Ministerio de Fomento

 

«Mejora tu calidad de vida. Revaloriza tu vivienda», así reza la campaña presentada por la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y el ministro de Fomento, José Blanco.  Se trata de una pequeña campaña de coste limitado, que tendremos la oportunidad de contemplar en radio, prensa escrita e internet.

Esta campaña persigue dar a conocer las ayudas del Gobierno para la rehabilitación de viviendas. A través de ellas, se puede alcanzar un ahorro de 4.000 euros en la declaración de la renta, además de fomentar la rehabilitación y generar nuevos puestos de empleo. La finalidad de la rehabilitación en las viviendas, según las fuentes, es mejorar la habitabilidad, la eficiencia energética, el consumo de agua, la accesibilidad e infraestructura.

La deducción se basará en un 20 % de las cantidades invertidas en las obras, con un límite de 6.750 euros anuales. Además, será aplicable a las obras realizadas hasta el 31 diciembre de 2012, bien sean de residencia habitual o cualquier otra, inclusive las viviendas de alquiler. Estas últimas contarán con la excepción de que no estén afectas a actividades económicas por parte del contribuyente. De esta iniciativa quedan exentos los garajes, parques, piscinas y otros recintos análogos. Los medios de pago, estarán limitados a tarjeta de crédito o débito, cheque normativo, transferencia bancaria o ingreso bancario, no quedando admitos los abonos en metálico.

En cuanto a la deducción en el IRPF, será necesario presentar factura detallada, junto con todos los requisitos legales exigidos, inclusive IVA.

Más información: Inmodiario.com

Imagen: Idealista.com

Durante esta edición de Construmat, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, acudió a la Feria a hablar (entre otras cosas) de la nueva Ley de Sostenibilidad del Medio Urbano. Entre otros detalles, dicha ley establece la obligatoriedad de los edificios residenciales con más de 40 años de pasar una inspección técnica cada 15 años. Hasta ahora, no había un mínimo de referencia para toda España y cada Comunidad tenía sus propios plazos. Con este ajuste, independientemente de lo que indique cada Comunidad, la revisión de los 15 años será obligatoria.

Algo muy interesante dentro de esta noticia es que con la inspección también se realizará un análisis de las condiciones energéticas de cada edificio, y se recomendarán obras, reformas y mejoras que servirán para adecuar la construcción y conseguir un importante ahorro energético. Aislamientos, calderas, acristalamiento… Todos los puntos susceptibles de mejora serán revisados y se aportarán recomendaciones.

Ya el 25 de febrero, entró en vigor en Cataluña un decreto estableciendo las ITEs obligatorias para viviendas de vecinos con más de 45 años de antigüedad. Estas medidas son, desde luego ,una buena noticia para los propietarios y para el sector de la rehabilitación. Una vivienda en buenas condiciones y energéticamente eficiente es toda una inversión. Si contamos además con las varias ayudas y subvenciones para la rehabilitación de viviendas que ofrecen el Ministerio de Fomento y las Comunidades Autónomas, y por supuesto, con los profesionales de TuManitas (que ofrecen los mejores presupuestos y todas las garantías), la rehabilitación y mejora de nuestra casa será una idea inmejorable.

Imagen:
Unnim.

Bueno, esto es lo que dicen las asociaciones de constructores, que lógicamente no dejan de ser juez y parte en este tema. Me estoy refiriendo en este caso al recorte de la inversión por parte del Gobierno en obras públicas de infraestructuras. Ya sabemos que se van a recortar alrededor de 5.700 millones de euros de la inversión prevista en este campo para el año 2011, y como es normal, las asociaciones de constructores, que son los más afectados, han puesto el grito en el cielo y presentan estudios que indican que este recorte brutal tan sólo les va a suponer un ahorro del 10% de la inversión prevista, a las arcas del estado.

Este recorte está a punto de llevarse a cabo por la tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para el 2011. Conociendo los datos, la Confederación Nacional de la Construcción (CNC)y las principales asociaciones nacionales del sector de la obra pública a las que representa (Seopan, Anci, Aerco y Cepco) han avisado de que las medidas del Gobierno probablemente supondrán «la práctica paralización del sector de la obra pública durante los dos próximos años”.

El porcentaje que han calculado se ahorrará el ejecutivo con estos recortes, concretamente un 10%, es realmente muy escaso si sus cálculos son correctos. Estos cálculos se han obtenido teniendo en cuenta que, según la CNC y las asociaciones mencionadas, por cada 100 millones invertidos por el Estado recupera 59 millones en forma de impuestos. El documento publicado llega a la siguiente conclusión:“Teniendo en cuenta los costes e indemnizaciones inherentes a las resoluciones de contratos y reprogramación de anualidades, se estima que, del ahorro previsto por el Estado en el plan de ajuste realizado en la obra pública, sólo un 10% será finalmente ahorro efectivo”.

Hasta aquí, los datos y estimaciones. Lo que realmente ocurrirá todavía está por ver. Es cierto que la inversión es algo indispensable, no sólo para aportar trabajo a las empresas y profesionales, sino también para renovar y mejorar las infraestructuras; pero también es cierto que en épocas de crisis, los recortes han de ser generales. Algunas grandes empresas dedicadas a la construcción harían bien en formar a sus empleados y profesionales de cara a las necesidades futuras del sector, y quizás deberían replantearse su dependencia de las ayudas e inversiones públicas.

Fuente: Fundación Laboral de la Construcción.

Imagen: Ferrán Nogués.

Escalofriantes las cifras que he conocido esta mañana. El número de parados en el sector de la construcción ha aumentado a día de hoy en nada menos que en un millón, lo que significa que se ha perdido (destruido en realidad) toda esta cantidad de puestos de trabajo desde la no tan lejana época de las «vacas gordas», cuando se construía y se vendía absolutamente todo, a precios inflados y con financiación a manos llenas por parte de las entidades bancarias. Una vez más, esta cifra nos debe llevar a la reflexión. Los puestos de trabajo han de recuperarse, sí, pero volver a la dinámica de construir sin medida, destrozando el medio ambiente y basando la economía de un país en el ladrillo, no tiene ningún sentido.

Además, la alarma no ha hecho más que empezar y tiene visos de ir a mucho más. Desde ANCI (Asociación Nacional de Constructoras Independientes) han solicitado al Gobierno, concretamente al Ministerio de Fomento, que se replantee el recorte de 6.400 millones de euros para el Plan de Infraestructuras, ya que supondría un aumento de 115.000 parados más que engrosarían estas abultadas cifras de desempleo en la construcción. La asociación también teme que la financiación privada retire sus inversiones, debido a la inseguridad que puede crear este recorte para los futuros presupuestos.

Y al pregunta es: ¿se debe o no se debe recortar? Es muy curioso ver cómo se critica a los dirigentes por no tomar medidas o no hacer nada frente a la crisis, y cuando empiezan a hacerlo, entonces les criticamos cuando las medidas nos afectan a nosotros. Está muy bien que le «corten el grifo» al vecino; pero el nuestro, ni tocarlo… La conclusión por mi parte está clara. Es evidente que hay que disminuir los gastos si queremos salir adelante, y además no podemos depender siempre de los poderes públicos. Reciclarse en aprendizaje, formarse y adaptarse a las necesidades del mercado es ahora mismo más importante que nunca. Y por supuesto, echar mano de los servicios más eficaces para búsqueda de trabajos y clientes, como nuestra web de TuManitas, con más de diez mil trabajos realizados desde sus inicios.

Vía / Urbanoticias.

Imagen / Ekinez Sortu.


No me gusta nada ser mensajera de malas noticias, pero lo cierto es que en los tiempos que corren casi no me queda otro remedio; menos mal que sólo lo hago de vez en cuando… En fin, en este caso la reflexión nos llega por parte del presidente de Seopan, David Taguas, y el caso es que durante este año 2010 estiman que la inversión en construcción descenderá entre un 8 y un 10 por ciento. Vamos, que va a caer como los trabajadores de la foto: sin arnés, sin protección y sin red.

Malas noticias, en efecto, para el sector de la construcción. Los distintos planes que los Ministerios de Fomento (infraestructuras) y Vivienda (rehabilitación) han puesto en marcha no parece que vayan a tener un efecto muy intenso en la recuperación de dicho sector, y en palabras de Taguas, este efecto «tardará tiempo en observarse».

Al parecer, la construcción de viviendas será la que se lleve el «palo» más gordo, ya que experimentará una bajada en la inversión de alrededor del 13%. Y aquí es donde os dejo mi reflexión: ¿de verdad es esto tan malo? ¿No es lógico, cuando menos, que se deje de construir sin medida cuando hay tantos inmuebles para rehabilitar o renovar? ¿Hasta cuándo pensábamos que iba a durar esto de construir y construir pisos… que después no se podrán vender?

Y una buena noticia (dentro de lo malo…): la rehabilitación y el mantenimiento de edificios serán las actividades que experimenten un menor descenso en cuanto a inversión, quedándose en tan sólo un 3-6%. Ahí es donde entramos nosotros, desde TuManitas, poniendo en contacto a los profesionales y las empresas con los particulares que necesitan sus servicios. Ahí es donde entran los mejores profesionales, aportando presupuestos ajustado y profesionalidad. Ahí es donde entran los particulares, que prefieren renovar y recuperar sus viviendas en lugar de plantearse cambiar de casa.

En fin, que ahí es donde está el futuro del sector, cosa que a estas alturas yo creo que está bastante clara: en la rehabilitación y la renovación, y también en la innovación y la formación. Y si no, me lo contáis dentro de unos años…

Vía / Urbanoticias Construcción.

Imagen / NIOSH.

Por una vez, creo que puedo escribir una buena noticia en lo referente a la crisis dentro del sector de la construcción; o por lo menos eso es lo que nos está diciendo el Ministro de Fomento, José Blanco, que ha informado de que la inversión para el plan extraordinario de Infraestructuras será de nada menos que quince millones de euros, y que dicha inversión contribuirá a crear cuatrocientos mil puestos de trabajo durante este año en el sector.

El plan está previsto para ser lanzado a finales de enero o principios de febrero, y siempre según el ministro, cuenta con «el compromiso de las grandes entidades financieras españolas para financiarlo en su totalidad». Este apoyo por parte de las entidades va parejo al que ya han aportado otras organizaciones, como el Banco Europeo de Inversiones (BEI) o el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

José Blanco continuó indicando que su Ministerio tiene casi terminada la estructura de dicho plan, rematando flecos con los acuerdos con las financieras y el BEI, de manera que después todo el conjunto será presentado al Ministerio de Economía para recibir el visto bueno definitivo y terminar de presentar el Plan dentro de unas semanas. La idea que es que el proyecto tenga importantes repercusiones en el empleo dentro del sector de la construcción y las infraestructuras españolas, y además posibilitar a nuestro pais el competir con el resto de Europa en las mejores condiciones posibles.

» [El plan] Permitirá una mayor igualdad entre los diferentes territorios con la modernización de las infraestructuras. La cohesión territorial mediante infraestructuras es fundamental, y unida a la cohesión social es la que garantiza la igualdad de oportunidades entre ciudadanos y territorios». Estas fueron las declaraciones exactas del ministro.

Las inversiones para la mejora de las infraestructuras, sobre todo si comportan un incremento del empleo dentro de nuestro sector y una movilización de la economía con vistas a su recuperación, siempre son bienvenidas. Quedamos pendientes de la presentación del Plan y sus futuros resultados; esperemos que sus frutos los podamos ver en breve…

Vía: Urbanoticias.