Mantenimiento de techos ¿cuándo cambiarlo?

Mantenimiento de techos ¿cuándo cambiarlo?

Techos2

En una de las entradas anteriores de nuestro blog hablábamos acerca de la importancia del mantenimiento de los techos de nuestros hogares ante la llegada del invierno. Por esa razón hoy profundizaremos en el tema con algunos consejos para un mantenimiento adecuado y si es necesario, reformarlo.

Los techos corresponden a una parte fundamental de una edificación y si un problema se detecta y soluciona a tiempo, nos estamos evitando un problema mayor a futuro y un gran desembolso de dinero. Bajo ellos se encuentran las instalaciones eléctricas y en algunos casos, las instalaciones sanitarias, así que una simple filtración de agua lluvia podría ocasionarnos un gran dolor de cabeza.

Lo que debes hacer ante todo es una limpieza adecuada de los canalones para evitar un desbordamiento de agua durante una tormenta y que pase al interior.

No solo basta con inspeccionar rigurosamente las cubiertas para identificar hundimientos, clavos o tornillos flojos; también es importante corregir estos defectos según corresponda, ya que los mismos pueden ser causa de goteras. Y dependiendo del tipo de cubierta y la zona en donde se ubique la vivienda, es recomendable pintarlos al menos cada 2 años para su protección y otorgarle impermeabilidad.

El paso del tiempo y los trabajos de reparación con materiales de baja calidad, nos hacen pensar en el momento de cambiar el techo, y para ello,  sólo dejaros asesorar por un profesional de TuManitas.com.

Algunos signos de un techo envejecido que podría necesitar mantenimiento se encuentran, por ejemplo: el arqueado a lo largo del borde inferior, las superficies resquebrajadas que resulta en más tejas quebradas; y ampollas, las cuales podrían indicar un defecto de fábrica o poca ventilación.

También debes revisar el exterior, aquellas áreas dañadas o que se hayan torcido. Las ráfagas de viento y lluvia pueden ocasionar daños menores como pérdidas de tejas y los cambios de temperatura, su quiebre. Por eso siempre es importante subirnos al tejado, mirar y reemplazar las tejas que veamos dañadas y con fisuras.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario