Reformas y rehabilitación: el camino a seguir

Reformas y rehabilitación: el camino a seguir

El piso de un propietario al que le negaron el crédito, después de la reforma
El piso de un propietario al que le negaron el crédito, después de la reforma

Hace muy pocos días nos llegó una noticia que puede resultar estremecedora, relacionada con el mercado de la vivienda, la construcción y la venta de inmuebles. Según Europa Press, los jóvenes españoles de nuestros días deberían cobrar como media unos 3.500 euros más para poder acceder a una vivienda libre y en condiciones. Esto significa que las cosas han cambiado mucho desde que los componentes de nuestra generación (afortunada donde las haya, tal y como estás las cosas) se podían permitir el lujo de comprarse pisos, incluso sin tener pareja; estoy hablando de hace unos 13-15 años. ¿Cuál es el problema? Pues no es uno solo, sino que es una conjunción de variables: los sueldos apenas han subido en 10 años (el IPC, y gracias); la vivienda ha experimentado una subida escandalosa durante los años de bonanza económica, y ahora parece ser que está cayendo en picado; y las entidades bancarias se niegan a dar créditos, vista la precariedad laboral. Con este panorama, es muy complicado que la gente que quiere independizarse esté dispuesta a irse de casa de sus padres, por lo que el sector de la construcción ya puede seguir temblando. No merece la pena construir inmuebles que nadie va a poder comprar; esa es la realidad. Así que, de nuevo, hay que enfocar las miras de este sector hacia aquellos campos donde puedan aprovecharse sus conocimientos, experiencia y habilidad. Por supuesto, me estoy refiriendo a las reformas y rehabilitaciones. Hace unos años, mucha gente optaba por vender su vivienda y comprarse una más grande y mejor; ahora mismo, lo que los propietarios están haciendo es pedir créditos por menos dinero (más fáciles de conseguir) para reformar sus casas, y dejarlas “a todo lujo” sin hipotecarse de por vida. Para ello, los servicios de iniciativas como nuestra página web, www.tumanitas.com, son bienvenidos tanto por profesionales como por propietarios; para los primeros es una opción rápida, gratuita y con garantías para acceder a trabajos, mientras que para los segundos supone un abaratamiento considerable de los costes.

La inyección monetaria que ha supuesto el Plan E del Ministerio de Vivienda (más de 8.000 millones de euros para rehabilitar inmuebles y obras públicas), y las nuevas políticas enfocadas a la construcción sostenible, son otros de los factores que están impulsando la rehabilitación y las reformas de viviendas. Y sin olvidarnos de las iniciativas de las Comunidades Autónomas que ha apostado por mejorar incluso la oferta gubernamental. Así que es posible que estos momentos de crisis en la construcción puedan ser aprovechados por empresas y profesionales para orientar su camino hacia nuevas posibilidades, mediante la formación específica y la especialización. Esperemos que así sea; nosotros, desde TuManitas, hacemos esta apuesta hacia el futuro.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario