Las nuevas casas de adobe: arquitectura para refugiados

Las nuevas casas de adobe: arquitectura para refugiados


El proyecto con el que comenzamos la semana me tiene completamente maravillada. Se trata de una magnífica idea, ecológica, barata y fácil de realizar, fruto de la inquieta mente del arquitecto iraní Nader Khalili, una personalidad premiada por sus diseños y construcciones, pero también por su conciencia social. El material empleado para la construcción de los proyectos de Khalili es tan antiguo como la humanidad: el adobe, aunque en este caso se le ha dado una vuelta de tuerca y ha sido bautizado como “súper adobe” por la mejora de sus cualidades constructivas.

La idea del arquitecto es erigir viviendas para los refugiados de países en guerra que no tienen ningún sitio donde alojarse. La solución tradicional, la tienda de campaña, es inestable y fría; y sorprendentemente, salen más caras que las construcciones proyectadas por Khalili. Estas casas, que podéis ver en las fotos, cuestan solo unos 200 dolares en materiales y mano de obra, y se levantan en muy poco tiempo.

El sistema constructivo no puede ser más sencillo. En principio se establece un círculo de bolsas de plástico rellenas de tierra, y sobre él se van apilando más círculos de bolsas. Para unir las bolsas entre sí se utiliza alambre de espino, y la obra se termina revistiendo la construcción con barro, tanto por dentro como por fuera. El resultado son construcciones sorprendentemente aislantes y firmes, mucho más acogedoras y cómodas que las tiendas. Increíble, ¿verdad?

El arquitecto ha realizado una ciudad prototipo con este tipo de construcciones para mostrar (y comprobar) sus resultados. Está localizada en Hesperia, a unos setenta kilómetros de Los Ángeles (California), y allí se pueden ver diferentes diseños de viviendas de distintos tamaños. Además, los que estéis interesados podéis entrar en la web www.calearth.org; allí encontraréis un vídeo de la construcción de estas casas, y toda la información sobre los proyectos de Khalili.

Fuente: BJC Architect.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario