan a fluir, o se trata simplemente de medidas electoralistas o promesas sin base fiable. Esperemos que no sea así…

Con una cantidad de parados mayor de lo que ha sido habitual durante muchos años, y un gran stock de viviendas sin vender, la crisis del sector de la construcción, uno de los más afectados por la actual situación económica, está convirtiéndose en un auténtico infierno para los profesionales que viven de esta actividad. No parece haber ninguna luz al final del túnel, aunque no es eso lo que opinan los poderes públicos. Hace unas semanas, el consejero de Obras Públicas de la Comunidad de Cantabria, José María Mazón, abría un titular en El Diario Montañés con estas palabras: “La crisis en la construcción ya ha tocado suelo”. Interrogado sobre este tema, se mostraba muy optimista y opinaba que, de este modo, las medidas tomadas por los poderes públicos hasta ahora para reactivar el sector empezarán a hacer efecto en el plazo de un año. Tras dos años de parón y siempre según Mazón, es imposible que la situación vaya a peor, aunque también se cubre las espaldas indicando que él no es economista, por lo que podría confundirse. La reforma de la Ley del Suelo es una de estas medidas, activadas para afrontar la crisis del sector. Según la nueva ley, en la Comunidad de Cantabria se podrían edificar viviendas unifamiliares en suelo rústico, aunque esto no significa que a partir de ahora esté permitdo construir libremente en este tipo de fincas. Las construcciones se autorizarán con las mayores precauciones para no estropear el paisaje, en zonas específicas y lindando los pueblos, y sujetas a unos planes que tendrán que presentar los ayuntamientos interesados a la Comisión regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU). El ejecutivo cántabro tiene previsto ayudar a los ayuntamientos a elaborar dichos planes, poniendo a su disposición un modelo tipo dentro de un tiempo. Sin embargo, Mazón también previene a los responsables municipales de que esta reforma no va a sanear la economía de los consistorios.

En nuestra anterior entrada hablábamos sobre la rehabilitación de viviendas antiguas, situadas sobre todo en zonas de campo o costa, fuera de núcleos urbanos o en pueblos pequeños. Hay muchos propietarios que se plantean adquirir una de estas viviendas y rehabilitarla con el fin de empezar un negocio de turismo rural, un sector que en los últimos años ha ascendido de manera notable en nuestro país, si bien hay que hacer notar que en este último año la afluencia de usuarios de estos negocios ha bajado bastante como consecuencia de la situación de crisis que atraviesa el país. Una vez tomada la decisión de empezar el negocio, y habiendo comprobado que realmente el edificio se puede rehabilitar, es el momento de acudir a las instituciones públicas para poder optar a las subvenciones que se ofertan para poner en marcha los negocios. Estas subvenciones están encaminadas principalmente a la rehabilitación de los inmuebles, y pueden llegar en forma de préstamos sin intereses o ayudas a fondo perdido. Lo más importante es cumplir los requisitos que se piden, que, la verdad, son bastante restrictivos; además, dichos requisitos suelen variar en función de la Comunidad Autónoma donde se vaya a establecer el negocio. Los trámites que existen las comunidades van desde darse de alta como empresa turística en la Consejería de Turismo correspondiente a la presentación de avales y proyectos, y también se le exigirán una serie de condiciones al alojamiento en cuestión, que serán certificadas siempre por un inspector. La información sobre todos estos trámites se obtiene en la delegación provincial de la Consejería de Turismo de cada Comunidad Autónoma, y será allí también donde podamos informarnos sobre las ayudas.

Los requisitos más comunes que se plantean a la hora de optar por las subvenciones son básicamente los mismos en todas las comunidades, aunque algunas cosas pueden variar. La casa o casas deben tener una arquitectura tradicional y una antigüedad mínima, y disponer de todos los servicios y acometidas, así como de calefacción. También se pide una capacidad mínima y máxima de plazas, una superficie mínima de las habitaciones y una altura mínima de techos. Por cada 4-6 plazas debe haber un baño completo y todas las habitaciones han de tener ventilación directa al exterior. Las casas han de contar con teléfono, extintor y botiquín, y haber obtenido la certificación adecuada de eliminación de aguas residuales, así como mobiliario apropiado y cocina completa. Y todo esto, sin olvidarnos que en algunos lugares se exige que el propietario esté empadronado en el municipio donde está el alojamiento.

Las ayudas y subvenciones que se facilitan suelen proceder de fondos comunitarios (programas PRODER y LEADER Plus, por ejemplo), que proporcionan entre el 20 y el 60% de la inversión; para evitar fraudes, hay establecidos requisitos como una antigüedad mínima en funcionamiento de 2 años para el pago de la ayuda, o un compromiso de mantenimiento de la actividad de entre 5 y 10 años.

La inyección de 8,5 millones de euros por parte del Ministerio de Vivienda será crucial para financiar la rehabilitación integral de más de 1.100 viviendas en el Centro Histórico de la capital. En una primera fase, ya en estado de desarrollo, se están realizando las obras necesarias para recuperar los elementos comunes y adecuar la habitabilidad de 500 viviendas. Aparte de estas intervenciones, también se pretende realizar actuaciones para mejorar las infraestructuras y la urbanización de la zona. Para la primera fase que mencionamos, el Ministerio va a aportar 3,55 millones de euros que servirán para financiar la rehabilitación de los edificios, las viviendas y la mejora de la urbanización, lo cual significa el 28% del coste total de la actuación. Según convenio de la Comisión Bilateral, la Comunidad de Madrid participará en este proyecto aportando 2,5 millones de euros (20% del coste total), mientras que el Ayuntamiento también tomará parte aportando 2,4 millones de euros (cerca del 19% del total), para actuaciones concernientes a infraestructuras y urbanización. El Gobierno Central, por su parte, ha aportado ya 1,06 millones de euros que corresponden al primer pago anual. Aparte de los 8,5 millones de euros que corresponde a su parte, el Ministerio de Vivienda también proporcionará el 80% del coste de los equipos de gestión de la operación, que asciende a más de 256.000 euros.

Estas aportaciones financieras por parte del Ministerio hacen que la Comunidad de Madrid sea la autonomía que más dinero recibirá de él este año; en total, la aportación será de un total de 133,4 millones de euros, más 12 millones para rehabilitación por parte del llamado Plan E. Hay que recordar que el desembolso de las cuantías de dicho plan estaba sujeto a la presentación de propuestas de rehabilitación por parte de las comunidades autónomas; el plazo para la presentación de dichas propuestas finalizó el día 1 del presente mes. Una vez aprobada la aportación de fondos, el 50% se entregarán antes de empezar las obras y el otro 50%, en el momento en que se acredite y certifique el inicio de dichas obras (alrededor del mes de octubre).

En nuestro país, periódicamente nos enfrentamos con un problema que tiene costes terribles para la economía y el medio ambiente: la sequía. La escasez de agua es un problema en todo el mundo y especialmente en nuestro país, sobre todo en determinadas zonas donde este bien es cada vez más escaso. A diferencia de otros lugares de Europa, donde el líquido elemento se paga en lo que vale y se adoptan medidas para ahorrarlo y aprovecharlo al máximo, en España nos permitimos el lujo de desperdiciarlo por lo barato que nos cuesta. Es el momento de hacer algo por nuestro planeta y por nosotros mismos y empezar a adoptar soluciones que pasen por el reciclaje y el acopio de agua de lluvia. Actualmente hay muchas empresas que disponen de sistemas de acopio de agua de lluvia y tratamiento de aguas grises, que nos permiten aprovechar el regalo que nos cae del cielo, así como reciclar las aguas que se van por el desagüe. Hay que tener en cuenta que el 50% del uso del agua en las viviendas va a parar a aplicaciones para las que no es necesario que sea agua sanitara (potable, para entendernos) y puede emplearse tranquilamente agua de lluvia: nos estamos refiriendo al riego, los electrodomésticos,… Esto significa que, con una instalación de aprovechamiento de la lluvia adaptada a las necesidades de cada uno, puede reducirse el gasto de agua a la mitad. Y todo ello, sin ningún problema: la separación entre los dos tipos de agua está actualmente regulada por normativas. La empresa Fercampo distribuye e instala sistemas con depósito para el acopio de agua de lluvia, y también otros en los que se combinan estos depósitos con sistemas de tratamiento de aguas grises, que son las procedentes de lavabos y duchas y pueden emplearse para el rellenado de la cisterna delWC. Este tipo de instalaciones están subvencionadas: el Ministerio de Vivienda, en el art. 3d de la Orden Viv. 2784/2006, prevé ayudas para "la mejora de las instituciones de suministro de agua e instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua y así como la realización de redes de saneamiento separativas en el edificio que favorezcan la reutilización de las aguas grises". Los sistemas, de la empresa alemana GFK, disponen de bombas de impulsión, filtros específicos, depósitos enterrados de duración centenaria, instalaciones de post-suministro y tapas y cubiertas transitables. Más información: www.fercampoenergiasrenovables.com

