Lo último en arquitectura: zona de Southban, Melbourne, y proyecto para El...

Lo último en arquitectura: zona de Southban, Melbourne, y proyecto para El Parel-lel

Not for everyone: así es como presentan Ashton Raggatt McDougal Architects su obra. Este despacho de arquitectura lleva 20 años resolviendo problemas a sus clientes sin estar satisfechos con las soluciones simples, es más, están seguros que los problemas reales pueden ser comprendidos y por tanto resueltos de forma elegante y sorprendente. Y así es este edificio, premiado tanto por su diseño de interiores como por su diseño urbano y su arquitectura pública. Capaz transformar la zona de Southbank de Melbourne, anteriormente abandonada, en el distrito con más dinamismo de la ciudad.

Por fuera, su fachada espectacular en 3D de tubos de acero iluminados que se pliega e inclina contra el revestimiento negro de aluminio, reflejando así el movimiento del escenario bajo un telón negro de fondo. En el interior, una cafetería, la sala de ensayos o eventos y la sala principal con capacidad para 500 personas, que se encierra en su interior para ser testigo de decenas de citas que se encienden para iluminar el espacio durante la actuación. Más información: www.a-r-m.com.au

Transformar el  Parel-lel

El Parel·lel, lo que fue un referente cultural y de la noche barcelonesa, hace años que languidece. La avenida en la que “nunca se ponía el sol”; en la que las coristas, los cómicos y los noctámbulos en retirada compartían una barra de bar al alba con los obreros que se preparaban para un día laboral, ha perdido su vida, su magia y su glamour. Por ello, la fundación FEM (Fundación el Molino) ha nacido para recuperar la vida de este esqueleto antes de que lleguen los derribos. La primera operación será recuperar su gran estrella, El Molino. BOPBAA fueron los elegidos para el proyecto cuyas obras acaban de empezar.

En su propuesta, regida por las estrictas normativas locales y por el tamaño reducido de la finca proponen un atractivo juego pasado – presente, pues tras la fachada de Manuel Raspall (1910) aparecerá como talón de fondo una gran pantalla con proyecciones digitales que, durante el día, se convertirá en una especie de gasa, rica en transparencias que contrastará con el edifico histórico.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario