Paredes y muebles para escribir… Y borrar

Paredes y muebles para escribir… Y borrar

Rotularte pared rosa

Las pinturas “efecto pizarra” no son nada nuevo en el campo de la decoración y las reformas. Aparecieron ya hace unos años, la verdad es que con bastante éxito, y se han asentado firmemente en la carta de productos de varias líneas de pintura. Sin embargo, estos productos tienen algunas desventajas, siendo una de ellas el oscuro fondo necesario para poder pintar con tizas. Para poder contrarrestar este efecto, acaba de aparecer en el mercado una gama de productos que convierten las superficies en pizarras para rotular… De cualquier color.

Blanco y transparente

La diferencia fundamental con las pizarras clásicas es que sobre estas superficies no se escribe con tizas, sino con los típicos rotuladores que luego se borran limpiamente con un trapo. El nombre del producto es Rotularte y pertenece a Pinturas Blatem, la firma valenciana de pinturas de calidad. Rotularte se puede adquirir en tono blanco, pero aquí viene lo que a mi parecer es lo más interesante: también está disponible en acabado transparente, para poder convertir cualquier pared ya pintada en una práctica pizarra seca.

Rotularte mesa blanca

La empresa garantiza que las superficies no amarillean con el tiempo ni se desgastan. Rotularte viene en formato kit, compuesto por cuatro productos: esmalte especial, catalizador, limpiador y fijador. El acabado que resulta de su aplicación es brillante y pulido, siendo una opción muy luminosa. Y atención, porque también se puede utilizar sobre muebles, por ejemplo para los del cuarto de los niños: así ya os podréis olvidar de los disgustos que nos causan esos rayones o “demostraciones de creatividad” que aparecen de vez en cuando…

Aplicación en quince pasos

La aplicación de los productos de la gama Rotularte lleva su tiempo; consta de unos quince pasos, que vienen explicados en el manual incluido en el kit. Por esta razón considero que merece la pena acudir a un buen profesional para conseguir un buen resultado; sin ir más lejos, los que aparecen en Tumanitas.com. En resumen la tarea consiste en limpiar la superficie, aplicar el fijador y terminar con la mezcla (en las proporciones adecuadas) de esmalte y catalizador. Es un trabajo que hay que hacer con cuidado para conseguir el resultado idóneo. Por último, habrá que esperar diez días para que la pintura se asiente y fragüe completamente, y poder empezar a escribir sobre la superficie.

Las superficies así pintadas se limpian con un paño seco, pero de vez en cuando es posible limpiarlas a fondo con el limpiador incluido en el kit. La firma Pinturas Blatem recomienda utilizar rotuladores Unix White Board de Carioca para el mejor resultado. Os dejo con un vídeo de la empresa en el que se explica la aplicación de Rotularte y sus características

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario