Nuevo año, nuevas expectativas

Nuevo año, nuevas expectativas

1



¡Por fin llegó el 2011!
Muchos estaban ya deseando que terminara el año 2010, que probablemente recordaremos como uno de los más oscuros en lo que respecta a situación económica en España, y muy especialmente en el sector de la construcción. Afortunadamente la Selección Española ganó el Mundial de fútbol… Bromas aparte, la cosa está muy complicada, pero no podemos dejarnos avasallar por una crisis más. Llevamos siglos de crisis en crisis, y si recuerdo bien, la palabra crisis significa cambio. Y los cambios tienen que servir siempre para mejorar.

La construcción está en caída libre, la vivienda ya no se vende ni se compra, los bancos siguen sin abrir el grifo en cuanto a hipotecas se refiere, España suspende en construcción sostenible… Y una vez más, depositamos en la rehabilitación y las reformas todas nuestras esperanzas. Porque rehabilitar y reformar las viviendas que ya existen, si construir sin medida y sin freno, es una opción con todas las ventajas. Es bueno para el medioambiente, es un ejercicio de reciclaje, podemos acondicionar nuestras casas poco a poco y a nuestro gusto, y además contamos con servicios como TuManitas que nos consiguen a los mejores profesionales del mercado, cerca de nuestra casa y con muchos presupuestos para escoger.

Tanto el Gobierno central como los autonómicos dan subvenciones para reformar y rehabilitar, tanto a los pisos de particulares como a los inmuebles de vecinos (sí, es cierto; yo he recibido el importe de una subvención solicitada hace dos años recientemente…). Los planes renove se suceden y las reformas tienen desgravaciones fiscales e IVA reducido. Así que este año puede ser el momento de reformar nuestro inmueble, y además conseguir revalorizarlo de cara a la vuelta de las “vacas gordas” (que, como todos sabemos, siempre terminan por regresar). Pero en este caso, cuando vuelva la bonanza tendremos que aprender de nuestros errores y dejar de creernos los más ricos del mundo, y aprender construir de forma sostenible y coherente, sin que se disparen los precios ni se regalen las hipotecas.

Mis mejores deseos para este año 2011. Espero que sea el año en el que veamos resurgir la economía y podamos reformar nuestras viviendas… Y de forma más ambiciosa, nuestra sociedad, de cara a ser capaces de lograr una gestión más inteligente.

Imagen: Todoavatar.com.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

  1. Feliz año!, se me olvido decirlo, bueno pero mas vale tarde que nunca.
    Espero que continueis asi y bueno, ya sabeism seguire leyendo este blog.

Deja un comentario