Lijar suelos de madera: las máquinas adecuadas

Lijar suelos de madera: las máquinas adecuadas

0

Los suelos de madera son realmente bonitos, duraderos, intemporales y sirven lo mismo para invierno que para verano. Lo único que requieren es un buen cuidado y mantenimiento, y también una renovación a fondo del barniz cada cierto tiempo. Lo mejor en estos casos es acudir a los profesionales, que realizarán un buen trabajo en poco tiempo y con las mínimas molestias para los habitantes de la vivienda. Pero otra opción es hacerlo nosotros mismos… Y para ello es fundamental contar con buenas herramientas y saber cómo emplearlas.

Para renovar el barniz de un suelo primero hay que eliminar cualquier resto del acabado anterior. Esto se hace acuchillando o lijando la superficie. El acuchillado es adecuado para suelos de madera maciza, ya que elimina parte de la capa superior, lo que en el caso de la tarima (tablas de aglomerado o madera de baja calidad, cubiertas por una hoja más o menos gruesa de madera noble) es un problema. En estos casos lo mejor es lijar el suelo con una máquina adecuada. Y como en muchos casos no merece la pena comprarse una, recordad que siempre las podéis alquilar por horas, días o fines de semana.

Las lijadoras de banda continua son las que emplean la mayoría de los profesionales. Si bien son una herramienta excelente (similar en su configuración a las lijadoras de banda domésticas), para usarlas es necesario habilidad y experiencia, ya que eliminan mucha madera y pueden dejar la superficie irregular. Otra opción son las lijadoras de rodillo (convencionales o centrífugas), que son más fáciles de usar y sirven para lijar suelos amplios o más reducidos. Las herramientas habituales para bricolaje, como los discos que se colocan en el taladro o las lijadoras orbitales, no suelen ser las más adecuadas porque no cuentan con suficiente potencia y su superficie de lijado es muy pequeña. Eso sí, pueden servir para arreglos puntuales. También existen las llamadas lijadoras de orillas, específicas para llegar a aquellos rincones a los que las máquinas más grandes no alcanzan.

Imagen: Bona.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario