Mi cuarto de baño es de…

Mi cuarto de baño es de…

0

bathroom-670257_1280 A la hora de amueblar el baño, contamos con que las piezas sanitarias suelen ser blancas y porcelánicas en la mayoría de las viviendas. Por tanto, centraremos nuestras alternativas en los materiales para el mobiliario y las paredes. Hay para todos los gustos y bolsillos pero insistimos en evitar abalanzarse sobre el primer armario que te guste, sino comparar, investigar en diferentes tiendas. Sobre todo, haz un estudio del espacio para aprovecharlo de la manera más eficiente y evitar sobrecargar el suelo.

Resumimos, a continuación, los materiales que cuentan con más posibilidades de encontrar un lugar en tu aseo. Son compatibles con diferentes estilos y encontrarás en tiendas especializadas complementos acordes para crear combinaciones perfectas.

Madera

Darás un aire acogedor si escoges madera para el mobiliario del baño. Dispones de un amplio abanico de gamas y colores. Investiga un poco primero para saber qué tipo de madera seleccionar para según qué piezas. También es aconsejable preguntar en tiendas especializadas. Cuanta más información poseas, menos errarás. Elige el que más te atraiga, pero considera siempre el tamaño de tu baño. Cuanto más pequeño sea, colores más claros para dar sensación de amplitud.

Cristal

Cristal transparente o traslúcido, la opción dependerá del grado de intimidad que quieras tener con respecto a lo que guardas en los armarios y, sobre todo, con respecto a la ducha. Con ambos habrás acertado pues siempre son una solución moderna. Proporciona luminosidad y sensación de desahogo. Su mayor inconveniente es que tendrás que limpiarlo más habitualmente pues cualquier gota que le caiga, dejará huella.

Paredes

Puedes decorar las paredes con azulejos, o gresite; o  bien,  píntalos con pintura especial para azulejos, si los que ya hay están anticuados, en mal estado, o simplemente,  no te gustan. Son pinturas fabricadas para resistir humedad así que no te preocupes por su cuidado. Diseña la combinación de colores que más te apetezca y… ¡Hazlo tú misma!

Intenta crear siempre combinaciones armónicas sin obviar algún detalle arriesgado y rompedor. No pierdas de vista la utilidad funcional que requiere el cuarto de baño, así que busca la comodidad y sé pragmática.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario