Ministerio de Vivienda

El alquiler con opción a compra es una opción mixta que ha venido irrumpiendo con fuerza entre las modalidades contractuales de arrendamiento. Debido a la falta de recursos económicos de los nuevos compradores  junto con la inestabilidad actual, han sido muchos los contratos constuidos en nuestro país bajo esta nueva -y más holgada- posibilidad. Eso sí, dudas genera. Así que desde este post de TuManitas pretendemos arrojar algo más de luz para que decidas si finalmente deseas ser inquilino o propietario.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

Se trata de un contrato mixto en el que las partes contratantes pactan un periodo de arrendamiento (el cual debe ser de un mínimo de cinco años) y una opción de compra de la casa por parte del inquilino. En el caso de comprar la vivienda, al nuevo propietario se le descontaría un porcentaje de las cantidades aportadas en concepto de alquiler. El precio de la vivienda se fija en la firma del contrato, aunque puede ser revisado posteriormente. Mientras dura el arrendamiento, el inquilino  puede desgravarse  en la declaración del IRPF el 10,05% de lo abonado, siempre que sus ingresos se sitúen entre los 12.000 y los 24.020 euros anuales.

¿Y qué pasa con las subidas del IPC?

En cuanto a las subidas del IPC, el propietario puede ir actualizando el contrato de arrendamiento con los debidos aumentos. En el caso de comprar, las subidas del IPC no serán aplicadas.

Estoy percibiendo la Renta Básica de Emancipación. ¿Son incompatibles?

No, ni con la RBE ni con ninguna otra ayuda.

¿Quién paga las reformas?

Este ya es un tema más controvertido. Todas las condiciones deben estar previamente pactadas y firmadas: quién pagará los costes de las reformas, qué alcance tendrán y qué obligaciones tiene el nuevo inquilino en el caso de no querer comprar finalmente. Si no hay un acuerdo pactado previamente, el arrendador sólo estará obligado a asumir las obras necesarias para conservar la vivienda en las condiciones habitables.

Y si soy el propietario, ¿ puedo alquilar mi piso bajo esta fórmula?.

Por supuesto. Eso sí, ten en cuenta que se trata de un contrato muy complejo de redactar ya que existen múltiples variantes, por lo que lo más recomendable es encomendar esta tarea a un profesional.

Imagen: Inmobiliariagarcia.net

 

En más de una ocasión nos hemos encontrado con la figura profesional del Administrador de fincas.  La definición exacta de este perfil es: ” Un Administrador de fincas es un profesional que se encarga de gestionar, a petición de los propietarios de fincas rústicas o urbanas o por decisión de una Junta de Propietarios, los asuntos financieros, legales y técnicos que sean necesarios para el mantenimiento y gestión económica de las mismas, siempre basándose en la aplicación de la ley de la Propiedad Horizontal, Arrendamientos urbanos y rústicos” (Wikipedia).

Y aquí es a dónde vamos, según el artículo 20 de la ley de Propiedad Horizontal, las funciones del administrador son:

a) Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.

Dentro de esta obligación, también se contempla que el administrador de fincas debe velar por el correcto funcionamiento de la Junta de Propietarios, en los que se incluye a todos los ocupantes de las viviendas, independientemente de que sean usufructuarios o inquilinos. Así mismo, el profesional está obligado a hacer visitar periódicas a la finca, para garantizar el cumplimiento de los estatutos.

b) Preparar con la debida antelación y someter a la Junta general, el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.

El Administrador debe confeccionar todos los presupuestos de la comunidad, así como controlar las cuentas del balance de ingresos y gastos.

c) Atender a la conservación y mantenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios.

Esta acción puede ser desempeñada sin la aprobación de la Junta de Propietarios, debiendo comunicar toda actividad personalmente, o a través de cualquier medio de comunicación (carta, teléfono, mail…).

d) Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.

e) Actuar, en su caso, como secretario de la comunidad  y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad.

 Custodiar, importante. Queda prohibido todo tipo de difusión de información.

f) Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.

Imagen: Adfruzasociados.com

Uno de los conflictos más habituales en una comunidad de vecinos es la instalación del ascensor. ¿Cuáles son los términos a tener en cuenta antes de acometer (o no) la instalación?. Veamos un ejemplo frecuente.

A la hora de instalar un ascensor, unos vecinos pueden manifestarse a favor y otros en contra, especialmente los vecinos de las primeras plantas. La instalación de un ascensor repercute en un aumento de la mensualidad que no todos están dispuestos a asumir. En este caso, deberán estar deacuerdo con la instalanción la mayoría de los vecinos, inclusive los residentes en las primeras plantas. Así, la Ley de Propiedad Horizontal establece en su Artículo 11  que, si la cuota de instalación sobrepasa el importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el vecino obligado no deberá abonar la suma.

En los casos de sustitución del ascensor, todos los vecinos están obligados a cumplir con la derrama, independientemente de que lo acepten o no. En cambio, si el ascensor funciona pero tan sólo se desea un cambio por una simple mejora, los vecinos en contra no están obligados a invertir.

En el caso de la existencia de vecinos con minusvalías, la cuestión varía sensiblemente: bastará con el acuerdo de las tres quintas partes de los propietarios, quedando todos los vecinos obligados a abonar la cuantía.

Estos temas siempre están sujetos a las modificaciones legislativas y a diferentes interpretaciones. No osbtante, si deseas más información en cuanto al tema, te recomendamos acudas a un abogado experto en la Ley de Propiedad Horizontal.

Imagen: Hotfrog.es

 

0

 

Seguro que cuando has caminado por tu ciudad, has advertido la gran cantidad de carteles publicitarios expuestos en fachadas de edificios. Las viviendas con fachada situada en una zona de gran afluencia de paso son muy solicitadas como soporte para lonas publicitarias de gran envergadura. Si continúas leyendo, te contamos las claves de este hecho.

La colocación de rótulos, lonas y carteles luminosos es decisión de la comunidad de vecinos. Por norma general, se suele llevar a cabo mediante contrapestación económica, es decir, está renumerado. Para poder colocar un cartel en la fachada, es necesaria la aceptación por parte de las tres quintas partes de la Junta de Propietarios, siempre que estas representen las tres quintas partes de la cuota de participación. Los ingresos obtenidos a través de esta operación están sujetos a tributación. Además, las comunidades de vecinos no son sujetos pasivos del IRPF, por lo que son los copropietarios los que deberán tributar en su impuesto sobre la renta.

En el caso de de la colocación de carteles en edificios históricos requieren de un consentimiento especial, el cual determinará si es posible. En cualquiera de los casos, siempre hay un vecino más afectado, por lo que será imprescindible contar con su consentimiento para poder llevar a cabo el proceso.

La Comunidad de propietarios deberá darse de alta en el Censo de obligaciones fiscales en las Oficinas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria que le corresponda. En lo relativo al IVA, la cesión de elementos comunes del inmueble no está exenta del impuesto, por lo que los propietarios deberán repercutir en las debidas declaraciones del mismo.

Además de la debida licencia municipal, existen otros documentos obligados para poder colocar publicidad en la fachada de tu comunidad. Si estás interesado en ello, te recomedamos que consultes a abogados especialistas en la materia.

Imagen: Vidalared.com

 

 

“Mejora tu calidad de vida. Revaloriza tu vivienda”, así reza la campaña presentada por la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y el ministro de Fomento, José Blanco.  Se trata de una pequeña campaña de coste limitado, que tendremos la oportunidad de contemplar en radio, prensa escrita e internet.

Esta campaña persigue dar a conocer las ayudas del Gobierno para la rehabilitación de viviendas. A través de ellas, se puede alcanzar un ahorro de 4.000 euros en la declaración de la renta, además de fomentar la rehabilitación y generar nuevos puestos de empleo. La finalidad de la rehabilitación en las viviendas, según las fuentes, es mejorar la habitabilidad, la eficiencia energética, el consumo de agua, la accesibilidad e infraestructura.

La deducción se basará en un 20 % de las cantidades invertidas en las obras, con un límite de 6.750 euros anuales. Además, será aplicable a las obras realizadas hasta el 31 diciembre de 2012, bien sean de residencia habitual o cualquier otra, inclusive las viviendas de alquiler. Estas últimas contarán con la excepción de que no estén afectas a actividades económicas por parte del contribuyente. De esta iniciativa quedan exentos los garajes, parques, piscinas y otros recintos análogos. Los medios de pago, estarán limitados a tarjeta de crédito o débito, cheque normativo, transferencia bancaria o ingreso bancario, no quedando admitos los abonos en metálico.

En cuanto a la deducción en el IRPF, será necesario presentar factura detallada, junto con todos los requisitos legales exigidos, inclusive IVA.

Más información: Inmodiario.com

Imagen: Idealista.com

A partir de hoy día 1 de junio y hasta el día 30, los adjudicatarios de viviendas de protección oficial (VPO) en derecho de superficie, ya pueden solicitar la compra del suelo. Esto significa que no se verán obligados a devolverla a los 75 años,  adquiriendo pleno derecho sobre la propiedad. El procedimiento está abierto a 6.803 viviendas, locales comerciales y anejos, de las que 2.091 corresponden a Álava, 2.668 a Vizcaya y 2.044 a Guipúzcoa. Esta nueva medida fue acordada en el Pacto Social por la Vivienda, en el ejercicio de 2009.

Según Vivienda, para poder optar a la compra de los inmuebles, es necesario cumplir una serie de requisitos en cuanto a la renta familiar, no debiendo superar los 25.000 euros en los casos de VPO de régimen especial y 39.000 para las VPO de régimen general.

Los interesados en la compra del suelo, deberán dirigir su instancia a la Delegación Territorial de Vivienda, quien notificará al solicitante el precio final ( incluído IVA) junto con  los datos para proceder con el abono. Así mismo, si el comprador hubiera solicitado la concesión de medidas financieras, también se le notificará la concesión o denegación de las mismas.

Fuente: Elmundo.es

Imagen: Construccionesfumanal.com

Durante esta edición de Construmat, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, acudió a la Feria a hablar (entre otras cosas) de la nueva Ley de Sostenibilidad del Medio Urbano. Entre otros detalles, dicha ley establece la obligatoriedad de los edificios residenciales con más de 40 años de pasar una inspección técnica cada 15 años. Hasta ahora, no había un mínimo de referencia para toda España y cada Comunidad tenía sus propios plazos. Con este ajuste, independientemente de lo que indique cada Comunidad, la revisión de los 15 años será obligatoria.

Algo muy interesante dentro de esta noticia es que con la inspección también se realizará un análisis de las condiciones energéticas de cada edificio, y se recomendarán obras, reformas y mejoras que servirán para adecuar la construcción y conseguir un importante ahorro energético. Aislamientos, calderas, acristalamiento… Todos los puntos susceptibles de mejora serán revisados y se aportarán recomendaciones.

Ya el 25 de febrero, entró en vigor en Cataluña un decreto estableciendo las ITEs obligatorias para viviendas de vecinos con más de 45 años de antigüedad. Estas medidas son, desde luego ,una buena noticia para los propietarios y para el sector de la rehabilitación. Una vivienda en buenas condiciones y energéticamente eficiente es toda una inversión. Si contamos además con las varias ayudas y subvenciones para la rehabilitación de viviendas que ofrecen el Ministerio de Fomento y las Comunidades Autónomas, y por supuesto, con los profesionales de TuManitas (que ofrecen los mejores presupuestos y todas las garantías), la rehabilitación y mejora de nuestra casa será una idea inmejorable.

Imagen:
Unnim.


No me gusta nada ser mensajera de malas noticias, pero lo cierto es que en los tiempos que corren casi no me queda otro remedio; menos mal que sólo lo hago de vez en cuando… En fin, en este caso la reflexión nos llega por parte del presidente de Seopan, David Taguas, y el caso es que durante este año 2010 estiman que la inversión en construcción descenderá entre un 8 y un 10 por ciento. Vamos, que va a caer como los trabajadores de la foto: sin arnés, sin protección y sin red.

Malas noticias, en efecto, para el sector de la construcción. Los distintos planes que los Ministerios de Fomento (infraestructuras) y Vivienda (rehabilitación) han puesto en marcha no parece que vayan a tener un efecto muy intenso en la recuperación de dicho sector, y en palabras de Taguas, este efecto “tardará tiempo en observarse”.

Al parecer, la construcción de viviendas será la que se lleve el “palo” más gordo, ya que experimentará una bajada en la inversión de alrededor del 13%. Y aquí es donde os dejo mi reflexión: ¿de verdad es esto tan malo? ¿No es lógico, cuando menos, que se deje de construir sin medida cuando hay tantos inmuebles para rehabilitar o renovar? ¿Hasta cuándo pensábamos que iba a durar esto de construir y construir pisos… que después no se podrán vender?

Y una buena noticia (dentro de lo malo…): la rehabilitación y el mantenimiento de edificios serán las actividades que experimenten un menor descenso en cuanto a inversión, quedándose en tan sólo un 3-6%. Ahí es donde entramos nosotros, desde TuManitas, poniendo en contacto a los profesionales y las empresas con los particulares que necesitan sus servicios. Ahí es donde entran los mejores profesionales, aportando presupuestos ajustado y profesionalidad. Ahí es donde entran los particulares, que prefieren renovar y recuperar sus viviendas en lugar de plantearse cambiar de casa.

En fin, que ahí es donde está el futuro del sector, cosa que a estas alturas yo creo que está bastante clara: en la rehabilitación y la renovación, y también en la innovación y la formación. Y si no, me lo contáis dentro de unos años…

Vía / Urbanoticias Construcción.

Imagen / NIOSH.

¡S.O.S! ¿Dónde están mis subvenciones...?
¡Socorro! ¿Dónde están mis subvenciones...?
El desplome de los precios de la vivienda parece continuar, aunque siempre a pasos más lentos de lo que debería (el precio de los pisos sigue sin estar acorde con los sueldos de los compradores o con la aportación casi nula de créditos por parte de los bancos), por lo que el reciclaje de empresas y profesionales del sector parece algo casi obligado. Y más aún si tenemos en cuenta en qué está invirtiendo sus fondos el Gobierno: la rehabilitación de edificios y viviendas ya construidos.

La idea es que estos fondos generen actividad y, sobre todo, empleo: la línea de ayudas a la rehabilitación incluidas en el Plan Estatal de Vivienda, dotada con 1.780 millones de euros para el periodo 2009-2012, generará unas 100.000 contrataciones. O por lo menos, estas fueron las palabras del secretario general de Vivienda, Javier Eugenio Ramos.

Según Ramos, cada millón de euros que se invierte en esta actividad origina unas cincuenta y cinco contrataciones; estas conclusiones parten de un estudio realizado por la Fundación Tomillo. El alto cargo del Ministerio defendió la ‘oportunidad’ y el ‘enorme campo y potencial de negocio’ que la actividad de rehabilitación supone para las empresas.

Según el Ministerio de Vivienda, la mitad de los inmuebles de que consta el actual parque de vivienda en nuestro país (es decir, unos doce millones de inmuebles) son susceptibles de rehabilitarse, al haber sido edificados hace más de treinta años, cuando no regían las actuales normas de edificación. A esto hay que añadir los por lo menos novecientos barrios que pueden ser de ser objeto de un proceso de renovación urbana.

Todos estos datos hacen que el secretario general anime a las empresas a ‘reciclarse’ en promotores de rehabilitación, para lo que, siempre según Ramos, se requiere un personal más cualificado, pero menos máquinas y menos capital. En TuManitas seguimos apostando por la rehabilitación, como hemos venido haciendo desde nuestros comienzos. Esperemos que las ayudas realmente sean efectivas a la hora de fomentar el empleo en nuestro país; por nuestra parte, seguiremos aportando nuestro granito de arena.

Vía: Urbanoticias.

Imagen: Arquitecnia.

Un equilibrio tan precario como el del sector...
Un equilibrio tan precario como el del sector...
No comenzamos el año 2010 con muy buenas noticias, la verdad. La crisis va a ser de nuevo la protagonista de este año, y lo cierto es que los pobres ciudadanos vamos a vernos las caras con subidas de impuestos, negación de financiación por parte de los bancos para compra de vivienda, subidas de precios de transporte público y otros servicios, las cifras del paro que cada vez son más aterradoras… Junto con todas estas noticias, una más referente al sector de la construcción, que es en definitiva el que nos ocupa: la Comisión Europea ha comenzado el año emitiendo un informe sobre el futuro de la construcción en varios países, y no es nada halagüeño para nuestra nación.

Al parecer, el sector de la construcción en España no se recuperará del todo hasta que los precios de la vivienda no toquen fondo, y eso no es posible que ocurra, siempre según el organismo europeo, hasta dentro de “varios años”. Los países en los que la vivienda subió de precio de manera escandalosa en los años de bonanza, como España o Irlanda, son los que más van s sufrir con este reajuste, mientras que otros en los que dichos precios fueron más comedidos (Alemania o Polonia, entre otros) van a recuperarse de manera más rápida.

Otro punto sobre el que llamó la atención la Comisión fue el del peso del sector de la construcción en el PIB: no volverá a ser el mismo aunque la economía se recupere y la vivienda estabilice sus precios. La actividad del sector en la Unión Europea ha descendido nada menos que un 17% en sólo 21 meses, y desde luego este bajón es algo muy difícil de remontar.

En fin, que vienen tiempos aún más duros para la construcción en España. Pero no todo son malas noticias: mucha gente, el dinero que no se gasta en comprar viviendas lo utiliza para reformar las propias, y ya hay muchos “manitas” que han encontrado proyectos y trabajo a través de nuestra web. Esperemos que nuestra comunidad siga avanzando a buen ritmo, y cada vez más profesionales y particulares confíen en nuestro servicio para colaborar.