Energías renovables

Puede que en alguna ocasión hayas oído este término: Farolas inteligentes. Algunas ciudades como Barcelona, San Sebatián, Santander y Sevilla ya las han incorporado en sus calles. Pero, ¿qué son las farolas inteligentes? Bueno, hagamos una revisión de este concepto.

Las farolas inteligentes cuentan con luces LED que aminoran el consumo eléctrico, y con sensores, que captan la presencia de usuarios que requieran de su servicio. Gracias a estos últimos, la farola se enciende o se apaga, en función de la cantidad de personas que haya en torno a ella.

Este tipo de farolas, un 80% más eficientes que las convencionales, requiere de una gran inversión incial. Eso sí, los especialistas aseguran que este dinero se ve amortizado en cuestión de poco tiempo. Así, entre sus principales ventajas se encuentran:

-Consumo detallado: Aporta información acerca de la temperatura, la enegría empleada, contaminación. Al margen de esto, el servicio más interesante que ofrecen es el de convertirse en una posible “alarma lumínica” puede enviar informción acerca de accidentes, personas mayores, amenazadas, puede prestar información del tráfico…Interesante, verdad?.

-Ecológicas: Consumen menos electricidad y reducen la contaminación por el uso de la energía, esa gran implicada en el cambio climático.

-Ahorran dinero: Y como es evidente, se ahorra bastante dinero. ¿Las veremos pronto en más lugares de España?

La empresa Butech ha desarrollado un nuevo pavimento, capaz de absorber el calor solar y trasformarlo en energía fotovoltáica. El nuevo pavimento se presenta en baldosas, donde se integra un material cerámico perfectamente transitable e  incluye un vidrio fotovoltáico, el cual le otorga sus facultades de transformar luz en energía solar.

Estas baldosas se vienen empleando para  techos, paredes y suelos o, en su defecto, en aquellas zonas de la vivienda o de locales comerciales expuestos a la luz solar. Por si fuera poco, al perecer es un material ecológico en todo su proceso de creación: en su producción se consumen pocas cantidades de energía, lo que reduce la emisión de C02 a la atmósfera.

Frente a los paneles habituales, este nuevo pavimento convierte las zonas antes intransitables por zonas donde se puede distribuir, incluso, mobiliario: donde antes permanecían los intocables paneles solares, ahora se puede pasear con la mayor tranquilidad, todo ello sin renunciar al diseño ni a la elegancia.

Sus creadores aún no han avanzado el precio en el meracdo o su comercialización, pero lo cierto es que el producto promete, ¿verdad?

Imagen: Porcelanosagrupo.com

El muro Trombe es un dispositivo empleado para retener el calor dentro de las construcciones. No cuenta con sistemas complejos ni requerimientos técnicos, su secreto es muchísimo más sencillo. Este tipo de muro, empleado en las construcciones de edificios, están levantados con materiales que retienen el calor, como la piedra, el hormigón o el adobe. Posteriormente, suele incluir algún elemento de vídrio abatible, para favorecer la ventilación. Por norma general, suelen orientarse al norte en el hemisferio sur, y al sur en el hemisferio norte.

Su funcionamiento es bien sencillo. El sistema aprovecha las diferencias de densidad entre el aire frío y caliente, provocando corrientes que se introducen en el interior del edificio en función de las trampillas que estén abiertas. Estas corrientes refrescan o refrigeran  el edificio, en función de nuestras necesidades.

Durante el día, los rayos del sol indicen en el ventanal acristalado, calentando la superficie de la construcción. Por la noche, el calor tiende a liberarse, pero se topa con el acristalamiento, lo que devuelve el calor al interior y lo retiene durante más tiempo. Debido a este fenómeno, la temperatura suele mantenerse contante y prácticamente no se registran variaciones. Esto permite que, mientras en el exterior se registran bajas tempraturas, en el interior de la vivienda la temperatura media oscile entre los 18-20 Cº, logrando un gran confort térmico.

Imagen: Inti.gov.ar

En las grandes urbes comienzan a vislumbrarse, y cada vez, los llamados techos verdes o cubiertas ajardinadas. No se trata de un simple huerto urbano o aglomeraciones de macetas, las cubiertas ajardinadas son una iniciativa más hacia la creación de ciudades sostenibles y espacios que supongan micro pulmones para nuestra población.

Según sus tipos, los techos verdes pueden ser clasificados en extensivos e intensivos, según el mantenimiento requerido y la profundidad del cultivo.

Los techos intensivos requieren de un cuidado y manteniento costante: reclaman un suelo especialmente grueso para poder alojar las raíces de las diferentes plantas y arbustos que se alojen en él. El abono, el riego y los costantes cuidados son la tónica general que caracterizan a este tipo de azoteas ajardinadas.

Los techos extensivos se suelen visitar sólo para su mantenimiento: basta con algún abono esporádico y desbrozar la maleza de vez en cuando.

Estos techos verdes pueden desempeñar diferentes funciones, tales como el cultivo de frutas y verduras, reducir el riesgo de inundaciones, proteger la biodiversidad de la ciudad, actuar como barrera acústica entre el exterior y el interior del edificio y, sobretodo, filtrar contaminantes y C02.

A continuación os mostramos algunos ejemplos de techos verdes. Esperamos que los disfrutéis!

skyscrapercity.com

 

Imagen: Hpcreatividad.net

 

 

 

Para tejados, para paredes delgadas, para toldos ligeros…si hay alguien que entiende de innovación, esos son la empresa Sunpower y Lumeta, quienes recientemente han diseñado placas de energía solar que se camuflan con el techo y las paredes.

Estos nuevos paneles que imitan la forma del techo  están compuestos de cobre, indio, galio y selenio. Son un poco menos eficientes que los tradicionales, pero más baratos.

Indudablemente, sí son más estéticos, pues son fabricados en el mismo color que el tejado, junto con sus  ángulos y texturas. Así, se cubre al máximo cada rincón de la superficie, pudiendo aprovechar cada milímetro para recibir la luz solar. Además, sus fabricantes asientan que se trata de materiales más ligeros, por lo que pueden ser empleados para otras superficies que sólo soporten un peso mínimo, tales como paredes delgadas o toldos.

Y eso no es todo, si no que estos nuevos paneles se adherieren a la superficie gracias a una sustancia pegajosa que los fija, eliminando la necesidad de instalar aparatosos mecanismos que realentizan la obra y encarecen el coste final.

Así, la antigua excusa de no incorporar a nuestros hogares paneles solares por no ser estécticos, ya ha quedado obsoleta. Sin duda, es una buena noticia que contribuirá a que los hogares españoles sean más sostenibles.

 

 

¿Eres de los afortunados que tiene un jacuzzi o piscina en el jardín?. Entonces sabrás lo que cuesta mantenerlos. Eso sí, existen algunos accesorios útiles que puedes incoporar para contar con  un ahorro notable en la factura eléctrica.

Uno de las funcionalidades más recurrentes de los sofisticados jacuzzis es la opción de poder regular el agua hasta alcanzar una agradable temperatura, suponiendo un incremento  en el consumo y una consecuente inversión en su mantenimiento. En el caso de las piscina, tal vez seas de aquellos que no les agrade el agua excesivamente fría, o intentes evitarla para cuando los más pequeños de la casa decidan darse un baño.

Bueno, pues la empresa Solar Sun Rings ha creado unos atractivos paneles solares, especialmente adaptados para las superficies acuáticas. Son resistentes, coloridos, y aprovechan la energía solar para calentar el agua sobre la que se posan y, según sus especialistas, elevan la temperatura hasta 6 grados.

El Solar Ring  (o anillos solares) cuentan con dos capas de material ultraligero: la capa externa retiene el calor y la transmite a la capa inferior, generalmente de color azul-, para que asu vez caliente la zona.

Además de las ventajas evidentes – ahorro energético, respeto al medio ambiente e inocuidad para la salud humana-, los anillos ecológicos impiden la pronta evaporación de los productos químicos que empleamos para mantener nuestro jacuzzi o piscina en perfectas condiciones, por lo que también puede permanecer limpia durante más tiempo.  A su vez, notarás que el agua no desciende de un modo tan drástico, porque también aminoran la evaporación de la misma.

Si tú también te animas a tener uno de estos, puedes conocerlos más a fondo en www.solarsunrings.es.

Fuente: solarsunrings.es.

Imagen: backyardcitypools.com

¿Pueden los rastrojos del maíz transformarse en material de la construcción?. Si, por supuesto. Y además, es una opción ecológica y sostenible. O al menos así lo afirman desde la Universidad de Illiniois, cuyos expertos han elaborado tableros a partir de este deshecho, para ser utilizados en la construcción de viviendas y en la fabricación de muebles . Este nuevo invento recibe el nombre de “CornBoard” y está siendo comercializado por la empresa Corn Board Manufacturing.

El procedimiento para su creación es simple: Después de recoger el maíz de la cosecha, los rastrojos son tratados y compactados para crear un material único y consistente que contribuye a aminorar las emisiones de CO2 y la tala excesiva de nuestros bosques. Este nuevo material “verde” ya está siendo utilizado para revestimientos, puertas, tejados, armarios y todo tipo de mobiliario de exterior, especialmente en EE.UU, debido a la gran cantidad de cosechas de maíz existentes en el país.

Según los cálculos de estos expertos, por cada hectárea de maíz recolectado, se consiguen suficientes rastrojos como para revestir una casa de dos plantas. Y es que el reciclaje – independientemente de su índole- además de económico, es una opción inteligente.

¿Te animas a incorporarlo en tu vivienda?. Cuenta con nuetros expertos para ello.

Web: www.cornboardmanufacturinginc.com

Imagen: inhabitat.com

Se trata de una de las ferias más interesantes de todo el panorama relacionado con la rehabilitación, la vivienda, la construcción y las energías renovables, no sólo de España sino también del resto de Europa. Se llama GENERA y se va a celebrar en breve su edición del 2011. ¿Cuándo y dónde? Pues en IFEMA Feria de Madrid, desde el 11 al 13 de Mayo. Su nombre completo es Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente, y en ella se podrán ver en directo todas las novedades referentes a energías renovables. Además de los stands con empresas llegadas de todo el mundo, la Feria se completa con un intenso calendario de actividades.

El sector que mayor presencia tendrá en la feria será el de la energía solar fotovoltaica, seguido del de la energía solar térmica. Además del espacio expositivo y los stands, durante los tres días del evento se desarrollará el FORO GENERA, un lugar para presentar productos y servicios; las JORNADAS TÉCNICAS, con temas tan interesantes como la energía minieólica, la geotermia y los tratamientos energéticos de residuos (entre muchas otras charlas y conferencias), y la GALERÍA DE INNOVACIÓN, donde se mostrarán las 25 propuestas energéticas más innovadoras desarrolladas el último año en nuestro país a cargo de empresas privadas e instituciones públicas.

GENERA se afianza así como una apuesta importante en el campo de la sostenibilidad. Para más información, se puede acceder a la web de IFEMA.

Imagen:
Portal Energía.

0

La Semana del Diseño de Milán suele traer muchas novedades en cuanto a mobiliario, revestimientos, iluminación… Pero en este caso, son las energías renovables, algo que en blog de TuManitas nos interesa (y mucho) las que se han llevado al gato al agua con diseños tan buenos como el que os traigo en el post de hoy. Su nombre es Yill y ha sido diseñado por la firma Younicos, especializada en fabricar módulos de almacenamiento de energía y soluciones para redes eléctricas a partir de energías renovables.

El módulo de almacenaje Yill lo podéis ver en la fotografía: su diseño es minimalista, práctico y cómodo de transportar, pero lo más importante es su capacidad. Y es que el curioso Yill puede aportar energía a un centro de trabajo durante dos tres días, después de haber recargado sus baterías de titanio-litio con el solo aporte de la energía solar. Yill es un diseño de Werner Aisslinger, y a su capacidad de aporte energético se suma su atractivo aspecto, que lo desmarca de los clásicos centros generadores de energía.

Yill puede almacenar aproximadamente 1 kW/h de energía, aprovechando los paneles solares que algunos edificios tienen para hacer acopio de energía solar. Resulta una excelente medida de prevención, por ejemplo para suministrar electricidad cuando hay un corte de fluído eléctrico, una avería o un apagón. El módulo también puede recargarse a través de la red eléctrica, por ejemplo durante la noche, y puede ser una excelente medida para transformar los edificios obsoletos en construcciones con energías renovables, ya que evita el tener que instalar falsos techos o soleras flotantes con tomas de corriente. Al tratarse de unidades portátiles se desplazan fácilmente (la propia batería es una rueda) a donde sean necesarias, con lo que la red de cables se hace innecesaria.

El diseño de Yill
ha sido galardonado con el prestigioso premio Red Dot “Best of the Best” de este año 2011.

Fuente e imagen: Younicos.

Hoy es el Día Mundial de la Eficiencia Energética. El tema no puede estar más candente en la actualidad, con la dichosa medida de bajar la velocidad de las autovías a 110 km/h y las famosas “pegatinas” sobre las señales. El Gobierno, además, está estudiando también quitar iluminación en calles y carreteras para ahorrarse, según dicen, hasta un 15% en gasto eléctrico. Es algo normal si tenemos en cuenta la escandalosa subida del precio de la electricidad que hemos tenido que “comernos” este año, en plena crisis…

Pero a lo que íbamos. Lo que no cabe duda es que el planeta presenta serios signos de agotamiento de recursos, y además la producción de energía genera polución en forma de CO2. Corremos el riesgo de dejar a nuestros nietos un lugar espantoso para vivir, algo que aunque ya no tiene vuelta atrás en muchos casos, todavía podemos minimizar en cierto modo. Por ejemplo, reduciendo el gasto energético en nuestras viviendas; además, y ya viéndolo desde un punto de vista egoísta, también podemos ahorrarnos un buen dinero al año.

En calefacción, sin ir más lejos, se va una considerable parte del presupuesto y de la energía consumida. Para minimizar el gasto recordemos que hay que programar los termostatos a no más de 22º C, apagar la calefacción o el aire acondicionado por la noche, cerrar puertas y ventanas (y vigilar que estén bien aisladas, tanto en cuanto a doble acristalamiento como colocando plintos y burletes si es necesario) y aprovechar la luz del sol en la medida de lo posible.

Otra manera de ahorrar energía en climatización, quizás la más eficaz, es aislar bien nuestras viviendas. Podemos hacerlo trasdosando paredes y colocando lana de roca en la cámara de aire, cambiando nuestras ventanas por otras con doble acristalamiento y cierre abatible o similar (las correderas son las menos aislantes), colocando falsos techos y soleras o tarimas con materiales aislantes incorporados… Además, este tipo de medidas contribuirá a nuestra confortabilidad, ya que también ayudarán al aislamiento acústico.

Para todo el mundo: feliz Día de la Eficiencia Energética. Vamos a celebrarlo gastando un poquito menos de energía…