Pintura metalizada, la tendencia más industrial en paredes

Pintura metalizada, la tendencia más industrial en paredes

Si eres un particular fiel seguidor de las nuevas tendencias o un manitas experto en pintura, habrás caído en la cuenta de la gran demanda de pintura con efectos metalizados que impera en nuestros días. Este estilo de decoración pretende acercarse a la imagen más urbanita, recreando el boom de la Revolución Industrial. Si continúas leyendo, te contamos los secretos para que logres los mejores resultados.

Los colores metalizados básicos son tres: oro, plata y cobre. A partir de aquí, se les puede incorporar dieferentes pigmentos como ocres, tierras, verdes o azules, para lograr otros tonos. La pintura metalizada se puede emplear para todo tipo de superficies (paredes, plástico, madera…) aunque, indiscutiblemente, el mejor acabado será sobre metal.

Para pintar con este tipo de pintura se emplea la técnica convencional. Ahora bien, para lograr un mejor acabado es necesario pintar con diversas capas finas e ir comprobando la graduación del color. Si todavía no te has decidido por un tonto en concreto, deberás observar el entorno de la habitación: disposición de los muebles, color de estos, gama de accesorios etc.

Sea cual sea el color que vayas a elegir, lo mejor es optar por una pintura metalizada de calidad. La calida de la pintura vendrá dada, entre otras cosas, por los pigmentos que la componen. Así podrás darle a tus paredes un color más rico y perdurable en el tiempo.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario