Precauciones en la electricidad, pautas básicas

Precauciones en la electricidad, pautas básicas

 

A diario manipulamos aparatos, electrodomésticos y enchufes conectados a la corriente. Su uso cotidiano hace que subestimemos la importancia de ser cautelosos con ellos. Este post de TuManitas.com pretende apuntar unas pautas básicas, necesarias para el mantenimiento de la instalación y que reducirán notablemente el riesgo de accidentes. ¡Toma nota!

Una cuestión primordial: si pretendes realizar cualquier tarea en materia de electricidad, deberás cortar la corriente eléctrica de toda la vivienda. Los cables deben estar en buen estado: si encuentras un cable pelado, aíslalo con cinta aislante y sustitúyelo en cuanto sea posible. Un cable en mal estado puede ser especialmente peligroso si es manipulado y, en el caso de que entre en contacto con otro, puede generar chispazos.

La gravedad del accidente eléctrico aumenta cuántos más electrones circulan, es decir, a mayor intensidad de correinte, mayor es el riesgo. Por ello, cae diferenciar tres zonas que delimitan la peligrosidad:

Zona exterior: Todo aquello que queda en un umbral alejado del contacto del agua.

Zona de protección: Se pueden instalar enchufes de seguridad.

Zona de prohibición: Bañera, ducha, pila…todo aquello que conlleve una circulación de agua. Queda terminantemente prohibido instalar aparatos aquí.

Por último, es especialmente importante que, frente a cualquier arreglo que quieras hacer, cuentes con herramientas y material homologado. Tijeras, material aislante y alicates serás los elementos imprescindibles en tu caja de herramientas si deseas llevar a término estos trabajos.

 

 

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario