Martillos neumáticos

Martillos neumáticos

0

martillos neumáticos

Los martillos neumáticos son unas de las herramientas más habituales en la construcción. Aunque no estés familiarizado/a con los trabajos de este tipo es del todo seguro que te sonará este instrumento ya que lo habrás visto muchas veces en cualquier obra por la que hayas pasado. Si algún operario está trabajando con un martillo mecánico lo sabrás inmediatamente ya que producen un sonido muy alto y, francamente, molesto. De hecho su ruido es un problema bastante grave no tanto para las personas que pasan cerca de la obra como para los obreros que trabajan en ella. Estos martillos son capaces de producir hasta cien decibelios en un área de dos metros. De esta manera si los obreros trabajan durante mucho tiempo con esta herramienta se exponen a perder capacidad auditiva. Es precisamente debido a esta razón por la que los trabajadores deben llevar orejeras protectoras cuando utilicen los martillos neumáticos.

A los martillos mecánicos también se les conoce con el nombre de martillos rompepavimentos ya que se utiliza para realizar agujeros en el suelo. Existen tres tipos distintos de martillos que responden a su fuente de alimentación. De esta manera nos encontramos con martillos hidráulicos, eléctricos y neumáticos.

A efectos un martillo neumático es una especie de taladro que funciona gracias al aire comprimido. Sin embargo no funciona como un taladro ya que no agujerea la superficie. Es por ello por lo que recibe el nombre de martillo porque lo que hace es golpear la superficie y romperla en pedazos.

Un martillo neumático cuenta con varias partes aunque las principales son tres. La primera de ellas es la empuñadura que cuenta con una conexión a la máquina de aire comprimido a la que se vincula por medio de una manguera. La segunda parte importante es el distribuidor. El distribuidor es el encargado de regular el aire que recibe. Por último destaca el cilindro que es en el que se encuentra el émbolo. El émbolo es muy importante ya que es el encargado de golpear la cabeza del martillo que es la encargada de golpear la superficie a romper, generalmente el suel oaunque también se puede utilizar sobre superficies verticales.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario