No hay por qué quejarse, el tamaño es lo de menos.

No hay por qué quejarse, el tamaño es lo de menos.

0

Así es queridos lectores, el tamaño no importa en absoluto a la hora de crear un hogar bonito y acogedor. Hay que saber sacar provecho de lo que uno tiene, y los protagonistas de hoy son unos eruditos en esta materia. Han conseguido crear, de un piso imposible de amueblar una obra magna de ingeniaría milimétrica. Como si de un lego se tratase, los dueños han ido encajando cada estancia mediante agudos artificios. Para tan ardua tarea han tenido que tirar de ingenio, logrando construir un apartamento con encanto, de lo más curioso.

piso curioso

Al observar la panorámica de pisito lo primero que salta a la vista es el gran espacio que hay. Y ¿cómo es posible que con un tamaño de veinticuatro metros cuadrados este loft parezca tan amplio? Pues con mucha perspicacia y una gran idea. Los dueños del habitáculo se han inspirado en la funcionalidad de los barcos, aprovechando cada espacio han llenando las paredes de muebles interiores y puertas correderas.

La cocina está completamente oculta en el interior de la pared de hormigón, mediante una pequeña presión, todos los electrodomésticos aparecen como por arte de magia. La mesa del comedor es una pulida tabla de madera colocada verticalmente en el hueco de una ventana, al bajarla, los comensales disfrutan de unas “espectaculares vistas”. Todo está pensado al dedillo, el pequeño zulo se transforma ante tus ojos en una maravillosa estancia

La cama está bajo un banco de madera que hace las veces de sofá. Justo detrás, una cristalera consigue que visualmente el interior se funda con el espacio exterior, simulando mucha más amplitud de la que puede presumir. Al atravesar la ventana, unas escaleras dirigen a la azotea. Aquí, el colofón final, una magnifica terraza chill out con Barcelona como telón de fondo.

Por tanto, ¿quién dijo miedo? Yo alzaría la mano de primera si me viese ante la situación de hacer habitable este trozo de hormigón. Cualquiera se amilanaría, sin embargo es de admirar lo que han conseguido estos inquilinos. No sólo han realizado lo que parecía inviable, sino que lo han sobrepasado, dando lugar a un sitio de los más chic y elegante.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario