decoración

La producción actual de pinturas para decorar y renovar el interior de las viviendas está ahora mismo muy desarrollada. La constante investigación que llevan a cabo las distintas marcas ha hecho que aparezcan en el mercado muchos productos distintos, específicos y adaptados para las más variadas necesidades de particulares y empresas. Desde las pinturas sin olor o de sacado rápido, pasando por las de tipo “una capa”, a las llamadas “DTM” (directo al metal; pinturas que pueden aplicar sobre el óxido sin imprimación), la oferta es mucha y de muy buena calidad. Ahora mismo, la firma Barnices Valentine pone a nuestra disposición dos productos de última generación que abren nuevas posibilidades en el campo de la decoración de interiores. Con sus nuevas pinturas Efecto Pizarra y Efecto Magnético, las paredes no sólo quedan renovadas, sino que ofrecen una superficie versátil y multiusos.

Perfecta para oficinas y despachos en los que haya que desplegar constantemente documentos o pinchar notas y horarios en tableros de corcho, la pintura Efecto Magnético transforma cualquier pared en una superficie magnética donde directamente se pueden colgar imanes que sujeten notas, fotos, esquemas… De este modo, clasificar los proyectos resultará todavía más fácil y práctico. Este producto se presenta en color gris, pero se puede pintar encima con una pintura plástica para conseguir el acabado de color que se desee, con el que lograr un resultado todavía más original. Y también es una solución perfecta para las paredes de niños y adolescentes: se acabó el pinchar los pósters y carteles con chinchetas o pegarlos con cinta adhesiva; basta con poner unos imanes, y… ¡adelante con la creatividad!.

Por otra parte, el Efecto Pizarra convierte las paredes de las oficinas, consultas médicas o clases en pizarras con todas las funcionalidades para escribir y borrar ideas, dibujar esquemas o realizar presentaciones. Este producto está disponible en color negro, y también es una idea estupenda para paredes o zócalos de habitaciones de niños.

 Los Efectos Mágicos de Valentine amplían los límites de la pintura y, de este modo, los espacios se convierten en un soporte de infinitas posibilidades. Para información más detallada o especializada: www.valentine.es.envase-efecto-imanenvase-efecto-pizarra

Las nuevas normativas del CTE (Código Técnico de Edificación) imponen como prioritario el cumplimiento de determinados criterios de protección frente a la humedad, y de limitación del consumo energético. En este sentido, las actuaciones en las cubiertas de los edificios en rehabilitación es fundamental, ya que son el principal elemento de protección frente a la humedad; además, el aislamiento correcto de estas partes de la casa reduce de manera considerable el gasto energético de los edificios. Los materiales, por lo tanto, deben ser ligeros, fáciles y rápidos de instalar, adaptables, de buena calidad y con una estética acorde con las necesidades de los consumidores. La firma Onduline mantiene una investigación constante para conseguir estos objetivos, y propone su sistema de cubiertas a base de paneles sándwich Ondutherm, combinados con las placas Onduline Bajo Teja. El sistea en sí proporciona una cubierta provista de un perfecto acabado interior, con un aislamiento a toda prueba, totalmente impermeabilizada y ventilada; su facilidad de instalación ahorra costes y tiempo al profesional, y complicaciones al particular. El empleo de estos materiales asegura la mayor garantía para un sistema de cubiertas de los disponibles en nuestro país: 33 años de garantía de impermeabilidad para las placas BT, y 20 años para el panel sándwich Ondutherm.

onduline
Sistema de cubiertas Onduline

Otra interesante novedad en lo que respecta a revestimientos de interior es el nuevo material cerámico Inax Ecocarat, una colección japonesa de revestimientos de paredes y techos distribuida por ArtQuitect para España y Portugal. Se trata de un material muy novedoso de procedencia natural que posee una gran cantidad de microporos, lo que le permite regular la humedad ambiente de manera que se reducen los olores y se elimina cualquier sustancia nociva del aire en las viviendas. A través de dichos microporos, se libera humedad si el ambiente es demasiado seco, o se absorbe cuando su presencia es excesiva; esto implica una drástica reducción de los mohos o ácaros presentes en el ambiente, así como de la condensación que se produce en las ventanas. Los alérgicos lo agradecerán, así como cualquier usuario que quiera disfrutar de una mejor calidad del aire de su entorno.

Interiores más sanos con Inax Ecocarat
Interiores más sanos con Inax Ecocarat

Los sistemas y métodos de iluminación están experimentando una auténtica revolución en nuestros tiempos. Si bien Edison deslumbró a su siglo con el invento de la lámpara incandescente, actualmente las célebres bombillas llevan camino de extinguirse para siempre. ¿La razón? Su uso implica un enorme derroche de energía: sólo el 10% del total empleado se desprende en forma de luz, mientras que el resto desaparece convertida en calor. Por esta razón, a partir del próximo mes de septiembre y hasta el año 2.016, las bombillas de toda la vida se dejarán de fabricar, siendo sustituidas por las fluorescentes compactas, más conocidas como lámparas de bajo consumo, mucho más ecológicas y ahorrativas. Ahora bien: estas lámparas no son la única opción del mercado a la hora de iluminar ambientes. Los LEDS han sido el descubrimiento más innovador de los últimos años; sus siglas significan en inglés “diodo emisor de luz”. Se trata de diodos semiconductores que, al ser atravesados por una corriente eléctrica, emiten luz. La longitud de onda de dicha luz, y por lo tanto su color, depende de la composición química del material semiconductor utilizado. Aunque en la actualidad no pueden sustituir aún a las bombillas, sus aplicaciones son muchas y muy variadas: para dar luz a interiores de armarios, como luces ambientales, en lámparas de pie, para sistemas de señalización y balizamiento, alrededor y en el interior de las piscinas, etc. Su consumo es bajísimo (entre 1 y 2 W), y su vida, muy larga. De todas maneras, no todo son ventajas: es imposible colocarlos en lámparas normales, como las de centro, pero todo llegará. Para el resto de aplicaciones, sin ningún problema.

Los LEDS consumen 20 veces menos que una bombilla incandescente, duran años, no se calientan, los hay de muchos colores… La tecnología avanza a pasos agigantados, y no sería de extrañar que estas curiosas luminarias terminaran por ser las “dueñas del cotarro”. Por de pronto, existen lámparas decorativas a base de LEDs para exterior e interior, focos para señalizar el suelo y el vaso de las piscinas, y hasta paneles de colores para decorar los ambientes más modernos (como los Paneles Color E-Motion, de Osram, en la imagen).

Las escaleras de mano son un artículo empleado tanto por los profesionales de las reformas y la construcción, como por los aficionados al bricolaje o por cualquiera que desee llevar a cabo alguna tarea doméstica en un punto de difícil acceso. Sin embargo, a menudo desconocemos las características fundamentales con que debe contar una escalera para ser considerada totalmente segura. Los diferentes tipos disponibles también son muy interesantes, ya que los modelos varían mucho según la aplicación que se les vaya a dar, el material del que estén hechas, si son simples, dobles o transformables… En estas líneas intentaremos aclarar un poco las cosas. Por supuesto, lo principal es que la escalera que vayamos a adquirir esté debidamente homologada, y de esto nos aseguraremos comprándola en un establecimiento de confianza. Debe tener la longitud suficiente como para ofrecer apoyo firme para las manos y los pies; si no tiene quitamiedos (barra curva situada en la parte superior), tendrá que contar con por lo menos 4 escalones libres por encima de la posición de los pies. El material también es importante; para trabajos de electricidad, deben ser de materiales aislantes. Para escaleras de madera, la carga máxima será de 95 kg, y para las de metal, de 150 kg. Nunca se deben portar más de 25 kg de peso al subirse. Cada material tiene sus ventajas y sus inconvenientes; la madera es ligera y aislante (sin humedad), pero se estropea y contrae con el tiempo, mientras que el acero, aunque es incombustible y difícil de romper, es un buen conductor de la electricidad y se abolla con los golpes. Las aleaciones de metal ligeras son inoxidables; salen más caras pero son rentables, aunque también son conductoras de la electricidad. En cuanto a las escaleras sintéticas, aunque son aislantes y muy resistentes, toleran mal el exceso de calor o frío y salen algo caras.

La forma y estructura de la escalera es también determinante a la hora de escoger un modelo u otro. Las escaleras simples, de un solo tramo, siempre han de apoyarse en una pared para sostenerse, por lo que la base tiene que ser totalmente antideslizante. Las dobles de tijera son muy comunes y tienen un dispositivo articulable para plegarlas o abrirlas. Las extensibles se componen de dos tramos que se deslizan uno sobre el otro, a la manera de las de los bomberos; pueden ser mecánicas o manuales. En cuanto a las versiones transformables, son las más versátiles; se trata de escaleras extensibles de dos o tres tramos (mixtas de doble y extensible), que se adaptan a cualquier situación. Por último, unas medidas de seguridad: el ángulo de apertura de una escalera doble de tijera nunca debe ser mayor de 30º y deben contar obligatoriamente con un bloqueador de seguridad. En cuanto a las escaleras simples, siempre han de colocarse formando un ángulo de unos 75º con la horizontal.


La gama de encimeras para cocina es muy amplia, pudiendo encontrar en el mercado un material para cada vivienda, gusto y presupuesto. A los clásicos aglomerados melaminados, materiales pétreos, resinas con cuarzo, acrílicos y maderas macizas se les ha unido un nuevo material. Su nombre es Compactop, y lo fabrica y distribuye la firma Formica. Las encimeras Compactop están compuestas por múltiples hojas de papel encoladas entre sí con resinas fenólicas termoendurecibles, es decir, que fraguan por la acción del calor. La parte superior de la encimera consiste en un papel pintado encapsulado en resina de melamina y protegido del exterior por una hija de celulosa transparente. El grosor total de los tableros es de 12 mm y las medidas estándar, de 3.600 x 630 mm. Estas encimeras, además de ser totalmente ecológicas y reciclables, son perfectas para la manipulación de alimentos al resultar completamente intertes a la acción de los microorganismos.

En principio se pueden comprar con la instalación incluida, pero los amantes del bricolaje que se precien pueden instalarlas ellos mismos. Para hacerlo no se necesita más que una sierra de calar provista de una hoja de dientes finos, una fresadora con fresas para ranurar y biselar, y silicona fungicida especial para cocinas y baños. Lo primero que hay que hacer, por supuesto, es tomar las medidas perfectamente para encargar los tableros. Éstos se cortan a la medida con la sierra de calar; es importante hacerlo con la cara vista hacia abajo para evitar que se astille o se estropee. También hay que serrar los huecos para la placa y el fregadero, empleando las plantillas que acompañan a estos electrodomésticos, o bien tomando las medidas.

Los tableros se unen entre sí fresando una ranura en los cantos e introduciendo una galleta o listón como unión, acompañado de un cordón de silicona o bien un adhesivo profesional resistente a la humedad. Es recomendable biselar ligeramente los cantos vistos para que no queden muy cortantes. Lo último que hay que hacer es rellenar los huecos y encuentros con las paredes, copetes o perfiles con silicona fungicida del color adecuado. Las encimeras Compactop son flexibles y resistentes, por lo que se adaptan perfectamente a los posibles desniveles de los muebles de cocina sobre los que se vayan a colocar. Se puede obtener más información sobre la amplia gama de colores y modelos existentes en su página web: www.compactop.com, así como una serie de pautas para su instalación.

La investigación sobre nuevos materiales de construcción, aislamientos, revestimientos, etc. es constante en nuestro país y fuera de nuestras fronteras. Las ferias anuales se ven plagadas de nuevos productos, cada vez más interesantes y con más prestaciones, que mejoran considerablemente los presentes en el mercado actual. Una de las últimas novedades más interesantes nos llega del campo de los revestimientos cerámicos. Consiste en la creación de unos baldosines o azulejos vítreos con propiedades luminiscentes, de la marca Fotoglass. Este producto ha sido desarrollado y manufacturado conjuntamente por la Universidad de Cantabria (grupo de Óptica), y la empresa HIRSA. Los azulejos están realizados a partir de unos materiales cuyos pigmentos posibilitan que puedan emitir luz durante varias horas, tras haber sido expuestos a una fuente luminosa. Sus aplicaciones prácticas son muy variadas, fundamentalmente para establecer señalizaciones en lugares con poca luz y durante la noche, aunque la vertiente estética también es muy importante. La manera de fabricar estos azulejos es la siguiente: primero se muele vidrio reciclado para obtener un polvo fino que se transforma en una pasta tras ser humedecido. Esta pasta posteriormente se compacta y se obtiene una base que se colorea con un esmalte aplicado con un aerógrafo; este esmalte cuenta en su composición con un pigmento fosforescente. El proceso de sintetización que sigue se realiza mediante calor, y sirve entre otras cosas para potenciar la unión de partículas entre sí, sin llegar a fundir el vidrio. Los azulejos, una vez sometidos a la acción de una fuente de luz directa, son capaces de desprender luminosidad durante horas, iluminando las zonas de mayor oscuridad. Este material supera con mucho en prestaciones a las clásicas pinturas o revestimientos fosforescentes, ya que los azulejos son totalmente resistentes a las agresiones de los agentes externos, son ignífugos, no tóxicos ni radiactivos, son completamente reciclables y se pueden limpiar sin ninguna dificultad.

Renovar las puertas de la vivienda es un trabajo que hay que tomarse con calma. La opción de arreglar o recuperar las ya existentes sólo merece la pena si son de buena calidad, realizadas en maderas nobles, antiguas o pertenecientes a algún estilo determinado. En caso contrario, sale más barato y resulta menos complicado sustituir las puertas ya existentes por nuevos modelos. El problema suele aparecer cuando queremos cambiar modelos viejos por otros más modernos, ya que los marcos normalmente no coinciden, al haber cambiado las medidas y dimensiones de las puertas. Entonces hay que sustituir todo el conjunto, para lo cual también habrá que adaptar las medidas del vano a las del nuevo marco. Para realizar estos trabajos lo adecuado es acudir a profesionales de las reformas, que nos garantizarán un resultado perfecto. Las nuevas puertas prefabricadas solucionan en gran medida casi todos los problemas que se pueden presentar. Las hay de dos tipos: en kit o tipo block. Las primeras se presentan en forma de conjunto de piezas y materiales (bisagras, herrajes, cercos…) que hay que ir acoplando progresivamente al vano de la puerta. En las de tipo block, la puerta viene ajustada al marco con las bisagras, y lo único que hay que hacer es acoplar éste al hueco. Por supuesto, antes de adquirir este tipo de puertas hay que tomar las medidas correspondientes; es importante tener en cuenta que dichas medidas sólo se pueden tomar una vez hayamos retirado la puerta antigua de su emplazamiento (junto con el marco). Entonces se miden la altura, el ancho y el espesor de la pared; también hay que comprobar si se trata de una puerta de apertura hacia la izquierda o hacia la derecha. Cuando ya se haya montado el marco en el hueco (si el suelo está bien nivelado, el ajuste no presentará problemas), hay que fijar el conjunto a la pared con una espuma adhesiva expandible. Estas espumas pueden ser de uno o de dos componentes; las de un componente son más baratas, pero, si la humedad del aire aumenta, pueden sobreexpandirse y deformar el marco. Las de dos componentes son más estables, ya que se endurecen mediante una reacción química; una vez aplicadas, en una hora habrá terminado el proceso de fraguado y la puerta quedará firmemente colocada, sean cuales sean las condiciones de humedad o térmicas del ambiente.

cementp pulidoLos suelos de cemento pulido no son una novedad de los últimos años, aunque es cierto que las tendencias decorativas actuales, basadas en espacios de estética industrial (como los famosos lofts), han vuelto a poner de actualidad este tipo de pavimentos. Aunque principalmente los suelos de cemento se emplean para espacios como garajes, almacenes o pistas de exterior, también pueden integrarse perfectamente en interiores, e incluso emplearse como revestimiento para paredes. La técnica clásica del cemento pulido consiste en enrasar la superficie del pavimento aplicando una capa de mortero, sobre la que se espolvorean pigmentos en polvo mientras está fresco (para darle color) y un preparado a base de cuarzo y otros aditivos al que posteriormente se le somete a un pulimentado con una máquina llamada fratasadora o, más comúnmente, “helicóptero”. Este proceso lo llevan a cabo profesionales especializados, ya que tender el cemento y pulirlo son trabajos muy complicados que requieren de la intervención de especialistas. Para proteger el suelo y conservarlo en buen estado durante más tiempo existen resinas y ceras específicas que, además, le aportan más brillo. Aparte de este procedimiento, actualmente existen nuevos materiales que proporcionan acabados estupendos con gran variedad de opciones para elegir.

Uno de ellos es el llamado Microcemento Alisado, un producto que puede darse en paredes y techos, pero que también sirve para revestir superficies como encimeras de cocina o muebles de obra. Se trata de una capa cerámica de entre 1 y 2 m de espesor, que, entre otras ventajas, permite ser aplicado sobre materiales ya existentes, como cerámica o azulejos. Esto aminora considerablemente el tiempo de trabajo y las obras de renovación de los espacios; a pesar de tratarse de un acabado bastante caro (sale por unos 70 €/2), la reducción de la mano de obra y el tiempo de trabajo hacen que sea una buena alternativa a considerar. Si está buscando profesionales instaladores de Cemento Pulido no dude en pedir presupuesto gratuito en TuManitas

Otra buena opción es el llamado Microbetón, un revestimiento cementicio de entre 2-3 m de espesor que proporciona un acabado similar al del hormigón alisado a mano de manera artesanal. Este pavimento no precisa de juntas ni requiere levantar el suelo existente, y está disponible en 20 colores. Y para aquéllos que quieran un suelo con la calidad y el mismo aspecto que los de cemento pulido, pero no les interese “mancharse las manos” ni recurrir a profesionales especializados, pueden colocar en su vivienda un laminado que imite estos pavimentos; por ejemplo, la firma Quick-Step dispone de unas losetas que imitan el acabado de las baldosas de cemento australiano pulimentado.

Los cementos son productos fundamentales en los campos de la albañilería, la construcción y las reformas. Forman parte de las argamasas que mantienen unidas las piezas en muros, paredes y forjados, y también son indispensables para el hormigón de las soleras y los cimientos. Sin embargo, no existe un único tipo de cemento; dependiendo de la aplicación, podemos encontrarnos con varios materiales, y conviene saber cuáles son los más empleados y para qué sirve cada uno.Los cementos más habituales son los de tipo Portland (así llamados porque, al fraguar, el material resultante adquiere el aspecto calcáreo de las rocas características de la ciudad inglesa de Portland). Son los más corrientes en construcción, y también los más resistentes. Los cementos Portland grises son los más fuertes de todos. Se suelen utilizar para construir columnas, vigas y elementos estructurales y de soporte. Estos materiales, dada su fuerza y durabilidad pueden combinarse con otros elementos para obtener morteros y hormigones. Los cementos Portland blancos son menos resistentes y se usan habitualmente para acabados, como materiales de base en la fabricación de piezas para decoración, para aglutinar fibras de madera en tableros aislantes (tipo Celenit) y como parte de la fabricación de pavimentos.Otro tipo de cemento, muy conocido y empleado por los amantes de bricolaje y los profesionales de las reformas, es el cemento rápido. Su fraguado es casi instantáneo y es menos resistente que los anteriores. Se utiliza para trabajos puntuales y no se pueden mezclar con otros materiales.Por último, el cemento-cola es un producto de muy fácil preparado (incluso se puede comprar listo para su uso) y aplicación. Está formado básicamente por cemento tipo Portland, arenas y colas sintéticas. Se utiliza sobre todo para trabajos de pequeña envergadura, como alicatados, reparaciones domésticas, rellenado de llagas en soleras y paredes cerámicas… Si el preparado tiene como base el cemento Portland gris, su resistencia será mucho mayor que si la base es de Porland blanco.

Aparte de estos materiales, conviene saber que en el mercado hay disponible una gran variedad de aditivos (endurecedores, aceleradores, plastificantes…) para conseguir mezclas y argamasas con propiedades específicas, y más fáciles de manipular.

Tras experimentar un esplendor sin igual en los años 60 y 70 (¿quién no recuerda las paredes de las casas cubiertas de motivos psicodélicos o románticas flores?), el papel pintado cayó en el olvido y el rechazo durante muchos años. Nadie quería empapelar sus paredes; los motivos estaban pasados de moda y los revestimientos no eran de buena calidad, desprendiéndose y ensuciándose con el tiempo. Pero desde hace cuatro o cinco años, las últimas tendencias decorativas han recuperado los empapelados y los han actualizado con nuevos diseños y materiales, hasta el extremo de ser los protagonistas absolutos de muestras como Casa Decor o Casa Pasarela, en las que se expone lo último en decoración de interiores.Los tipos de papel son muchos y muy variados, dependiendo de su composición o de la impresión que lleven. El papel gofrado es el más corriente, formado por una sola capa; son poco resistentes y pueden ser lisos, estampados o con efectos de veladuras. Se pegan a la pared con cola corriente de empapelar. Más fuertes y duraderos son los vinílicos, actualmente los más vendidos; llevan una capa protectora de vinilo (PVC) que hace que su superficie sea lavable, por lo que resultan adecuados para cocinas y baños. Se pegan siempre con adhesivo especial. Los papeles de tela (también vinílicos) son una novedad interesante; el papel en sí no es más que el soporte sobre el que se fija la tela, normalmente de algodón o sintética. Llevan un tratamiento antimanchas para protegerlos. Por último, están las variedades pintables, que pueden imitar a la pizarra (para, por ejemplo, que los niños las decoren con tizas en su habitación), o con gofrados (relieves en blanco) que luego pueden colorearse dando una fina capa de veladura.Los rollos de papel suelen tener unas medidas de 52 cm de ancho por 10,05 m de largo. A la hora de calcular los rollos necesarios para empapelar una habitación, hay que dividir el perímetro de ésta por el ancho del rollo. Después se procederá a dividir la longitud del rollo por la altura de la pared, para calcular el número de tiras que salen de cada rollo (hay que añadir 10 cm de más por cada lado si el papel lleva un estampado que haya que coordinar). Para terminar, se divide la primera cifra obtenida entre la segunda para conocer el número total de rollos. Es recomendable comprar algún rollo de más por si se nos estropea parte del papel o para realizar arreglos en el futuro.