Las reformas: oportunidad para reciclarse

Las reformas: oportunidad para reciclarse

Es un hecho que el sector de la construcción ha entrado de lleno en una dinámica de crisis, que ha provocado un fuerte descenso (de alrededor del 30%) en la edificación de obra nueva. No deja de ser algo totalmente lógico, que prácticamente se veía venir: vivimos en un país en el que, hasta hace dos años, la vivienda presentaba precios prohibitivos. Aunque dichas viviendas no podían comprarse debido a su alto precio, muchos inversores las adquirían para especular. Llegó un momento en el que los posibles compradores no disponían de suficiente dinero para comprarse una casa, mientras que los vendedores se resistían a bajar los precios a la espera de que la situación mejorara. ¿Conclusión? Un montón de viviendas disponibles y muchísima gente sin poder comprarse una. Al final, ha llegado el momento temido: no se puede seguir construyendo al mismo ritmo y las empresas promotoras ven cómo sus negocios caen en picado. La mejor manera de adaptarse a esta situación es aceptar que el futuro está en las reformas. Los inmuebles ya construidos, y muchas veces deshabitados (lo que hace que se deterioren más rápidamente por falta de mantenimiento) deben ser reformados y reparados periódicamente para evitar su deterioro total. Es la oportunidad esperada por aquellos profesionales que han perdido sus opciones de trabajar en obra nueva. Para acceder a este tipo de trabajos, es importante conseguir contactos y tener buenas referencias. Internet se está convirtiendo rápidamente en el medio más socorrido para contactar con profesionales; por ejemplo, a través de páginas como TuManitas.com. Todo aquél que pretenda encontrar su puesto en el mercado de las reformas debe acudir a la red como la forma más rápida, económica y eficaz para conseguir contratos. También son muy interesantes las comunidades de vecinos; casi periódicamente, cualquier inmueble necesita acometer reformas o someter a las estructuras e instalaciones a trabajos de mantenimiento. Las empresas aseguradoras son también una buena fuente de trabajo, y es conveniente asegurarse de que cuentan con buenas ofertas y servicios rápidos por parte de las empresas de reformas. Por último, no está de más publicitar los servicios de la empresa mediante ofertas especiales que propongan presupuestos ajustados, rapidez y garantías en las obras.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario