La rehabilitación y la sostenibilidad, de la mano

La rehabilitación y la sostenibilidad, de la mano

En este post os voy a hablar de un estudio que me ha parecido interesantísimo. Ya sabéis que nosotros apostamos (lo hemos hecho desde el principio) por la rehabilitación de las viviendas existentes frente a la construcción de otras nuevas, por diversas razones: para aprovechar edificios ya levantados, para reactivar un sector que se ha visto golpeado fuertemente por la crisis, y como medida para aumentar la sostenibilidad de las viviendas construidas. Pues bien: un estudio llevado a cabo por el IMAT – Centre Tecnologic de la Construcció – ha demostrado que es posible aumentar el ahorro energético de las viviendas ya construidas en un 47%, y disminuir las emisiones de CO2, simplemente reforzando su aislamiento.

La vivienda sostenible no es sólo aquélla que tiene paneles solares térmicos o fotovoltaicos; es también (y sobre todo) la que está construida de manera inteligente, para que gracias a sus materiales, su orientación y su estructura, proporcione un fuerte ahorro de energía que repercuta en la economía de sus habitantes y en beneficio del medio ambiente. Para llevar a cabo el estudio, el IMAT ha monitorizado antes y después un proyecto llevado a cabo por el Ayuntamiento de Planoles, Adigsa (empresa pública perteneciente al Departament de Medi Ambient i Habitatge de la Generalitat de Catalunya) y la firma Rockwool. En concreto, estas entidades han promovido el proyecto de reforma de la antigua Casa de la Guardia Civil, para convertirla en nueve viviendas con total sostenibilidad y eficiencia energética. Los resultados no pueden ser más interesantes: se ha reducido el consumo energético de las viviendas en un 47%.

“Con este proyecto y la implantación de medidas pasivas de rehabilitación (como el aumento de los niveles de aislamiento en fachada y cubierta) hemos reducido la demanda energética para calefacción en un 47% , que se traducirá en la disminución del gasto eléctrico. En cuanto a las emisiones de CO2, se ahorrarán más de 7 toneladas anuales. Además, cabe destacar la mejora del confort, que ha sido constatada por los usuarios de las viviendas”. Son palabras de Jordi Bolea, de Rockwool.

Visto lo visto, no nos queda más remedio que rendirnos a la evidencia: rehabilitar es bueno para todos, y si se hace de forma inteligente y eficiente, mucho mejor. Actualmente, los gobiernos de las Comunidades Autónomas facilitan subvenciones para la mejora de la sostenibilidad de los edificios, aunque bien es cierto que estas ayudas suelen tardar mucho en concederse, y la verdad es que siempre tardan aún más en recibirse. Esperemos que la concienciación por el ahorro energético y por el bien del medio ambiente termine por entrar en la cabeza de todos, y que en no demasiados años todas las viviendas sean como las de Planoles. ¡Enhorabuena!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En este post os voy a hablar de un estudio que me ha parecido interesantísimo. Ya sabéis que nosotros apostamos (lo hemos hecho desde el principio) por la rehabilitación de las viviendas existentes frente a la construcción

Deja un comentario