El boom de la construcción en España, ligado directamente a la bonanza económica que se vivió en la CCE durante unos cuantos años, nos llevó a una serie de tendencias y políticas encaminadas a construir cuantos más inmuebles nuevos posibles, con el objeto de ampliar el parque de viviendas en España. Una de las consecuencias directas de estas actuaciones fue el abandono de la rehabilitación de las viviendas más antiguas, excepto en casos de necesidad. En resumen: la buena situación financiera hacía que la gente, en lugar de reformar o arreglar sus pisos, directamente los vendiera para comprarse otros nuevos. La situación alcanzó tal magnitud que durante el año 2.006 llegaron a construirse la friolera de casi un millón de viviendas nuevas, frente a la cifra de 150.000 que está en las previsiones para este año 2.009. Esta tendencia se ha revelado fatalmente errónea por parte de nuestro país, frente a las actuaciones mucho más lógicas de otros pertenecientes a la Comunidad Económica Europea. Por ejemplo, el caso de Alemania, en donde las obras destinadas a arreglar edificios ya existentes rondan el 62% frente al 37% de la nueva construcción. En España, el porcentaje que supone la rehabilitación en el sector de la construcción es de un triste 24%, frente al 41% del resto de la Unión Europea. Estas cifras nos dan una idea de la situación en que se encuentra el sector en nuestro país, y de la oportunidad que supone para inyectarle una buena dosis de optimismo y oportunidades laborales. En este sentido, parece ser que los poderes políticos se han puesto las pilas (o tienen la intención de ponérselas), estableciendo para los próximos años políticas encaminadas a financiar o subvencionar la rehabilitación de edificios. A través del Ministerio de Vivienda, nos encontramos dos líneas generales de actuación: los 110 millones de euros que destinará el Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo a financiar la rehabilitación en viviendas y espacios urbanos, y el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2013, con ayudas para la rehabilitación aislada de edificios y viviendas, y la rehabilitación en barrios degradados, centros históricos, centros urbanos y municipios rurales. Aparte de los 2.000 millones de euros que se aportarán en forma de subvenciones directas, hay que contar también con la financiación establecida a través del ICO (acerca de ambos temas hablamos en anteriores entradas de TuManitas.com). La producción efectiva de capital se espera que alcance los 4.200 millones de euros, eso sin contar con los cerca de 100.000 puestos de trabajo que generará esta nueva política, que pueden llegar a los 300.000 si se cuenta con la movilización de los capitales privados. Para TuManitas.com la noticia no puede ser más bienvenida, ya que desde el principio apostamos por la rehabilitación y las reformas como medio para incentivar el desarrollo de las empresas de construcción en nuestro país, y como la mejor manera de recuperar el parque inmobiliario actual. Esperemos que todas las medidas tengan efecto y podamos ver cómo el sector de la construcción en España se adecua al del resto de la Unión Europea, estableciendo una gestión del suelo mucho más coherente, lógica, rentable y sostenible para todos.