Platos de ducha: clásicos, a ras de suelo o en kit

Platos de ducha: clásicos, a ras de suelo o en kit

Cambiar el plato de ducha de la vivienda (o sustituir la bañera por este elemento) es una obra relativamente importante. Como opciones, se pueden escoger varias: las más comunes son los platos de ducha clásicos, que se colocan con cemento sobre un desagüe y un suelo con la forma adecuada para facilitar el desaguado, y los “enrasados”, que en realidad constituyen una prolongación del suelo del baño con una cierta inclinación. Estos últimos se están poniendo cada vez más de moda, porque resultan muy estéticos visualmente, y, además, ofrecen la posibilidad de hacer una ducha del tamaño y la forma que nos apetezca.

Sea cual sea la opción escogida, la obra a realizar es importante porque hay que quitar el plato de ducha viejo, con los escombros y el trabajo que eso conlleva (¡no olvides echar un vistazo a nuestros expertos de TuManitas!). Dependiendo de la solución escogida (las dos son perfectamente posibles), habrá que hacer más o menos obra. Me explico: para colocar un suelo de obra con gresite, es importante colocar debajo una tela asfáltica u otra membrana impermeabilizante, que debe extenderse por la pared hasta unos 100 cm del suelo. Esto, por supuesto, implica retirar las baldosas de la pared hasta esa distancia, por lo que después deberán volverse a colocar (si se guardan baldosas similares no habrá problema, pero si no, quizás haya que alicatar de nuevo toda la pared). El no colocar este producto de protección puede hacer que se generen humedades en el techo del inmueble que esté colocado inmediatamente por debajo de la ducha.

Los platos de ducha extraplanos pueden ser una solución intermedia, y requieren menos obra; por debajo,debe existir la posibilidad de excavarse el suelo ligeramente para poder empotrarlos. Hay que tener en cuenta que después sobresalen unos 3-5 cm.

Una última opción, para los manitas más atrevidos: coloca una ducha a ras de suelo en kit. El sistema pertenece a la firma Termogres, y su nombre es Platoespacio. Es sorprendentemente fácil de instalar; tiene una medida de 90 x 140 x 5 cm, pero puede cortarse y adaptarse, o ampliarse a dos metros con un panel hidrófugo. ¡Y lo hay incluso en redondo!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

3 COMENTARIOS

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cambiar el plato de ducha de la vivienda (o sustituir la bañera por este elemento) es una obra relativamente importante. Como opciones, se pueden escoger varias: las más comunes son los platos de ducha clásicos, que se coloc…

Deja un comentario