Objetos decorativos, formas de colocarlos

Objetos decorativos, formas de colocarlos

0

conjunto adornoPara decorar una casa hay que ser atrevidos, quien no se arriesga no cruza el rio. La forma de ir incorporando elementos decorativos debe ser estudiada al dedillo. No basta con ir poniendo cada vez un pequeño adorno. Hoy compro esto y lo pongo aquí, mañana pongo aquello allá…No, para que una casa tenga coherencia y no parezca un mercadillo hay que ser sutil. Debes poner las piezas de forma estudiada, usa tu carácter perfeccionista para dar pinceladas de estilo en ese lienzo que tienes por casa.

Miles de combinaciones

Esta es la verdadera clave, has de ser un poco puntilloso cuando adornes, por ejemplo, tu estantería. Prueba miles de combinaciones, acercarte, aléjate… ¿cómo lo ves? Bien, mal, cámbialo haber qué tal ahora. Y así, tantas veces como sea necesario para dar en el clavo.

La soledad…no es buena compañera.

Debes intentar no dejar los objetos desamparados, forma conjuntos entre ellos. Pequeños grupos que se combinen entre sí. Así conseguirás que los adornos ganen fuerza y personalidad.

Para ello puedes usar varios métodos. Coloca grupos de elementos que sean acordes entre ellos. Por ejemplo, unas figuras de la misma temática, a pesar de que sean de materiales diferentes. También puedes aunar elementos según su gama de color, adorna un espacio con cuatro o cinco piezas del mismo tono, crearás un golpe visual.

Recuerda, da igual que los elementos sean distintos, lo importante es que compartan un mismo matiz. Por ejemplo, adorna una pared con diversos espejitos, ponlos de diferentes colores, tamaños y materiales. La composición será genuina y espléndida.

El miedo a las estatuas

Es un elemento muy rompedor que se ha venido usando durante decenios en el estilo clásico. Ahora viene reinventado, y en nada se parece a lo que fue. Colocar una estatua pequeña en casa no tiene porque estropear la decoración. Solo hay que saber introducirla para que no destaque demasiado. Para ello, no uses bustos renacentistas ni grandes estructuras. Busca un lugar recogido en tu casa e introduce una estatua de rasgos finos, de acabado metálico. Un buen sitio es el salón, pero recuerda ponerlo de manera precavida. Intenta acompañarla de algo de color, para darle un toque informal.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario