Problemas de humedad

PisosdeParquetLevantado

El paso del tiempo y los bruscos cambios de temperatura provocan el deterioro del parquet de casa. Por esas razones, hoy describiremos todas aquellas situaciones que puendan dañarlo y que por ende, debemos evitar para que este material dure por más tiempo en nuestros hogares. Además haremos un repaso por las variedades de parquet, así tendremos claro qué material es el mejor indicado para instalar en casa.

pintar techo

Durante los meses fríos, es bastante habitual en algunas casas que aparezcan manchas, olores e incluso desprendimientos de pintura en paredes y techos. La razón la conocemos todos: la presencia de la humedad. El agua penetra en las viviendas a través de fisuras y grietas, o tal vez por condensación (algo que ya explicamos en algunos artículos anteriores sobre la humedad). Hay quien piensa que puede solucionar el problema con una mano de pintura

El pasado día hablábamos en este nuestro blog de TuManitas acerca de las humedades. Pues bien, hoy vamos a ir más en profundidad y vamos a tratar el tema más común de la causas de su aparición: la capilaridad.  Cuando se construye una vivienda, habitualmente se colocan aislamientos que evitan que la humedad ascienda por las paredes. Este tratamiento se conoce como aislamiento de base, e impide que la humedad se propague. No obstante, y en ambientes excesivamente húmedos y/o expuestos a la lluvia, este tipo de aislamiento puede resultar insufiente. Esta carencia se traducirá en la aparición de la humedad, lo que provocará el desconchado de la pintura y el característico moho. ¿Y qué pasa cuando este fenómeno ya se ha producido?. Vamos a valorar las diferentes alternativas para combatir las humedades.

Mediante aparatos eléctricos

La humedad asciende por la pared a través de un proceso que deposita sales y minerales y, posteriormente, se evapora. Este proceso físico y químico fija estas sales en la pared, con su consecuente degradado. Los aparatos eléctricos de los especialistas en humedades cuentan con un sistema que altera este proceso, e impide que la humedad continúe ascendiendo por la pared.

Mediante perforación de paredes

Cuando la humedad ya se encuentra en un estado avanzado, lo mejor es cortar por lo sano. Y nunca mejor dicho, pues la técnica de perforado de paredes consiste en taladrar la parte dañada de un modo uniforme, obturando la capilaridad. Además de esto, será necesario aplicar un tratatamiento químico que impedirá la aparición de nuevas humedades. Pasados unos días, ya nos podemos ocupar de la parte estética restante (alisar y pintar).

Mediante recubrimientos impermeables

La colocación de placas o la aplicación de pinturas anti-humedades es otra de las técnicas recurrentes para tapar los antiestéticos defectos de nuestra pared. Eso sí, este último sistema se trata tan sólo de un tapado, por lo que la humedad puede ir avanzando tras la placa o pintura. Es una solución rápida, y sólo aconsejable en pocos casos.

Bien es cierto que el tema de las humedades en un mal común que acecha a un gran número de hogares españoles. En TuManitas tenemos los mejores entendidos en la materia que podrán solucionar tu problema. ¿Quieres conocerlos?

Imagen: Fimagenes.com

¿Te imaginas?. Este verano te animas a cambiar  los muebles, a colocar un cuadro, a alegrar una estancia… Todo para dar un  toque estival a tu vivienda. Pero a la que mueves una cómoda, ahí detrás aparece. La venganza del invierno, la manchita delatora de una equivocada filtración. En efecto, estamos hablando de las temidas y antiestéticas humadades.

Las humedades no sólo afean nuestro hogar si no que, además, provocan un efecto nocivo sobre la salud y pueden acarrear destrastres mayores si continúan haciendo de las suyas. En suma, son la prueba definitiva de que algo no funciona correctamente en nuestro inmuble. Pero…¿cuál puede ser la causa?. Y , sobre todo, ¿qué podemos hacer para remediarlo?.

Humedad en paredes y cimientos.

Suele ser el tipo de humedad más común, arraigada en el suelo y florecida en la pared.  Aparece en la parte inferior de una habitación, malogrando paredes, zócalos y rodapiés. Tras haberla identificado, es necesario impermeabilizar con productos específicos o mediante la colocación de placas anti-humedad.

Humedad por roturas de cañerías.

Sabrás si hay algún desperfecto en las tuberías de la finca cuando aparezca la manchita que lo confiese. En ese caso, el procediminento es el mismo que el anterior. Cuando haya desaparecido poco a poco, la pared podrá ser revocada y pintada.

Humedad por condensación.

El uso de calefacción excesiva o el riego abundante de plantas puede provocar la condensación del agua en nuestra vivienda, lo que posteriormente se traduce en la aparición de gotas en nuestras ventanas y humedades. En este caso, hay que procurar airear nuestra vivienda frecuentemente. La ventilación es una cuestión fundamental si quieres erradicar el problema de raíz.

Humedad proveniente del exterior.

¿En la zona que resides llueve en abundancia?. Tal vez ya hayas caído en la cuenta de que es necesario impermeabilizar. Así, la pintura evitará que el agua filtre y las humedades invadan tu armonía.

Si todo esto aún te resulta demasiado dificil, en TuManitas tenemos los mejores expertos en materia de humedades. Publica tu trabajo, y prepara tu casa para que luzca en su mayor esplendor este próximo verano!

 

Imagen: bricolaje-decoracion.com

Muchas veces tengo consultas de personas con problemas de impermeabilización en las azoteas y cubiertas planas (transitables o no) de sus viviendas. En la mayoria de los casos se trata de comunidades de vecinos que sufren de goteras en el piso superior, debido al mal estado de dichas cubiertas. La pregunta del millón es siempre la misma: ¿cómo podemos arreglar la cubierta nosotros mismos? Y después pasan a preguntar acerca de pinturas de clorocaucho, membranas sin soldaduras, membranas líquidas… Productos que pueden ser eficaces para arreglos puntuales de poca importancia o envergadura, pero que no servirán para atajar de raíz un problema serio de humedades o goteras.

En estos casos, lo mejor es acudir a un profesional o empresa, ya que el trabajo realmente se las trae en cuanto a dificultad y tiempo. Lo primero que harán será levantar el revestimiento o pavimento de la azotea para comprobar el estado de la tela asfáltica, que es la encargada de proteger la superficie de la estancia a la intemperie y la acción de la lluvia. Probablemente hay que levantar esta tela y colocar una nueva, trabajo que se realiza con soldadura y lanza, y que deben hacer siempre profesionales especializados y cualificados. En el caso de que las fisuras sean puntuales y el resto de la tela esté en buen estado, quizás se puedan rellenar con productos bituminosos o membranas líquidas.

El revestimiento o pavimento que va sobre la tela asfáltica también debe estar en buen estado; en cuanto al interior de la vivienda, una vez erradicada la causa de las humedades, habrá que sanear paredes y techos (picando las superficies si es necesario) y pintar de nuevo, a ser posible con una pintura antihumedad.

Y para todo este tipo de trabajos, ¡no olvidéis contar con los profesionales de TuManitas.com!


Tener una casa con buhardilla es un sueño para muchas personas; este tipo de espacios tienen un encanto especial, como el que podemos ver en la imagen (aunque quizás necesitaría de la intervención de alguno de nuestros manitas para reparar unas cuantas cosas…). Sin embargo, a veces las edificaciones no están bien construidas, y lo peor es que sólo podemos saberlo con el tiempo. Lo que el primer día parece un ático o buhardilla maravilloso y limpio puede terminar presentando complicados problemas, y uno de los más comunes es la presencia de humedades.

Las humedades de este tipo de espacios se deben fundamentalmente a la condensación o a las filtraciones. Una filtración de agua se origina por lo general por la presencia de una fisura o grieta, o por rotura o descolocamiento de alguna teja. Lo complicado en estos casos es localizar la entrada del agua, ya que una gota puede recorrer buena parte de la cubierta antes de encontrar un acceso hacia el interior. Contar con un profesional debidamente cualificado y con garantías es la única forma de ahorrarnos problemas, tiempo y dinero.

Otra posibilidad es que las humedades se produzcan por condensación. La condensación del vapor de agua en forma de humedad se produce por el calor presente en el ambiente (y no olvidemos que el calor sube hacia arriba, por lo que estos espacios suelen ser muy cálidos), y un aislamiento deficitario en la cubierta hará el resto. Las humedades por condensación se manifiestan en forma de agua en la superficie interna de la zona afectada, que termina causando manchas y moho. Solucionar este problema implica por lo general el levantamiento de la cubierta (tejas, pizarra…) y la colocación de material aislante adecuado entre los rastreles de la estructura. Además, podemos “ayudar” también colocando un aparato deshumidificador del aire, y ventilando a menudo estos espacios a través de ventanas practicables colocadas en el tejado.

Imagen / Hector Garcia.

Recientemente, en uno de estos posts relativo a los distintos tipos de pinturas, uno de nuestros lectores nos hablaba de un sistema novedoso para atajar de raíz los problemas de humedad. Por tanto, os voy a presentar este sistema (se trata del de la firma Innovaidea; ¡gracias, querido lector!) y otros más, novedosos y clásicos, para solucionar este incómodo problema.

Tubos cerámicos y a base de energía solar

Detener el ascenso imparable de la humedad hacia nuestras viviendas no es tarea fácil, y normalmente hay que acudir a empresas especialistas que sometan a las paredes  aun buen tratamiento con todas las garantías. Una buena solución es colocar respiraderos que, mediante la condensación de la humedad en su interior, puedan eliminarla de forma eficaz. Los hay en formato de tubos cerámicos (de Knapen Procedés; el teléfono es 965153204) con microporos, que se introducen en los muros perforados a intervalos de unos 40-50 cm, y actualmente también ha llegado a España una solución que aúna este sistema con la energía solar. La empresa que lo comercializa se llama InnovaIdea; mediante un aparato llamado Drain FlexPower Solar, la humedad se introduce en dicho aparato (similar a los tubos cerámicos) y es evacuada por acción de la energía fotovoltaica recolectada por el mismo sistema.

Resinas para inyectar en la pared

Las resinas que se inyectan en la base de los muros tienen como función endurecerse en su interior, creando una barrera que impide el ascenso de la humedad y la hace retroceder. Por ejemplo, existe una resina en forma de gel (comercializada por FTB Restauración; tel.: 916289349) que se vende en cartuchos para inyectar uno mismo. Cada cartucho se inyecta en el muro, a intervalos de dos metros y en el 90% de su espesor. Este tratamiento debe hacerse a la altura del rodapié, o bien a media altura de la pared. La idea es que el producto se infiltre en los capilares y los selle, con lo que poco a poco, la humedad irá desapareciendo.

Sistemas por electro-ósmosis

La electro-ósmosis activa es el sistema que algunas empresas, como Humicontrol y su sistema Mur-Sec, llevan empleando con éxito durante bastantes años. La idea es crear pequeñas descargas eléctricas con interrupciones en el muro y así lograr invertir la polaridad suelo/pared, haciendo que el agua se ionice y, en lugar de subir, baje de nuevo al subsuelo. El sistema es sencillo: se colocan unas varillas de cobre de unos 8 cm a lo largo de la pared, a unos 40 cm de altura y a intervalos de 15 cm (en zigzag). Las varillas van conectadas a un cable de cobre, y éste se deriva a una toma de tierra o piqueta independiente. Después el circuito se cubre con un mortero especial transpirable (lo comercializa la misma empresa y se llama Draining) y ya se puede pintar la pared.

Barreras de vapor: evitar la condensación

Las barreras de vapor son láminas de aluminio que se colocan de fábrica en las planchas de yeso laminado o construcción en seco, para evitar que el vapor de agua penetre en las viviendas y así eliminar la posibilidad de que se produzcan humedades por condensación. Si se construye una vivienda y se ponen desde el principio este tipo de barreras, estaremos previniendo las humedades; pero si éstas aparecen después, tenemos la opción de trasdosar las paredes exteriores levantando por dentro de la vivienda un segundo tabique con cámara de aire en su interior, y con planchas de construcción en seco que vayan provistas de la mencionada barrera de vapor.

Imagen: Cjc 4454.